Remontada del Manchester City ante un rocoso Huddersfield Town en fase defensiva

HUDDERSFIELD TOWN 1 - 2 MANCHESTER CITY Premier League 2017/18 (Jornada 13)

  30/11/2017

ANÁLISIS TÁCTICO

El emplazamiento inicial de los jugadores de David Wagner fue un 1-4-2-3-1, pasando en fase defensiva a 1-5-4-1. Los dos centrales de inicio fueron en la derecha Jorgensen e izquierda Schindler, mientras Smith actuó como lateral derecho y Malone como lateral izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cuatro integrantes. Cuando pasaban en fase defensiva a 1-5-4-1 la clave del plan de partido de David Wagner fue su extremo izquierdo Van La Parra. En fase defensiva priorizaron medios más cerrados, sin arriesgar en la pérdida de posiciones. Siendo el objetivo principal, evitar la progresión del contrario y defender cerca de su portería. Por lo que inicio de presión era iniciada en bloque bajo comenzándola Depoitre. La intención de la primera línea de presión del Huddersfield Town, era repliegue dejando circular a la primera línea de construcción del City. Comenzando los acosos en campo propio. Mientras Depoitre no acosaba a los centrales, se limitaba a tratar de cerrar líneas de pase interiores. En zona de creación del City los centrocampistas del Huddersfield Town realizaban acoso al poseedor del balón en campo propio, así como cierre de líneas de pases interiores. En caso de recepción de jugadores rivales acoso para evitar giro. En situaciones de inferioridad, temporizaciones, como medios retardantes para recibir ayuda del compañero. En zonas de finalización se replegaban ya que se sentían cómodos defendiendo cerca de su portero, por lo que priorizaron la profundidad defensiva. Mantuvieron una línea compuesta por cinco integrantes en su última línea defensiva, destacado el gran trabajo de su extremo izquierdo Van La Parra. Tan sólo les generaron ciertos desequilibrios cuando los atacantes del City les realizaban desmarques de penetración.

En transición defensiva si su primer grupo de presión no era capaz de recuperar balón o cortar contrataque, trataban de retardar el contraataque favoreciendo la acumulación de efectivos tras el balón. En caso de no poder retardar el contraataque detenían el juego realizando falta.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera opción era iniciar mediante relaciones directas con su delantero Depoitre. En este sentido Depoitre fue superado por mediocentro o centrales rivales, tan sólo ganó algún duelo en un despiste de Otamendi en la primera parte y en los minutos finales. En zona de creación priorizaron relaciones directas con sus jugadores adelantados en campo contrario, no siendo capaces de generarles incertidumbre en el comportamiento del bloque defensivo rival. Su opción más peligrosa pasaba por la creación de situación de superioridad numérica con incorporación y desdoblamientos de los laterales (Smith actuó como lateral derecho y Malone como lateral izquierdo). Buscaban crear situaciones propicias para posibilitar envíos de calidad desde las bandas, para aprovechar sus virtudes ofensivas laterales. En zona de finalización buscaban permanentemente a los jugadores que manifestaba conductas relacionadas con la finalización de las acciones de ataque. Sin mucho éxito al estar el equipo con tanta profundidad defensiva. Sus opciones de peligro pasaban por la búsqueda inminente de envío lateral, siendo peligrosos en centros laterales o segundas jugadas tras rechaces que desencadenasen este tipo de situaciones. Su gol vino en una acción a balón parado ofensiva en un córner, en el que el central del City Otamendi marcaría gol en su propia portería en el minuto 45:45 de la primera parte.

Por último decir que en la transición ofensiva tras recuperación buscaban la progresión directa a la espalda de la última línea defensiva del Manchester City. Fruto de ello en una de las pocas opciones que tuvieron en el minuto 44:25. Desmarque de ruptura de los extremos a la espalda de la línea defensiva. El delantero Depoitre realizó desmarque de apoyo para dar continuidad al contraataque, para tras ganar acción con el cuerpo buscar contraataque directo.

El emplazamiento inicial de los jugadores de Pep Guardiola en fase defensiva fue 1-4-3-3, pasando en fase defensiva a 1-4-1-4-1. Los dos centrales de inicio fueron en la derecha Kompany e izquierda Otamendi, mientras Walker actuó como lateral derecho y Delph como lateral izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cuatro integrantes. Su inicio de presión siempre fue mediante presión alta, comenzándola Agüero con sus dos extremos Sané y Sterling que saltaban a esa presión. La intención de la primera línea de presión del City, era la de forzar a la primera línea de construcción del Huddersfield Town a jugar directo. En la zona de creación del equipo de David Wagner los jugadores del Manchester City mostraron predisposición constante a acosar al poseedor y a interceptar. Fernandinho fue fundamental para su equipo en fase defensiva, sobre todo en situaciones de relaciones directas del rival. Inteligentemente realizaba cobertura ante relaciones en profundidad y trayectoria aérea. En zona de finalización su línea defensiva no se vio amenazada. Su última línea defensiva en situaciones de centros laterales tendían a ocupar dentro del área espacios significativos de remate con anterioridad a los atacantes.

En transición defensiva los “citizens” intentaban recuperar el balón inmediatamente a la pérdida del mismo, disuadiendo relaciones sobre espacios cercanos donde se perdió el balón. A penas quedaban expuestos ni sufrieron en transición defensiva, tan sólo en dos acciones puntuales en el minuto 16:35 y 44:25.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera opción era iniciar mediante ataque combinativo, con la colaboración de su portero Ederson y sus centrales (Kompany y Otamendi). Para el equipo de Pep Guardiola era fundamental que las superioridades se fueran construyendo desde el inicio del juego. El Huddersfield Town priorizaba la profundidad defensiva renunciando ir a buscarlos mediante presión alta, por lo que los “citizens” llegaban con facilidad a zonas de creación. En este sentido permitía que sus centrales llegaran con balón controlado a zona de creación, pudiendo participar en la creación activamente como el caso del central Otamendi. En zona de creación rival trataban de generar superioridades numéricas y posicionales en campo contrario. Dada la solidaridad defensiva y reducción de distancias horizontales y verticales por parte del Huddersfield Town, tuvieron dificultades para encontrar a sus interiores De Bruyne y David Silva. En el comienzo de segunda parte al conseguir el empate, les fue más fácil encontrar a la espalda de la línea de presión al “hombre libre”, normalmente eran sus interiores De Bruyne y David Silva los jugadores más buscados en esas zonas intermedias. Con el paso de los minutos se fueron haciendo dueños de la posesión del balón, apareciendo de manera más constante dentro de su juego de posición las triangulaciones, las paredes así como el concepto jugar de cara. En zona de finalización el Huddersfield Town les puso las cosas difíciles, para que no pudieran facilitar las penetraciones entre intervalos de la última línea defensiva rival. A pesar de ello los jugadores del City fueron capaces de generar desequilibrios a partir de sus peligrosos desmarques de penetración. Un penalti algo absurdo cometido por Malone sobre Sterling, daría el empate al comienzo de la segunda parte en el minuto 46:46. Los jugadores de Pep Guardiola buscaban con insistencia permanentemente a los jugadores que manifestaban conductas relacionadas con la finalización de las acciones de ataque. En el minuto 83:35 una buena combinación entre Sterling y De Bruyne, permite al jugador belga conectar dentro del área con Gabriel Jesús que tras remate y rechace marcaría Sterling el gol de la victoria.

Por último decir que en la transición ofensiva con marcador a favor si se dieron algunas situaciones para tras recuperación buscar de manera rápida el contraataque aprovechando los posibles desequilibrios en la estructura defensiva del equipo rival (Sterling, Gabriel Jesús o Sané), mediante desmarques de ruptura buscando espacios entre últimos defensores y detrás de los mismos.

LAS CLAVES

  • En el plan de partido de David Wagner era importante utilizar medios defensivos cerrados, sin arriesgar en la pérdida de posiciones. Siendo el objetivo principal, evitar la progresión del Manchester City por zonas interiores y priorizando la profundidad defensiva.
  • Destacar en fase defensiva el gran trabajo de su extremo izquierdo Van La Parra, cuando su equipo se replegaba priorizando la profundidad defensiva. Van La Parra completaba la última línea defensiva posicionándose como lateral izquierdo, por lo que su última línea defensiva pasaba a ser una línea compuesta por cinco integrantes.
  • El absurdo penalti cometido por Malone sobre Sterling, daría el empate al City en el comienzo de la segunda parte en el minuto 46:46. Este aspecto permitió al Manchester City enfocar el encuentro como un nuevo partido, que finalmente con tantos minutos por jugar consiguió ganarlo.
  • La capacidad de lectura y de decisión de Pep Guardiola a lo que el juego iba demandando, para conseguir la victoria de su equipo. Destacar durante el partido las modificaciones de Guardiola tanto a nivel estructural como funcional. Su primera decisión con marcador 1 a 1, sustituyendo en el minuto 80 a Kompany y dando entrada a Gabriel Jesús. El equipo pasaría a estructurarse en un 1-3-5-2. La segunda decisión y con marcador a favor de 1 a 2, sustituyendo tanto a Agüero como a David Silva por Gündogan y Mangala. El equipo terminaría con su estructura inicial de partido, es decir con línea defensiva compuestas por cuatro integrantes.
  • La paciencia del Manchester City para mediante la posesión de balón dominar el partido, apareciendo de manera más constante dentro de su juego de posición las triangulaciones, las paredes así como el concepto jugar de cara. Finalmente llegaría el premio a la insistencia para llevarse el partido.

La intención de la primera línea de presión del Huddersfield Town, era repliegue dejando circular a la primera línea de construcción del City. Comenzando los acosos en campo propio. Mientras Depoitre no acosaba a los centrales, se limitaba a tratar de cerrar líneas de pase interiores.

El emplazamiento inicial de los jugadores de David Wagner fue un 1-4-2-3-1, pasando en fase defensiva a 1-5-4-1. Los dos centrales de inicio fueron en la derecha Jorgensen e izquierda Schindler, mientras Smith actuó como lateral derecho y Malone como lateral izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cuatro integrantes. Cuando pasaban en fase defensiva a 1-5-4-1 la clave del plan de partido de David Wagner fue su extremo izquierdo Van La Parra.

En zona de creación del City los centrocampistas del Huddersfield Town realizaban acoso al poseedor del balón en campo propio, así como cierre de líneas de pases interiores. En caso de recepción de jugadores rivales acoso para evitar giro.

El gol del Huddersfield Town vino en una acción a balón parado ofensiva en un córner, en el que el central del City Otamendi marcaría gol en su propia portería en los minutos finales de la primera parte.


El  Huddersfield Town en la transición ofensiva tras recuperación, buscaban la progresión directa a la espalda de la última línea defensiva del Manchester City. Fruto de ello en una de las pocas opciones que tuvieron en el minuto 44:25. Desmarque de ruptura de los extremos a la espalda de la línea defensiva. El delantero Depoitre realizó desmarque de apoyo para dar continuidad al contraataque, para tras ganar acción con el cuerpo buscar contraataque directo.

El inicio de presión del equipo de Pep Guardiola siempre fue mediante presión alta, comenzándola Agüero con sus dos extremos Sané y Sterling que saltaban a esa presión. La intención de la primera línea de presión del City, era la de forzar a la primera línea de construcción del Huddersfield Town a jugar directo. 

Fernandinho fue fundamental para su equipo en fase defensiva, sobre todo en situaciones de relaciones directas del rival. Inteligentemente realizaba cobertura ante relaciones en profundidad y trayectoria aérea.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera opción era iniciar mediante ataque combinativo, con la colaboración de su portero Ederson y sus centrales (Kompany y Otamendi). El Huddersfield Town priorizaba la profundidad defensiva renunciando ir a buscarlos mediante presión alta, por lo que los “citizens” llegaban con facilidad a zonas de creación. En este sentido permitía que sus centrales llegaran con balón controlado a zona de creación, pudiendo participar en la creación activamente como el caso del central Otamendi.

Destacar la paciencia del Manchester City para mediante la posesión de balón dominar el partido, apareciendo de manera más constante dentro de su juego de posición las triangulaciones, las paredes así como el concepto jugar de cara.

Los jugadores de Pep Guardiola buscaban con insistencia permanentemente a los jugadores que manifestaban conductas relacionadas con la finalización de las acciones de ataque. En la recta final del partido una buena combinación entre Sterling y De Bruyne, permite al jugador belga conectar dentro del área con Gabriel Jesús que tras remate y rechace marcaría Sterling el gol de la victoria.

 

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO