Actualidad Deportiva

“Las leyendas” del Balón de Oro

  27/10/2021

El Balón de Oro es un premio otorgado anualmente por la revista francesa especializada France Football,​  se considera el mayor honor individual a nivel futbolístico del mundo.​ Entregado ininterrumpidamente desde 1956.

Instituido en 1956 por el entonces director de la revista y precursor de la Copa de Europa, Gabriel Hanot, inicialmente el galardón estuvo dirigido exclusivamente a jugadores que contaran con alguna nacionalidad europea, siendo el primer ganador el inglés Stanley Matthews.

Un jurado formado exclusivamente por periodistas especializados de las principales publicaciones deportivas mundiales dictaminan los vencedores del premio.

Hasta 1995 se entregaba al mejor jugador inscrito, cada año, en algún campeonato de fútbol profesional europeo y cuya nacionalidad fuese de un país de dicha zona.

Suprimida dicha condición pudo ser condecorado cualquier futbolista del mundo, pero debía seguir militando en un club europeo, siendo esa misma temporada el vencedor el liberiano George Weah.

​Doce años más tarde la inclusión de votaciones por internet de los periodistas acreditados le dio al premio un alcance mundial comparable con el que contaba el premio al Jugador Mundial de la FIFA, lo que motivó en 2010 que el grupo editorial Amaury —propietario de France Football— acordara con la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) la fusión de ambos premios para dar origen al FIFA Balón de Oro, del que France Football fue el principal auspiciador y donante del trofeo. El acuerdo trajo consigo la inclusión de los seleccionadores y capitanes de las federaciones nacionales reconocidas por la FIFA como votantes de un premio que desde 2007 eliminó toda restricción, pudiendo optar a él cualquier futbolista independientemente del país donde jugase. Debido a la repercusión y dicha globalización, la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) instauró en 2011 un nuevo premio otorgado exclusivamente al mejor futbolista en Europa basado en la tradición del Balón de Oro, otorgado por la publicación francesa.

Las discrepancias entre la publicación francesa y el máximo organismo futbolístico dieron con la ruptura del acuerdo en 2016, pasando a ser de nuevo y únicamente los corresponsales deportivos los que votasen para dirimir al mejor futbolista mundial a través de la revista France Football.

​La FIFA pasó desde entonces a otorgar otro galardón conocido como The Best.

El jurado que elegía al ganador estaba compuesto por 16 periodistas especializados, cada uno representando a una asociación de la UEFA para garantizar una opinión más plural y no tan sesgada como la que aportarían los de un único país, que escogían sus cinco futbolistas preferidos.​ El primer futbolista escogido por cada periodista recibía cinco puntos, mientras que el segundo cuatro, y así sucesivamente. Solo se concedía un trofeo al primer clasificado en el cómputo global, aunque ya desde sus orígenes se designaba extraoficialmente a los siguientes clasificados como los «balones de plata y bronce».

 

Bajo estas premisas fue el inglés Stanley Matthews quien el 18 de diciembre de 1956 en la publicación número 561 de la revista fue designado con 47 puntos como el primer vencedor por delante del hispano argentino Alfredo DiStéfano y del francés Raymond Kopa siendo los tres más votados de los veinticuatro que recibieron algún voto.

“Imperturbable, impasible, con el rostro inmóvil, salvo cuando está marcado por el esfuerzo, Stanley Matthews no ríe, pero hace reír al estadio entero. Es, a su forma, un «clown» genial, el Charlie Chaplin del fútbol. Ningún jugador es más disciplinado: cuando es golpeado por un oponente, se levanta, sea sancionado o no, sin protestar, sin gesticular, sin signos de irritación ni descontento”

Gabriel Hanot, editor de L'Équipe. Diciembre de 1956.

 

Alfredo Di Stéfano, primer jugador en lograr el premio dos veces y único galardonado del Súper Balón de Oro.

Originalmente los periodistas solo podían votar a favor de futbolistas europeos y se decidió que un futbolista no podía ser designado vencedor nuevamente una vez lo hubiese logrado con anterioridad, circunstancia que se modificó en 1959 con la cuarta edición del galardón debido a la superioridad que mostraba Di Stéfano, vencedor en 1957, y que en 1958 no pudo pues ser tomado en cuenta por los votantes. No en vano, era la gran figura no sólo del mejor equipo del momento, sino a nivel mundial tras sus éxitos y registros a nivel individual y colectivo. En él jugaba también el hispano húngaro Ferenc Puskás, quien fue cuarto del Balón de Oro en 1956.

Fue así como el jugador con 80 puntos se convirtió en el primero en la historia del premio en conquistarlo dos veces. ​ Curiosamente, fue de nuevo su compañero Kopa quien finalizó por detrás de él y quien había vencido en 1958 siendo el primer francés en lograrlo. Era el reconocimiento a un futbolista que conquistó consecutivamente tres Copas de Europa, siendo el gran artífice habiendo anotado 22 goles para su club en el torneo, tres de ellos repartidos en las tres finales ganadas. Dichos logros, a los que sumó varios más, le valieron para ser considerado tiempo después como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. ​ Así lo reconoció también France Football cuando en 1989 le declaró vencedor del Súper Balón de Oro en reconocimiento a su trayectoria.

 

 

“Las hazañas de Di Stéfano engendraron fe en el Real Madrid alrededor del mundo, una fe que perdura en lugares donde la liturgia no es precisamente española ni argentina. No hubo ningún futbolista como Alfredo Di Stéfano. Como mi padre solía decir de sus héroes particulares: «cuando lo hicieron, destruyeron el molde»”

Myles Palmer. Reportero inglés

 

Luis Suárez se alzó con el galardón en 1960. Por detrás aparecía Lev Yashin, el soviético, guardameta, fue el primero de su demarcación en aparecer en las votaciones y que se convirtió en 1963 en el primer y único portero de la historia del galardón en proclamarse vencedor.

El escocés Denis Law fue nombrado como mejor futbolista en 1964 por delante de Luis Suárez y Amancio Amaro, en la que fue la primera y única vez que dos españoles conseguían situarse en el podio, y con la excepción del año siguiente con el tercer puesto del mismo Suárez, ningún otro español consiguió situarse entre los tres primeros hasta que lo hiciera Emilio Butragueño en 1986 y 1987.

Ese 1965 fue el año en el que el portugués Eusébio da Silva logró un galardón que pese a no volver a vencer estuvo entre los nominados durante doce ediciones, sumando sí dos Balones de Plata, se situaba parejo a los cuatro podios de Suárez y Kopa y los tres de Di. Ellos fueron cuatro de las grandes referencias del fútbol europeo durante la época.

 

La Trinidad del United  un Balón de Oro cada uno.

A ellos, pronto se unió el inglés Bobby Charlton, quien venció en 1966 y finalizó segundo en las dos siguientes entregas. No fue sin embargo fugaz la irrupción del jugador británico, quien conformaba la denominada «Santísima Trinidad» o «Trinidad del United» (en inglés, «Holy Trinity» or «United Trinity») del Manchester United Football Club. ​ Denis Law, Charlton y George Best fueron todos vencedores del premio tras el conquistado por el norirlandés en 1968. La FIFA reconoció tiempo después a Charlton como el mejor jugador inglés de todos los tiempos y uno de los mejores europeos del siglo XX.

Únicamente el húngaro Flórián Albert —compañero de selección de Puskás junto al que formó parte del legendario «Equipo de oro» o «Magiares mágicos»— consiguió hacer sombra al elenco tras proclamarse Balón de Oro en 1967.

 

Década de los 70: Franz Beckenbauer, “The Káiser”.  Johan Cruyff, máximo exponente del «fútbol total».

Se llegó así a la década de los años 1970. Fue la de la consagración del fútbol alemán, que empezó a despuntar años atrás y que tuvo su máximo esplendor en esta década. ​ Destacan especialmente dos nombres, el de Gerd Müller y el de Franz Beckenbauer.

Gerd Müller  consiguió el trofeo en 1970.

Franz Beckenbauer un polivalente jugador de corte defensivo  considerado como uno de los referentes en la demarcación de líbero, hasta el momento casi desconocida y muy poco extendida debido a las peculiaridades tácticas que exige, ​ lo consiguió en las ediciones en 1972 y 1976. Si su dominio no fue mayor se debió en parte al cúmulo de referentes en una época que se considera como una de las que más evolución y progreso trajo al fútbol. En ocasiones se refiere a este período como el que trajo la modernización al fútbol, ​ y no fueron los alemanes, sino los neerlandeses los que tuvieron mayor repercusión en ese sentido.

En esta década fueron los principales rivales de los teutones, no solo a nivel particular, sino a nivel de clubes y de selecciones. Sin duda el máximo exponente fue la selección neerlandesa de Rinus Michels que fue apodada como la «Naranja Mecánica». A nivel de clubes fue el  Ajax el referente, liderado por Johan Cruyff.

Beckenbauer y Cruyff copaban todo reconocimiento y títulos de la época.

En el caso del alemán, fue nominado al Balón de Oro en doce ocasiones, estableciendo un récord en la historia del galardón, hasta 1977, mientras que el neerlandés sumó un Balón de Bronce y tres Balones de Oro que le convirtieron en la fecha en el futbolista no solo más laureado sino en el primero en lograrlo en tres ocasiones. Él también estuvo nominado en doce ocasiones.

 

Ambos futbolistas fueron considerados junto a Di Stéfano y Pelé, como los cuatro grandes que dio hasta entonces el fútbol a nivel individual.

 

Que la finalidad del juego sea anotar goles, faceta en la que destacan los jugadores de campo y en especial los atacantes, hizo que el galardón estuviese destinado a las demarcaciones de centrocampistas y delanteros en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, un portero fue capaz de lograr el premio, el soviético Lev Yashin además de tres defensores, los germanos Franz Beckenbauer y Matthias Sammer, además del italiano Fabio Cannavaro. Solo otros cuatro guardametas consiguieron aparecer en la terna final del premio.

La categoría femenina no fue instaurada hasta el año 2010, fecha en la que el Balón de Oro se fusionó con el Jugador Mundial de la FIFA para conformar el FIFA Balón de Oro. Bajo la denominación de Jugador Mundial de la FIFA sí había una categoría femenina que designaba a la mejor jugadora desde el año 2001. Estas designaciones sin embargo no se computaron en el historial del Balón de Oro, que tras desligarse de la FIFA y volver a ser exclusividad de la revista France Football no lo instauró hasta el año 2018.  ​

Marta Vieira da Silva, fue la primera mujer en ser galardonada.

Ganadores múltiples

El argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, ganadores de seis y cinco premios.

El argentino Lionel Messi es el único futbolista de la historia en conquistar el premio en seis ocasiones, tras desempatar el anterior récord de cinco que compartía con el portugués Cristiano Ronaldo.

Tres futbolistas han logrado vencer el premio en tres ocasiones cada uno, el francés Michel Platini, y los neerlandeses Johan Cruyff y Marco van Basten.

Balones de Oro especiales

La revista France Football ha entregado dos Balones de Oro especiales a lo largo de su historia, coincidiendo con dos fechas especiales. Del mismo modo la FIFA bajo la fusión del premio entregó también un Balón de Oro especial.

  • Súper Balón de Oro

El primer Balón de Oro especial se lo concedieron al jugador Alfredo Di Stéfano, en diciembre de 1989, bajo la denominación de Súper Balón de Oro. Este fue elegido por votación y su candidatura se impuso a la de Johan Cruyff y Michel Platini.

  • Balón de Oro Honorífico

El segundo Balón de Oro especial fue concedido a Diego Armando Maradona, en 1995, bajo la denominación de Balón de Oro Honorífico. Maradona no había recibido ningún Balón de Oro hasta esa fecha, ya que solo podían optar al trofeo jugadores con la nacionalidad europea y él no la tenía. Este galardón especial coincidió con el primer año en el que la revista francesa entregaba el Balón de Oro a un jugador con una nacionalidad no europea, George Weah.

  • FIFA Balón de Oro Honorífico

En la gala celebrada el 13 de enero de 2014, se otorgó un tercer Balón de Oro especial, un FIFA Balón de Oro Honorífico al ex futbolista brasileño Pelé, por sus notables aportes al fútbol. Es el tercer balón de oro honorífico que se ha entregado, en toda la historia del Balón de Oro. El ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, destacó los aportes del brasileño y su enorme influencia. Mientras que otro directivo del diario francés L'Équipe le resaltó como un verdadero símbolo del fútbol mundial:

«Cuando pensamos en fútbol, un nombre se sitúa por encima de todos los demás. Ningún jugador ha tenido tanta influencia sobre este deporte ni sobre tantas personas como él. Su inspiración y su habilidad serán eternas».

Joseph Blatter, Presidente de la FIFA.


«Ha sido un verdadero embajador del fútbol y una referencia para otros jugadores. Y pocos han llegado cerca de lo que él consiguió».

François Morinière, Director de L'Équipe.