Actualidad Deportiva

Kane y Son lideran la remontada del Tottenham que les permite asegurar la primera posición

  09/11/2017

 

ANÁLISIS TÁCTICO

El emplazamiento inicial de los jugadores de Peter Bosz fue 1-4-3-3, pasando en fase defensiva a 1-4-1-4-1. Los dos centrales de inicio fueron en la derecha Bartra e izquierda Zagadou, mientras Toljan actuó como lateral derecho y Schmelzer como lateral izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cuatro integrantes. En campo propio, sus jugadores de banda Yarmolenko y Guerreiro utilizaban de referencia a sus interiores Götze y Kagawa a la hora de defender. En el inicio de juego del Tottenham la primera línea de presión (Aubameyang, Yarmolenko y Guerreiro) del Borussia Dortmund orientaban la construcción de las acciones de ataque del equipo rival en el inicio de las mismas, dirigiendo su actividad, mediante conductas disuasorias aunque permitían pases por espacios periféricos (exteriores). En zona de creación del Tottenham trataban de evitar relaciones por el interior del dispositivo defensivo, por eso acumulaban jugadores por el pasillo central. Si se producían relaciones por dentro, trataban de evitar que el nuevo receptor se girara. En zona de finalización su línea defensiva trataban de impedir la creación de situaciones de superioridad numérica y posicional en espacios cercanos a su área. En la primera parte controlaron bien a los peligrosos atacantes “Spurs”, aunque errores tanto individuales como de orientaciones y/o marcajes les condenó.

En transición defensiva evidenciaron una mala reorganización defensiva para la activación en el repliegue, produciéndose desequilibrios entre líneas. Estos problemas se dieron por pérdidas de balón en zonas cercanas a su portería, un claro ejemplo el gol de Kane que supuso el 1 a 1 en el minuto 47:59. Unido a la peligrosa primera oleada del Tottenham. Con marcador en contra quedaron aún más expuestos, como en la ocasión de Llorente en el minuto 88:05.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera línea de construcción quería iniciar mediante juego combinativo. Su primera opción era iniciar desde atrás con la colaboración de su portero Burki y sus centrales Bartra y Zagadou. Querían superar primeras líneas de presión lo más rápidamente posible, para posibilitar posibilidades de conexión con jugadores cercanos al pasillo central para facilitar espacios de intervención significativos a los jugadores en anchura. De manera que pudieran permitir posibilidades de incorporación a los laterales. En zona de creación trataban de beneficiar conductas de compañeros, para ello ocupaban lo más rápido posible espacios ventajosos para desequilibrar cercanos al área contraria. De esta manera sus centrocampistas (Weigl, Götze y Kagawa) tomaban conciencia de buscar facilitar las penetraciones entre intervalos de la última línea defensiva. Para ello en muchas situaciones buscaban relaciones directas con alejados. En zona de finalización llevaron mucho peligro buscando permanentemente a los jugadores que manifestaban conductas relacionadas con la finalización de las acciones de ataque. Mostrando sentimiento de verticalidad, de peligrosidad respecto a la portería contraria, así como capacidad para reconocer espacios libres inmediatos y mediatos. Un claro ejemplo el gol de Aubameyang en el minuto 30:33. Aubameyang fue un jugador muy peligroso, con sus continuos desmarques de penetración entre intervalos de la última línea defensiva rival o las llegadas de Kagawa a zona de remate. Por último decir que Yarmolenko fue el jugador más peligroso del Borussia Dortmund. El extremo ucraniano generó mucho peligro cuando realizaba su característico fuera - dentro para a partir de su recepción concertar con Aubameyang. Este aspecto permitió habilitar a Aubameyang frente a Lloris en dos ocasiones con dos fantásticas asistencias.

En transición ofensiva intentaron aprovechar el desequilibrio defensivo momentáneo explotando los espacios entre unidades y/o detrás de la última línea defensiva, valorando las posibilidades de penetración.

El emplazamiento inicial de los jugadores de Mauricio Pochettino fue 1-3-5-2, pasando en fase defensiva a 1-5-3-2. Los tres centrales de inicio fueron en la derecha Dier, Davinson Sánchez e izquierda Vertonghen, mientras Aurier actuó como carrilero derecho y Rose como carrilero izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cinco integrantes. En el inicio de juego del Borussia Dortmund la primera línea de presión (Kane y Son) del Tottenham orientaba mediante disuasión de líneas de pase sobre jugadores cercanos al pasillo central, con la clara intención de evitar relaciones de la primera línea de construcción alemana con su mediocentro Weigl. En zona de creación rival sus jugadores mostraron predisposición a interceptar, ya que querían evitar que se produjeran relaciones por el interior de su dispositivo defensivo. Sus jugadores querían asegurar la creación de superioridad numérica alrededor del poseedor del balón. En zona de finalización los atacantes del Dortmund les generaban desajustes defensivos entre intervalos a su última línea defensiva. A la última línea defensiva inglesa le costaba defender los demarques que les realizan a su espalda, sobre todo con el siempre peligroso Aubameyang. En la segunda parte corrigieron los desajustes defensivos, unido a un mayor control del partido que les permitía jugar más en campo contrario.

En transición defensiva en líneas generales evidenciaron una buena reorganización defensiva para la activación en el repliegue, no produciéndose apenas desequilibrios entre líneas. Unido a una buena presión tras pérdida, que minimizó las posibilidades de contrataque sobre todo de la tan peligrosa primera oleada del Dortmund.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera opción era iniciar mediante ataque combinativo desde atrás con la colaboración de su portero Lloris y sus centrales Dier, Davinson Sánchez y Vertonghen. Su primera línea de construcción ante la presión alta por parte de los jugadores alemanes obligaba tanto a su portero Lloris como a su primera línea de construcción a jugar directo, teniendo como posible solución a Kane o con los carrileros (Aurier como carrilero derecho y Rose como carrilero izquierdo). En zona de creación trataban de favorecer superioridades numéricas y posicionales en campo contrario. En estos procesos de creación sus jugadores no estuvieron acertados, debido a que sus tres centrocampistas (Winks, Eriksen y Alli) no se separaban para desproporcionar distancias entre los rivales e iniciar procesos de ataque para generar desajustes en la organización defensiva rival. En la segunda parte liderados por Winks fueron poco a poco encontrado líneas de pases, siendo clave llevando los ataques a espacios periféricos (exteriores) gracias a las incorporaciones de sus activos carrileros (Aurier y Rose). En esas relaciones interiores que se producían dentro del dispositivo defensivo rival, hay que tener en cuenta que muchas veces las buscaban para atraer por dentro rivales para luego jugar por fuera. De esta manera activaban a sus carrileros que utilizaban toda la amplitud del campo permitiendo sus continuas llegadas en dichas zonas, para buscar resolver situaciones que acabasen en centro al área o relaciones con sus atacantes. En zona de finalización buscaban permanentemente los posibles pasillos interiores en la última línea defensiva rival, pero en la primera parte les costó encontrar esos pasillos. Kane con el paso de los minutos llevó peligro estando bien acompañado por jugadores como Alli o el otro goleador Son. El jugador surcoreano conseguía el 1 a 2 definitivo en el minuto 75:06 tras una buena jugada individual de Alli.

En transición ofensiva fueron peligrosos a partir de ponerse 1 a 2, dada las características de sus jugadores de ataque que buscaban de manera rápida y segura a aquellos compañeros más capacitados o mejor emplazados para asegurar o dirigir el contraataque (Alli, Kane, Son o Llorente). Un claro ejemplo el gol de Kane que supuso el 1 a 1 en el minuto 47:59, tras pérdida de balón del lateral derecho del Dortmund Toljan. O en los minutos finales con la clara ocasión de Llorente en el minuto 88:05.

LAS CLAVES

  • Yarmolenko fue el jugador más peligroso del Borussia Dortmund. El extremo ucraniano generó mucho peligro cuando realizaba su característico fuera - dentro para a partir de su recepción concertar con Aubameyang. Este aspecto permitió habilitar a Aubameyang frente a Lloris en dos ocasiones con dos fantásticas asistencias. Un claro ejemplo el gol de Aubameyang en el minuto 30:33.
  • Los centrocampistas del Dortmund (Weigl, Götze y Kagawa) en zona de creación del Tottenham trataban de evitar relaciones por el interior del dispositivo defensivo, por eso acumulaban jugadores por el pasillo central. Si se producían relaciones por dentro, trataban de evitar que el nuevo receptor se girara. En su plan de partido era fundamental tapar las posibles relaciones de pase entre Winks, Alli y Eriksen, durante mucho minutos del partido lo consiguieron.
  • El Borussia Dortmund en transición defensiva evidenciaron una mala reorganización defensiva para la activación en el repliegue, produciéndose desequilibrios entre líneas. Estos problemas se dieron por pérdidas de balón en zonas cercanas a su portería, un claro ejemplo el gol de Kane que supuso el 1 a 1. Unido a la peligrosa primera oleada del Tottenham. Con marcador en contra quedaron aún más expuestos, como en la ocasión de Llorente en el minuto 88:05.
  • Destacar como el Tottenham en zona de creación buscaban determinadas relaciones interiores dentro del dispositivo defensivo rival, para atraer por dentro rivales para luego jugar por fuera. De esta manera activaban a sus carrileros (Aurier como carrilero derecho y Rose carrilero izquierdo) que utilizaban toda la amplitud del campo permitiendo sus continuas llegadas en dichas zonas, para buscar resolver situaciones que acabasen en centro al área o relaciones con sus atacantes.
  • El Tottenham en transición ofensiva fue un equipo peligroso, dada las características de sus jugadores de ataque que buscaban de manera rápida y segura a aquellos compañeros más capacitados o mejor emplazados para asegurar o dirigir el contraataque (Alli, Kane, Son o Llorente). Un claro ejemplo el gol de Kane que supuso el 1 a 1 en el minuto 47:59, tras pérdida de balón del lateral derecho del Dortmund Toljan.

