Actualidad Deportiva

Old Trafford decidirá la eliminatoria gracias a De Gea

  23/02/2018

ANÁLISIS TÁCTICO

El emplazamiento inicial de los jugadores de Vincenzo Montella fue 1-4-4-1-1, sin variar en fase ofensiva. En entrenador italiano dio gran protagonismo a los jugadores exteriores, Navas-Sarabia por derecha y Escudero-Correa por izquierda, dando libertar por el eje central a Vázquez en la media punta y a Muriel en punta. La intención de la primera línea de presión local formada por Muriel y Vázquez era la de forzar a la primera línea de construcción del Manchester United a saltarse su línea de creación, para ello fueron ayudados por sus compañeros de la línea posterior. Los medios junto a los extremos fijaban a Matic, Herrera (Pogba) o McTominay cuando realizaban desmarques de apoyo, a sabiendas de que serian los posibles receptores potenciales para llevar el balón en buenas condiciones a campo contrario. De esta manera dificultaban su avance por el carril interior, orientándoles hacia los carriles exteriores. En zona de creación, N´Zonzi  equilibraba a su equipo desde posiciones interiores, evitando de esta manera que su profundidad defensiva en bloque medio se viera afectada. Su actitud defensiva predominante fue acoso sobre el poseedor del balón y posibles receptores cercanos de espalda a la portería rival. En todo momento evidenciaron una clara intención de interceptar en esta zona del juego, agrupando a sus jugadores sobre la zona activa de juego y evitando situaciones de igualdad e inferioridad numérica. En zona de finalización del rival cabe destacar la gran actuación de Lenglet, el cual, salió victorioso en sus duelos con Lukaku. El central francés, evitaba mediante anticipaciones defensivas las acciones de espalda del delantero belga, además de solventar con eficacia el juego directo empleado por el rival. Su última línea defensiva no fue desequilibrada, generando superioridades sobre la zona activa de juego y la posible zona de remate. No concedió espacios relevantes a su espalda, evitando de esta manera  situaciones comprometidas en el área de Rico.

En transición defensiva fue un equipo que se  reorganizó de manera correcta, realizando una primer acoso sobre el poseedor del balón tras la pérdida del mismo en campo rival. Su dispositivo defensivo se fraccionaba (1º línea acoso, 2º línea temporiza y última línea replegaba) evitando de esta manera que el Mánchester United atacara de manera directa los espacios significativos en campo propio. Si su primera línea de acoso no era capaz de recuperar el balón, la posterior realizaba una falta táctica, para evitar que el rival llegara a campo rival con garantías.

En el inicio de juego, Rico alternó el juego directo buscando las prolongaciones de  N´Zonzi, con el combinativo con sus centrales cuando el equipo rival concedía espacios para asociarse en corto. El principal objetivo era hacer llegar el balón con las garantías suficientes a Banega o N´Zonzi, para que fueran ellos los encargados de hacer progresar su juego de ataque mediante combinaciones seguras. En zona de creación, fue un equipo que alternó la verticalidad con la horizontalidad en sus acciones de ataque, asegurando siempre la posesión de balón sobre el eje central. A partir de ahí, los ataques eran realizados por los carriles exteriores, dando un alto grado de protagonismo a las duplas exteriores. Su intención era desequilibrar a las líneas defensivas rivales mediante la profundidad ofensiva de los jugadores exteriores. En zona de finalización aumentaba la velocidad de sus acciones, desordenado a los defensas visitantes mediante amplitud y profundidad los espacios para un posterior centro sobre Muriel en zona de remate. En todo momento su objetivo era finalizar con la mayor rapidez posible tras llegada exterior, aprovechando los espacios significativos que generaba la ultima línea defensiva rival entre laterales y centrales. Fruto de ello llegaron las ocasiones más claras del encuentro.

En transición ofensiva, los jugadores que conseguían recuperar el balón valoraban asegurar el pase con cercanos o conectar con Muriel en apoyo para que fuese el encargado de dirigir la primera oleada local. En esta última opción, buscaban aprovechar los desequilibrios defensivos que generaba el Manchester United tras superar su primer acoso. 

