Lanús se atraganta en casa ante Huracán

C.A. LANÚS 1-3 C.A. HURACÁN. Primera División. 2016/17 (Jornada 16)

  27/05/2016

  • Huracán acierta con su planteamiento de presión avanzada en el primer tiempo para y que le da resultado para encarrilar el partido.
  • Ábila siempre atento y efectivo consigue dos goles que sirven para ganar el partido.
  • Él conjunto del globo mostró un mejor posicionamiento en el campo tanto en defensa como en ataque, manteniendo un bloque mucho más compacto y unido que a la postre le sirvió para llevarse los tres puntos en juego.
  • Lanús ofreció una imagen más individual en todos sus aspectos que sumado a los errores defensivos le pusieron el partido muy cuesta arriba y que no fue capaz de revertir.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • El conjunto granate que dirige Almirón quiso y no pudo en el desarrollo de su fase ofensiva, donde el rival supo presionarlo más y mejor y Lanús no acertaba en darle continuidad y sobre profundidad al su juego de ataque, donde aunque los medios Aguirre y Castellani conseguían recibir, nunca era con ventaja y siempre muy presionados, con lo que no conseguían enlazar y terminaban perdiendo el balón.
  • Pero donde también se encontraba con dificultades el conjunto de Almirón era en su fase de iniciación a la hora de salir jugando el balón, donde no era capaz de superar la presión y cometer errores personificados en su portero, como en el segundo gol, donde tras la presión avanzada del rival realiza una mala entrega estando su equipo en amplitud ofensiva y no dando tiempo a la transición y repliegue para dejar al delantero Abila en el mano a mano para terminar encajando el gol.
  • En la primer a parte sólo alguna incorporación de Pasquini terminaría en un centro al área sobre Sand para que este después de controlar de espaldas pudiese conectar con Mouche para quedar en el mano a mano contra el portero pero no acertando con su remate entre los tres palos para poder reducir distancias en el marcador.
  • Con un Lanús que salió tras el descanso dispuesto a hacerse con el mando del balón y del partido, consiguió generar más caudal ofensivo en campo contrario, de donde llegaría una recuperación de balón en la que Benítez conduce para intentar ganar  línea de fondo para sacar un centro raso en forma de pase sobre Sand pero se encuentra con la interceptación de Nervo que termina introduciendo el balón en su  propia portería.

No fueron muchas las aproximaciones de Lanús, pero cuando Pasquini se incorporaba por banda sus centros buscaban a Sand que aguantando bien de espaldas conseguía asistir en esta ocasión a Mouche que erra en el mano a mano para reducir distancias en el marcador.

Se venía a arriba Lanús y en una recuepración en campo contrario de Benítez, este conduce para superar líneas y sacar un pase de la muerte buscando a Sand pero se encuentra con Nervo que en su intento de interceptar el balón termina introduciendo el balón en propia meta.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • Eduardo Domínguez propuso un juego combinativo y elaborado para conseguir una mejor calidad y seguridad para trasladar el balón hasta el campo contrario, donde a pesar de la presión avanzada del rival buscó la paciencia y la movilidad necesaria con posesiones de balón para provocar el fallo en su rival, consiguiendo este por los pasillos laterales.
  • Precisamente por las bandas era por donde Huracán buscaba incorporar a sus laterales San Román y Blabi ante la presión alta de Lanús, buscando en ellos la salida por banda y aprovechar dichos espacios para poder progresar en el juego.
  • Huracán conseguía ganar la partida en el medio campo y deshacerse de la presión existente en la zona ancha gracias a la rápida y precisa circulación de balón entre los tres medios Friztler, Montenegro y Bogado, que le daban esa seguridad en la fase de creación que les permitía conectar con los hombres más avanzados e incorporarse al ataque.
  • De una presión avanzada de su equipo llegaría el segundo gol tras aprovechar un mal pase del portero sobre Abila que recoge el esférico y aprovechando el posicionamiento abierto del rival en su fase de iniciación sólo tiene que conducir para terminar enfrentado al portero y definir de un tiro raso y ajustado al primer palo para subir el segundo gol al marcador.
  • Aprovechaba una y otra vez el desorden defensivo local el equipo de Huracán para generar sus ocasiones de gol a base de contraataques y aprovechando los espacios libres que dejaba su oponente. Abila realiza un perfecto desmarque de ruptura ganándole la partida y la posición a su marcador al que sienta con otro perfecto quiebro realizando un control orientado para quedarse frente al portero al que supera con u tiro raso para sentenciar el partido con el tercer gol.

