Actualidad Deportiva

La Premier League se queda sin entrenadores ingleses.

  23/07/2018

Inglaterra alcanzaba el cuarto puesto en el pasado Mundial con Gareth Soutgate en el banquillo. Al mismo tiempo, el Chelsea cerraba el fichaje de Mauricio Sarri como entrenador. Es la dinámica de la Premier League, internacionalizada también respecto a los entrenadores. 16 de los 20 banquillos están ocupados por técnicos extranjeros. Solo cuatro equipos mantienen a entrenadores de casa: Nel Warnock (Cardiff City), Roy Hogdson (Crystal Palace), Eddie Hoew (Bournemouth) y Sean Dyche (Burnley). Los cuatro llevan más de un año en sus respectivos clubes. Dyche y Hoew hasta cinco temporadas, algo casi imposible de ver hoy en día en las islas.

Mientras, domina España con cinco entrenadores y dos de ellos con doble nacional: Jokanovic (Fulham, serbio) y Mauricio Pochettino (Tottemham, argentino). Le acompañan Javi Gracia en el Watford, Rafa Benítez en el Newscastle, Pep Guardiola en el City y Emery en el Arsenal. Este último se estrena en la Premier League tras dominar la Europa League con el Sevilla y ganar todas las competiciones domésticas con el PSG en la última temporada. Hasta hace no mucho se hacia extraño ver a un entrenador español en Inglaterra. Ese camino lo abrió Rafa Benítez con el Spanish Liverpool. Luego se reparten las nacionalidades, desde Portugal hasta Italia, pasando con Alemania, con dos representantes, Klopp en el Liverpool y David Wagner en el Huddersfield.

Conoce todos los entrenadores de la Premier League aquí

¿Qué ha cambiado?

La llegada de entrenadores de fuera ha traído nuevas ideas. Quedan pocos equipos, por no decir ninguno, que mantengan el clásico estilo de fútbol inglés. Los entrenadores español han llevado a las islas el gusto por un juego más asociativo, mientras que Klopp ha transportado la verticalidad alemana y el vértigo a su Liverpool. Los italianos han añadido más tacticismo a la Premier, mientras que los portugueses han dado consistencia a los equipos. Todo ellos, sin duda, han hecho de la competición inglesa uno de los campeonato más atractivo. No obstante, tapan el camino a los técnicos locales. Un aspecto que la Premier ha empezado a cuidar. El fútbol inglés necesita nuevos entrenadores locales.