El emplazamiento inicial de los jugadores de José Mourinho fue un 1-4-2-3-1, pasando a 1-4-1-4-1 en fase defensiva. El entrenador portugués, sorprendió con la entrada de McTominay en el once inicial como interior y la pareja de centrales Lindelöw y Smalling. Tras la lesión de Herrera, las conductas defensivas y las posiciones de los medios evidenciaron cambios significativos en sus conductas. En el inicio de juego, Lukaku y Mata que saltaba de línea, no lograron dificultar a la primera línea de construcción del equipo local, aspecto que les hizo priorizar la temporización hasta las cercanías del campo propio. En esta zona del campo, Mata retrocedía a su posición inicial si su compañero de presión era superado dejándole descolgado. En zona de creación rival, trataban de impedir y dificultar a los dos medios centros del Sevilla F.C sus participaciones en campo propio, fijándoles (McTominay-Banega, Herrera-N´Zonzi). Tras la lesión del español, Mourinho dio entrada a Pogba, ubicándole en  el flanco izquierdo y sobre Banega, reubicando a McTominay en el el flanco derecho sobre N´Zonzi. La pasividad defensiva que Pogba mostraba, facilitaba a Banega las relaciones verticales sobre el campo rival, consiguiendo desajustar a sus compañeros de líneas posteriores. Su dispositivo defensivo se sentía cómodo sobre campo propio y centralizando las acciones de ataque locales. McTominay fue el jugador más destacado sobre esta zona, acosando al poseedor del balón y disuadiendo a los atacantes rivales mediante sus ayudas a los compañeros de la misma línea. En zona de finalización, su última línea defensiva fue penetrada por los atacantes  visitantes al conceder demasiados espacios entre sus integrantes. Su laterales se veían desbordados por los jugadores exteriores locales, debido a la falta de ayudas defensivas por parte de los extremos. Sus centrales Smalling y Lindelöw perdían la referencia de Muriel constantemente debido a la movilidad a la espalda de los mismos del delantero local. De Gea fue el principal protagonista en esta zona del campo, salvando a su equipo con actuaciones de gran mérito dentro del área de meta. 

En transición defensiva, su reorganización fue ejecutada de manera desacertada tras la pérdida del balón. Si su primer acoso tras pérdida del balón, era superado por los atacantes locales, se replegaban sobre el campo propio, intentado no desajustarse en ese proceso. La ubicación adelantada de Young era solventada con desdoblamientos compuestos de Matic, lo que les hizo no ser un equipo vulnerable en esta fase del juego.

En fase ofensiva, el juego empleado por los jugadores de Mourinho fue combinado, alternando el juego directo sobre Pogba con relaciones entre cercanos en campo propio si el Sevilla no avanzaba líneas. De Gea y su línea defensiva solventaron las situaciones comprometidas para encontrar a los Matic y McTominay libres, consiguiendo hacer llegar el balón a los jugadores encargados de dar continuidad a su ataque. El medio inglés solucionaba las situaciones de acoso que sufría, mediante  pases verticales rápidos sobre Lukaku, el cual, iba en apoyo hacia el espacio libre generado a espalda de la línea medular de presión local. El belga, desahogaba a sus compañeros asociándose posteriormente con Mata. En zona de creación, el español fue el jugador más destacado debido a su movilidad ofensiva y su acercamiento  sobre el poseedor del balón ofreciéndole líneas de pases seguras. Pogba , que entró en el minuto 16 por Herrera (lesión),no encontró los espacios adecuados donde participar y penetrar líneas defensivas rivales. En zona de finalización, Lukaku estuvo demasiado aislado como para generar situaciones con incertidumbre sobre la última línea defensiva local. Los ataques visitantes consiguieron ganar profundidad ofensiva por el carril de Young, pero sin lograr desequilibrar a los centrales locales en sus centros hacia Lukaku.

Por último decir que en la transición ofensiva tras la recuperación del balón, su primera opción era buscar de manera rápida a los jugadores más desequilibrantes en esta fase del juego (Sánchez, Lukaku y Mata ), para que aprovecharan los posibles desequilibrios en la estructura defensiva del equipo rival. El objetivo era llevar el balón con rapidez a campo rival y valorar allí las opciones del contraataque.