El emplazamiento inicial de los jugadores de Peter Bosz fue 1-4-3-3, pasando en fase defensiva a 1-4-1-4-1. En esta imagen podemos apreciar como se posicionan en campo propio, con Aubameyang como delantero, sus jugadores de banda Yarmolenko - Guerreiro utilizaban de referencia a sus interiores Götze - Kagawa a la hora de defender y como mediocentro Weigl.

Los centrocampistas del Dortmund (Weigl, Götze y Kagawa) en zona de creación del Tottenham trataban de evitar relaciones por el interior del dispositivo defensivo, por eso acumulaban jugadores por el pasillo central. Si se producían relaciones por dentro, trataban de evitar que el nuevo receptor se girara. En su plan de partido era fundamental tapar las posibles relaciones de pase entre Winks, Alli y Eriksen, durante mucho minutos del partido lo consiguieron.

En transición defensiva evidenciaron una mala reorganización defensiva para la activación en el repliegue, produciéndose desequilibrios entre líneas. Unido a la peligrosa primera oleada del Tottenham. Con marcador en contra quedaron aún más expuestos, como en la ocasión de Llorente.

En zona de creación trataban de beneficiar conductas de compañeros, para ello ocupaban lo más rápido posible espacios ventajosos para desequilibrar cercanos al área contraria. De esta manera sus centrocampistas tomaban conciencia de buscar facilitar las penetraciones entre intervalos de la última línea defensiva. Para ello en muchas situaciones buscaban relaciones directas con alejados, en esta imagen Yarmolenko realiza su característico fuera - dentro para a partir de su recepción concertar con Aubameyang.

En zona de finalización llevaron mucho peligro buscando permanentemente a los jugadores que manifestaban conductas relacionadas con la finalización de las acciones de ataque. Mostrando sentimiento de verticalidad, de peligrosidad respecto a la portería contraria, así como capacidad para reconocer espacios libres inmediatos y mediatos. Un claro ejemplo el gol de Aubameyang, tras una fantástica asistencia de Yarmolenko.

El emplazamiento inicial de los jugadores de Mauricio Pochettino fue 1-3-5-2, pasando en fase defensiva a 1-5-3-2. Los tres centrales de inicio fueron en la derecha Dier, Davinson Sánchez e izquierda Vertonghen, mientras Aurier actuó como carrilero derecho y Rose como carrilero izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cinco integrantes.

En el inicio de juego del Borussia Dortmund la primera línea de presión (Kane y Son) del Tottenham orientaba mediante disuasión de líneas de pase sobre jugadores cercanos al pasillo central, con la clara intención de evitar relaciones de la primera línea de construcción alemana con su mediocentro Weigl.

Destacar como el Tottenham en zona de creación buscaban determinadas relaciones interiores dentro del dispositivo defensivo rival, para atraer por dentro rivales para luego jugar por fuera. De esta manera activaban a sus carrileros (Aurier como carrilero derecho y Rose carrilero izquierdo) que utilizaban toda la amplitud del campo permitiendo sus continuas llegadas en dichas zonas, para buscar resolver situaciones que acabasen en centro al área o relaciones con sus atacantes.

En transición ofensiva fueron peligrosos, dada las características de sus jugadores de ataque que buscaban de manera rápida y segura a aquellos compañeros más capacitados o mejor emplazados para asegurar o dirigir el contraataque (Alli, Kane, Son o Llorente).  Un claro ejemplo el gol de Kane que supuso el 1 a 1, tras pérdida de balón del lateral derecho del Dortmund Toljan.

En zona de finalización buscaban permanentemente los posibles pasillos interiores en la última línea defensiva rival. Kane con el paso de los minutos llevó peligro estando bien acompañado por jugadores como Alli o el otro goleador Son. El jugador surcoreano conseguía el 1 a 2 definitivo en el minuto 75:06 tras una buena jugada individual de Alli.


 

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO