Quilmes ejerció de ciclón ante San Lorenzo

QUILMES ATLETICO 3-0 C.A. SAN LORENZO Primera División. 2015/16 (Jornada 8)

  30/03/2016

  • Quilmes superó en todo momento en ataque a un San Lorenzo que estuvo a la deriva en materia defensiva, demostrando un desconcierto en muchas fases del juego.
  • La verticalidad y la velocidad ofensiva del cervecero le permitió llegar con suma facilidad a pisar el área y generar múltiples situaciones favorables materializando 3 goles.
  • La falta de un organizador en San Lorenzo y la nula capacidad en defensa condenaron al equipo de Guede.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • uilmes buscaba en su ataque llevar muy rápido y con pases el balón a la espalda de los centrales y los laterales de San Lorenzo que se volcaban en ataque buscando aprovechar esos espacios libres que dejaba la defensa visitante.
  • La idea primordial de Quilmes estaba basada en la finalización de sus acciones con disparos incluso desde la frontal del área, todo con el propósito de no dar oportunidad a ninguna acción de contraataque rival.
  • La acción que precedió al gol de Quilmes de penal, vino dada por una buen balón de Braña sobre la espalda de la defensa para la incorporación desde atrás de Bottino que rompiendo el fuera de juego consigue centrar a zona de primer palo para que el defensor interceptase el balón con la mano y señalase el árbitro la pena máxima que transformó el delantero Rescaldani.
  • Así fue como tras la reanudación en un contraataque Quilmes volvió a poner tierra por medio en el marcador, con una recuperación de Imperiale que pasa a Romero y este con mucha claridad y calidad centra al segundo palo para la llegada de Orhiuela que gana en el salto a Buffarini para subir el segundo gol.
  • Rescaldani aprovechó el doble regalo de la defensa rival en una acción a balón parado, primero rematando el córner y en segunda instancia rematando el rechace del mismo para sentenciar el partido.

Quilmes buscaba finalizar las acciones de forma muy rápida. De un simple saque de banda y con dos movimientos conseguía crear el espacio necesario para sacar un remate. En este caso Romero desde el borde del área saca un disparo que exige la estirada de Torrico para evitar el primer tanto.

Primer error, una pérdida de Caruzzo contra Imperiale propicia un contraataque en el que Romero consigue centrar al segundo palo. Segundo error, mal perfilamiento de los defensores de San Lorenzo que no ven a su oponente al estar mal parados y facilitan la llegada al remate de Orhiuela que sube el segundo gol al marcador a los diez minutos de la reanudación de la segunda parte.

Las facilidades que daba San Lorenzo también fueron en las acciones a balón parado. Primero Rescaldani consigue rematar con el hombro desviado cayendo el balón en otro hombre libre, Celaya, que remata pero Torrico consigue desviar como puede cayendo el rechace nuevamente en Rescaldani que libre de marca sólo tiene que empujar el balón al fondo de la red.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • Pablo Guede presentó un dibujo táctico con una formación 1-4-1-3-2, colocando a Mussis por delante de la defensa, Belluschi y Ortigoza por delante de este y dos jugadores por las bandas como Cerutti y Blandi.
  • En su fase de ataque organizado colocaba a Ortigoza como organizador bajando a recibir para dar una mejor salida de balón, distribuyendo el juego tanto por el pasillo central como por las bandas.
  • Pero donde buscaban hacer daño era con su transición defensa-ataque, realizando contraataques en los que conseguía llegar con varios efectivos, en igualdad o superioridad numérica, pero no conseguía acertar en el remate.

El contraataque de San Lorenzo era vertical, con llegada de mucha gente desde zonas retrasadas dentro del área, pero no acertaban a finalizar las acciones paseándose el balón por delante de la portería sin nadie que llegue a empujarla.

En las acciones de contraataque era donde San Lorenzo era mucho más rápido que los dos centrales, Blandi consigue controlar un pase a la espalda de la defensa pero no acierta a frente a la salida de un Benítez que estuvo muy atento al juego y consiguió interceptar el balón a tiempo.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • Quilmes buscaba en su fase defensiva defender en un posicionamiento intermedio, buscando presionar a la zona de creación de San Lorenzo, sobre todo cuando Ortigoza bajaba a recibir entre centrales. Con ello obligaba al rival a tener que crear desde zonas muy retrasadas.
  • Donde el equipo de Grelak sufría en demasía era en las transiciones defensivas, donde el contraataque de San Lorenzo era muy rápido y vertical, consiguiendo llegar en igualdad numérica al área, pero para suerte de Quilmes el rival no estaba acertado de cara a rematar sobre la meta de Benítez.
  • Ya con el marcador a favor, el equipo cervecero dio un paso atrás ante el empuje del rival, y optaba por posicionarse en replegado, conformando una línea de hasta 5 defensores y buscando la profundidad y densidad defensiva por el pasillo central, al tiempo que discriminaba los espacios exteriores. Llegado el momento de que el rival intentase buscar la apertura a banda, rápidamente se realizaban movimientos de basculación para evitar o defender el centro.

Una de los planes de partido que buscaba desarrollar Quilmes estaba basado en la pérdida y presión sobre el poseedor y sobre los receptores en la zona activa de balón. Todo con el propósito de primero buscar la recuperación para contraatacar ante un rival desorganizado, y lo segundo y primordial, para evitar el contraataque mortal de San Lorenzo.

La ventaja en el  marcador hizo que el cervecero replegara líneas buscando conformar un equipo muy compacto por el pasillo central, máxime cuando San Lorenzo acumulaba gente por dentro con hasta tres delanteros, al tiempo que discriminaba los espacios y rivales por banda, buscando una basculación en el momento que el balón fuese a banda para evitar el centro.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • Donde tuvo el partido controlado en materia defensiva el equipo de Almagro, era en las situaciones de defensa replegada, donde los movimientos de basculación o permutas defensivas estaban incorporadas como un mecanismo natural, con Mussi incorporándose en la última línea, conformando una defensa de 5 hombres.
  • San lorenzo de Almagro encontró muchas dificultades para neutralizar el ataque de su oponente, que buscaba menos elaboración en sus jugadas y por el contrario buscaba más pases verticales sobre la espalda de la defensa que no conseguía replegar lo suficiente ni dominar el espacio existente entre ellos y el área.
  • El gol a los 17 minutos de partido terminó por desestabilizar a San Lorenzo que a medida que pasaban los minutos se encontraba más desordenado sobre todo en la zona ancha del campo, donde ni conseguía hacerse con el control del balón ni conseguía imponerse en materia defensiva.
  • Pero el descalabro en materia defensiva llegaría en la segunda parte con un San Lorenzo que hacía aguas por todas partes, no replegando ni rápido ni en cantidad, permitiendo la igualdad numérica en campo propio y no consiguiendo neutralizar a los rematadores dentro del área.

San Lorenzo en su fase  defensiva se descomponía con una variante defensiva de 1-5-3-2, con Mussi colocándose entre los centrales para equilibrar el movimiento de presión de los hombres de banda. Al mismo tiempo Buffarini practica la permuta defensiva con el central Angeleri.

Totalmente desarmado y desorganizado el equipo de San Lorenzo de Almagro en materia defensiva, donde en apenas 15 minutos e la segunda parte ya había encajado dos goles y no realizaba las transiciones defensivas con velocidad, permitiendo muchas situaciones de igualdad numérica en campo propio y en la que era desbordado con suma facilidad.