LAS CLAVES

  • De Gea como jugador relevante en fase defensiva y zona de finalización rival. El portero español, dejó vivo a su equipo al impedir mediante sus acciones defensivas individuales que el Sevilla F.C consiguiera algún gol.
  • Mourinho tras la lesión de Herrera, tuvo que modificar su plan defensivo dando entrada a Pogba. El cual, no logró impedir ni dificultar a Banega sus aportaciones ofensivas desde la zona de creación, generando así desequilibrios defensivos posteriores a sus compañeros de líneas anteriores. 
  • El Manchester United en fase defensiva y zona de finalización rival, generó espacios significativos de remate que fueron aprovechados por los atacantes locales. Muriel fue el jugador que más incidió sobre los intervalos de la última línea rival.
  • El Manchester United fue un equipo con un pobre bagaje ofensivo. Los de Mourinho no lograron generar situaciones de incertidumbre en zona de finalización. Esto fue debido al aislamiento de Lukaku en zonas de remate.
  • En fase de ataque y zona de finalización, las duplas Navas-Sarabia y Escudero-Correa, consiguieron generar situaciones claras de remate tanto de manera directa como indirecta. Por el flanco derecho a través de centros a Muriel y sobre el costado izquierdo a través de disuasiones ofensivas para finalizar. 

El emplazamiento inicial de los jugadores de Vincenzo Montella fue en 1-4-4-1-1, sin variar en fase ofensiva. El entrenador Italiano potenció su juego exterior ofensivo, para ello, dio protagonismo a las duplas Navas- Sarabia y Escudero-Correa. Por consiguiente en fase defensiva, realizaba acoso férreo sobre los jugadores potenciales rivales que se ubicaban con balón sobre dichos carriles, como podemos observar.

El Sevilla F.C en fase de ataque y zona de creación, logó penetrar al dispositivo defensivo del Manchester United en el carril central. Banega y N´Zonzi se asociaban sobre la espalda de Pogba, a sabiendas de las facilidades defensivas que ofrece el francés. Posteriormente Matic, era desajustado al ser atraído por el poseedor, liberando de esta manera el espacio por donde se filtraba el pase hacia la zona de finalización.

El Sevilla F.C en fase de ataque, desajustó a la última línea defensiva rival por medio de Correa. El argentino, que partía desde posiciones amplias (al separarse de Valencia), era encontrado por Banega (sin acoso de Pogba) buscando situaciones de igualdad  sobre el área de meta. Posteriormente, finalizaba con rapidez la jugada.

En fase defensiva y zona de finalización rival, el Sevilla F.C. fue un equipo con unas estructuras defensivas sólidas. Los locales, construían superioridades numéricas sobre la zona activa y la posible zona de remate, dificultando así al poseedor del balón la posterior conexión. Ésta, era difuminada a través de velocidad defensiva del jugador más cercano al posible receptor, al ser orientado hacia él con anterioridad. 

El Sevilla F.C en fase de ataque y zona de finalización, logró penetrar a la última línea defensiva rival mediante centros laterales. Montela aprovechó la profundidad de las dupla Navas-Sarabia, para hacer llegar el balón a zonas de remate a un incisivo Muriel. El colombiano que atacaba los intervalos entre Valencia y Smalling  para rematar, no consiguió batir a un espectacular y seguro De Gea. 

El emplazamiento defensivo de José Mourinho fue 1-4-1-4-1, pasando a 1-4-2-3-1 en fase ofensiva. La ubicación en bloque medio le facilitó dificultar la construcción de juego rival. Esto era debido la  igualdad numérica en esta zona del campo junto a su actitud acosadora sobre el posible receptor de balón. Tras la lesión de Herrera y entrada de Pogba, su actitud y posicionamiento fue más conservador. 

En fase ofensiva y zona de creación, el Manchester United consiguió salir de la presión ejercida por los jugadores del Sevilla F.C. en campo rival. McTominay en zona de inicio de juego y a través de pases verticales hacia el desmarque de apoyo que realizaba Lukaku, sobrepasaba líneas de acoso rival. Posteriormente, el Belga se asociaba con Mata que seguir buscando acciones verticales obre el campo rival. 

Juan Mata fue el jugador más destacado del Manchester United en fase de ataque. La movilidad ofensiva que realizaba el español en zona de creación y finalización, facilitaba a sus compañeros una mejor toma de decisión para conseguir penetrar las líneas defensivas rivales.  

Mourinho tuvo que modificar su plan defensivo tras la lesión de Herrera. El entrenador portugués, quiso dificultar e impedir a los medios locales las conexiones. Para ello, McTominay marcaba a Banega y Herrera fijaba a N´Zonzi. Tras la sesión del español, McTominay cambio de flanco y de marca, y Pogba (que no fijó a Banega) se ubicó en el costado izquierdo.

En fase defensiva y campo propio, el Manchester United consiguió agruparse sobre el eje central en campo propio durante gran parte del encuentro. Mourinho priorizaba la profundidad defensiva en campo propio, dificultando de esta manera las penetraciones interiores al poseedor del balón.

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO