Un Real Madrid con mejores ocasiones en el derbi, no pudo con la eficacia del Atlético

REAL MADRID C.F 1-1 ATL. MADRID La Liga Santander 2016/17 (Jornada 31)

  08/04/2017

 

ANÁLISIS TÁCTICO

El equipo de Zinedine Zidane partía de inicio con una estructura inicial 1-4-3-3. Un equipo muy ofensivo con su tridente atacante Benzemá, Cristiano Ronaldo y Bale. El equipo blanco llevó el peso del partido durante prácticamente todo el encuentro. Su superioridad en la posesión del balón no fue bien gestionada, en muchas fases del partido, sus tres centrocampistas (Casemiro, Kroos y Luka Modrić) no se separaban para desproporcionar distancias entre los rivales e iniciar procesos de ataque para generar desajustes en la organización defensiva del Atlético de Madrid. El no cerrar el marcador al final le supuso perder 2 puntos. 

En fase defensiva trataron de impedir al poseedor de balón relacionarse con comodidad, acosando constantemente al rival. Predisposición constante de acosar e interceptar (Casemiro realizó un buen partido en labores defensivas). Las ayudas defensivas fueron constantes sobre todo por parte de un omnipresente Casemiro, encargado de subsanar cualquiera de los desajustes defensivos.

El emplazamiento inicial de los jugadores del Cholo Simeone fue un 1-4-4-2. En la que su 1ª línea de presión (Torres - Griezmann) permitía pases por dentro de su dispositivo defensivo. Lo que le ocasionaba desajustes defensivos. El posicionamiento que más utilizaron fue en replegado, para intentar cerrar pases por dentro y orientar los ataque del Real Madrid hacia pasillos exteriores.

En fase ofensiva tuvieron muchos problemas para tener continuidad con el balón. Este aspecto les hacía tener pérdidas de posesión y no tener opciones de encontrar a Griezmann ocupando zonas intermedias a la espalda de la línea de presión. El equipo colchonero estructuró una segunda oleada compuesta por los centrocampistas y los laterales. Los jugadores ofensivos de banda (Saúl y Carrasco) reforzaban numéricamente los espacios de dentro, permitiendo la llegada de Filipe Luis y Juanfran. En dichas zonas, buscaban resolver situaciones que acabasen en centro al área.

El partido finalmente acabó en tablas. En primera instancia se adelantó el Real Madrid por mediación de Pepe en una falta lateral, magistralmente sacada por Kroos. El equipo blanco no cerró el partido y los atléticos empataron por mediación  de Griezmann a gran pase de Correa. La entrada de Correa fue fundamental para el equipo del Cholo Simeone.

LAS CLAVES

  • La continuas pérdidas de balón por parte de ambos equipos. En algunos casos pérdidas en zonas comprometidas que originaron las más claras ocasiones de gol.
  • Simeone situó a Carrasco a la derecha para intentar atacar y castigar la espalda de Marcelo.
  • El rol de Casemiro en fase defensiva. Sus ayudas defensivas fueron constantes, siendo el encargado de subsanar cualquiera de los desajustes defensivos del Real Madrid. Sin embargo fue su compañero Toni Kroos el que más disputas ganó en el mediocampo. Ganando 10 de 18 disputas. (56%)
  • El Real Madrid fue claro dominador de la posesión del balón (Primera parte 59% vs 41% y en la segunda parte 65% vs 35%), pero no fue capaz en muchas situaciones de crear desajustes defensivos a su rival. En ciertas situaciones por pérdidas precipitadas y en otras debido a que sus tres centrocampistas (Casemiro, Kroos y Luka Modrić) no se separaban para desproporcionar distancias entre los rivales e iniciar procesos de ataque para generar desajustes en la organización defensiva del Atlético de Madrid.
  • La entrada de Correa en sustitución de Torres, con la que el equipo de Simeone ganó en movilidad ofensiva, tanto entre líneas como en una mayor verticalidad.

Simeone en su plan táctico-estratégico situó a Carrasco a la derecha para intentar atacar y castigar la espalda de Marcelo.

El Real Madrid se mostró en fase ofensiva posicionando a Marcelo por fuera y a Cristiano Ronaldo por dentro para fijar al lateral Juanfran, para así aprovechar el espacio a la espalda de la línea defensiva.

El Atlético de Madrid no defendió bien la defensa de paredes en el juego interior. La imagen muestra como Savic mira sólo al balón y se olvida de su oponente lo que ocasionó una de las ocasiones más claras para el Real Madrid.

Los jugadores ofensivos de banda (Saúl y Carrasco) reforzaban numéricamente los espacios por dentro. Los rojiblancos no utilizaron su banda izquierda para conseguir su progresión ofensiva. Como muestra la imagen incluso Filipe Luis apareció en muchas ocasiones por dentro.

El sistema de juego utilizado por el Atlético de Madrid fue un 1-4-4-2 y su posicionamiento más utilizado era en replegado cerca de área, para intentar cerrar pases por dentro y orientar los ataque del Real Madrid hacia pasillos exteriores.

En muchas fases del partido los tres centrocampistas madridistas (Casemiro, Kroos y Luka Modrić) se ubicaban en numerosas ocasiones a la misma altura. La imagen nos muestra como en el círculo sombreado no hay ningún jugador del Real Madrid, lo que producía un desequilibrio ofensivo.

Una de las fortalezas del Atlético de Madrid es la defensa de las acciones a balón parado. El error se produce debido a que ningún jugador sigue el movimiento ofensivo de Pepe.

El Atlético de Madrid con resultado en contra decidió presionar el juego de incio del Real Madrid. Su presión no siempre eficaz permitiendo pases por dentro y favoreciendo que los blancos fueran los dominadores de la posesión del balón. Como muestra la imagen Casemiro se encontraba sólo sin la presión de ningún oponente. 

La entrada de Correa en el juego fue determinante, el equipo de Simeone ganó movilidad ofensiva, tanto entre líneas como en una mayor verticalidad. En la imagen vemos la conexión con Correa a espaldas de los medios madridistas y que generó el 1-1.

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO