Actualidad Deportiva

Las claves del FC Barcelona-Real Madrid.

  26/10/2018

Barcelona y Re al Madrid se citan el domingo en el Camp Nou en un Clásico atípico.Lo primero que lo hace diferente es la falta de grandes estrellas. Hay que echar la vista once años atrás para ver un Barcelona-Real Madrid sin Cristiano Ronaldo y Messi. El primero se marchó el pasado verano a la Juventus en busca de nuevos retos. Messi, por su parte, se lesionó el brazo el pasado fin de semana. Un aspecto que marcará el partido: las segundas estrellas son las que deben decidir. Sin embargo, ninguno de los jugadores de este bloque ha conseguido sobresalir de su papel de secundario esta temporada. Ni en el Barcelona, ni, sobre todo, en el Real Madrid. Bale sigue nublado por las dudas y Asensio, del que se esperaba su explosión definitiva este año, se diluye partido a partido. Valverde y Lopetegui tendrán que trazar un plan distinto para este encuentro. Más en el caso del entrenador del Barcelona, quien duda entre la velocidad sin control de Dembelé o la pieza Rafinha en el medio del campo para consolidar esa posición. Lopetegui, por su parte, no cambiará ningún jugador respecto al once titular, pero sí en la filosofía: ¿Será más agresivo en la presión el Madrid? ¿Apostará por intentar discutir la posesión de balón al Barcelona? Demasiadas dudas para llevar más de cien días en el cargo.

'El primer Clásico sin Messi y Cristiano Ronaldo once años después. Un aspecto que dibuja un partido imprevisible'

Sin estrellas, el partido se convierte en una montaña de dudas. El Barcelona no solo pierde con Messi a su mejor jugador. También pierde el eje de su juego. De este modo, veremos qué ocurre con Jordi Alba y sus internadas por banda izquierda asociándose con Messi, uno de los principales focos de peligro del equipo azulgrana. La pieza nueva en este Clásico es Arthur, un jugador que recuerda al mejor Xavi. Fácil en la distribución del juego, aunque con pérdidas peligrosas en el medio del campo. Ante el Inter dos que estuvieron cerca de acabar en lo peor. El brasileño tendrá que pulir este pequeño gran defecto. Parece poco jugar con Luis Suárez solo en punta. La asociación del uruguayo con la segunda línea será clave para que el Barcelona pueda encontrar acciones ofensivas.

Lopetegui, jugándose el puesto, ¿dudará sobre la filosofía de juego?; Valverde, ¿Rafinha o Dembele?

En el caso del Madrid, preocupan dos cosas: la debilidad defensiva y la falta de acierto de cara a portería. Dos funciones vitales que han metido al Real Madrid en la UVI. Tanto que Lopetegui se juega el puesto en este partido. No es el mejor escenario para hacerlo, pero si Lopetegui sale vencedor logrará reforzar su posición. Si sale cruz ya sabemos lo que pasará. Esa situación hace duda sobre el planteamiento del equipo blanco en el Camp Nou. El Madrid de Lopetegui, al margen de sus errores, ha apostado por querer ser protagonista de juego. Ante el Barcelona, si Valverde sobrecarga el medio del campo, necesitará añadir volumen de fútbol en el medio del campo. Eso podría llevar a cambiar el dibujo del 4-3-3 al 4-4-2. Protegerse con balón para intentar tener acierto arriba.

Redacción: Héctor García