Se adelantó Huracán con un tremendo disparo de Bogado tras recoger el rechace de una saque de falta ejecutado por él mismo y que remata con un disparo seco y potente colocándolo en la escuadra y haciendo inútil la estirada del portero.

Un error en la entrega de balón del portero cuando su equipo estaba bien abierto propició un contraataque que terminó en el segundo gol de Huracán y que finalizó Abila rematando por el primer palo.

Friztler y realiza un perfecto pase entre líneas para el desmarque de Abila que en el mismo desmarque realiza un control orientado rompiendo a su defensor y quedándose frente al portero al que bate de tiro raso para sentenciar el partido con el tercer y definitivo gol.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • Lanús proponía una presión avanzada buscando llevar la iniciativa en el juego en la salida de balón de su rival, buscando y obligándolo a tener que iniciar el juego con un balón en largo y dividido para la disputa en el medio campo, donde Lanús posicionaba y concentraba jugadores buscando la igualdad numérica para ganar primero la disputa o en su defecto el segundo balón. De igual forma buscaba una presión desde su defensa zonal cuando uno de los medios rivales se aproximaba para recibir de sus centrales, en donde la presión era próxima e intensa con el propósito de no dejar recibir ni cómodo ni que pudiese girar el rival para la distribución del juego.
  • Con el marcador en contra y corriendo los minutos en la segunda parte, Lanús se encontraba realizando repliegues intensivos en su fase de transición a defensa para neutralizar el contraataque del rival.

Lanús proponía un posicionamiento avanzado para presionar la salida de balón y provocar que Huracán saliese jugando con un desplazamiento en largo fomentando así un balón dividido. El medio campo de Lanús buscaba la densidad de jugadores en la zona ancha buscando igualar numéricamente para la disputa.

Lanús se volcaba en ataque propiciando y autogenerando muchos espacios libres que su rival buscaba aprovechar con contraataques, en los que la transición defensiva de los de Almirón era realizada a base de repliegues intensivos buscando achicar espacios y poder neutralizar al rival.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • El equipo del Globo al igual que su rival también propuso desde el principio del partido un posicionamiento avanzado para ejercer una presión en la fase de iniciación y creación de Lanús, para ello buscaba marcajes muy estrechos al igual que vigilancias muy próximas sobre posibles receptores para una pronta recuperación y a ser posible en campo contrario.
  • Pero donde más acertado estuvo el conjunto de Huracán e su faceta defensiva, fue en la defensa colectiva en campo propio, donde a base de ayudas defensivas constantes y coberturas, consiguió una reparto equilibrado de los espacios y así poder neutralizar el ataque rival con constantes interceptaciones y anticipaciones.
  • Ya entrada la segunda parte Huracán buscaba posicionarse desde intermedio y replegado para defender, siempre desde una defensa zonal en la que era una tónica general la coberturas y las ayudas defensivas con  las que provocaban y manifestaban superioridades numéricas en la zona activa de balón  para un mejor presión y recuperación de balón.

El conjunto del globo al igual que su rival también buscaba un posicionamiento defensivo avanzado para presionar la salida en la fase de iniciación de Lanús, con marcajes y vigilancias muy estrechas tanto sobre poseedor como posibles receptores

Huracán  con el marcador a favor y ya entrada la segunda parte buscaba defender desde un posicionamiento intermedio y replegado y todo desde una defensa zonal en la que no faltaban las coberturas y las ayudas defensivas para manifestar superioridad numérica en la zona activa del balón.