Kane y Eriksen fulminan a un West Ham que creyó en la remontada tras la expulsión de Aurier

WEST HAM UNITED FC 2-3 TOTTENHAM HOTSPUR FC Premier League 2017/18 (Jornada 6)

  29/09/2017


 

ANÁLISIS TÁCTICO

El emplazamiento inicial de los jugadores de Slaven Bilić fue un 1-3-4-3 pasando en fase defensiva a 1-5-2-3. Los tres centrales de inicio fueron en la derecha Fonte, Reid e izquierda Ogbonna, mientras Zabaleta actuó como carrilero derecho y Cresswell como carrilero izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cinco integrantes. Tras la expulsión del jugador del Tottenham Aurier que vio la segunda amarilla tras derribar a Carroll en el minuto 69, su estructura de tres centrales fue modificada, por lo que pasaron a estructurarse en un 1-4-4-2. Su inicio de presión la comenzaban Antonio, Chicharito y Arnautovic. La intención de la primera línea de presión del West Ham era tratar de orientar la construcción de las acciones de ataque mediante conductas disuasorias. Sus jugadores realizaban en la presión desplazamientos con trayectorias disuasorias sin acoso constante al poseedor y sin ajustar la velocidad de la aproximación. Lo que les llevaba a no cerrar líneas de pase, posibilitando al rival jugarles con pases interiores por dentro, jugarles con cierta facilidad por fuera o cambiar sentido del juego produciéndose desajuste en sus basculaciones. En zona de creación del Tottenham como más protegidos se sentían defensivamente era replegándose y dejando circular a la primera línea de construcción rival. Evidenciaron problemas a la espalda de sus mediocentros Noble y  Kouyaté, ya que cuando utilizaban el acoso al poseedor del balón, en las basculaciones de su línea no había coberturas al oponente directo del poseedor. Este aspecto les suponía desajustes defensivos cuando el rival daba amplitud al campo y les hacían bascular de un lado a otro, ya que no interpretan cerrar líneas de pases interiores. En zonas de finalización fue un equipo en el que su línea defensiva sufría cuando no evitaba que le ganaran la espalda, teniendo desajustes defensivos entre intervalos. Les costaba defender los demarques que les realizaban entre intervalos, debido a los pasillos que se generaban entre sus defensores por la mucha distancia que se producía entre ellos en la basculación. Este tipo de situaciones les costaba mucho defenderlas, unido a que sus defensores sufrían al girarse cuando les filtraban esos tipos pases y una tendencia a sólo mirar balón en vez de controlar oponente directo.

En transición defensiva tras la pérdida de balón aparecían pasillos interiores pero sobre todo exteriores a la espalda de su línea defensiva (sus centrales lentos: Fonte, Reid y Ogbonna. En el caso de sus carrileros tanto Zabaleta (dada su vocación ofensiva) como Cresswell les costaba recuperar posición debido a sus continuas incorporaciones en ataque.

En fase ofensiva en el inicio de juego priorizaron realizar juego directo, normalmente buscaban a Antonio pero sin mucho éxito ante el poderío defensivo de los centrales rivales. A partir de la lesión de Antonio en el minuto 25, y posteriormente la entrada de Carroll en esta faceta del juego fueron capaces de generar problemas al Tottenham. En zona de creación su objetivo principal era encontrar a sus jugadores más desequilibrantes (Antonio, Chicharito y Arnautovic) para que pudieran buscar acciones individuales que generaran desajustes defensivos en el rival. Buscaban continuamente desde zona de creación balón a la espalda de la última línea defensiva rival. Tras la expulsión del jugador del Tottenham Aurier, destacar las llegadas desde segunda línea de Kouyaté como la acción de su gol en el minuto 86. En zona de finalización buscaban posibles pasillos interiores en la última línea defensiva rival, mediante pases a la espalda y desmarques de ruptura de sus atacantes. A partir de la superioridad numérica por la expulsión de Aurier, incorporaron y acumularon muchos jugadores al área rival para buscar centros laterales. 

Por último decir que en la transición ofensiva tras recuperación intentaban conectar de manera inmediata con los atacantes, aprovechando el posible desequilibrio en la estructura defensiva del equipo rival. El equipo de Bilić valoraba como primer criterio a su primera oleada atacante, con jugadores rápidos y habilidosos como Antonio, Chicharito o Arnautovic.

El emplazamiento inicial de los jugadores de Mauricio Pochettino fue 1-5-2-3, pasando en fase defensiva a 1-5-4-1. Los tres centrales de inicio fueron en la derecha Alderweireld, Davinson Sánchez e izquierda Vertonghen, mientras Aurier actuó como carrilero derecho y Davies como carrilero izquierdo completando la última línea defensiva compuestas por cinco integrantes. Tras la expulsión del jugador del Tottenham Aurier que vio la segunda amarilla tras derribar a Carroll en el minuto 69, su estructura de tres centrales no fue modificada, por lo que pasaron a estructurarse en un 1-5-3-1. En la que su línea de tres centrocampistas, tras las sustituciones de Pochettino, la formaban Dier posicionándose más centrado, teniendo a ambos lados a Winks y Alli. En el inicio de juego del West Ham la primera línea de presión (Alli, Kane y Eriksen) del Tottenham orientaba mediante disuasión de líneas de pase sobre jugadores cercanos al pasillo central. En zona de creación sus jugadores mostraron predisposición a interceptar, ya que querían evitar que se produjeran relaciones por el interior de su dispositivo defensivo. Sus jugadores querían asegurar la creación de superioridad numérica alrededor del poseedor del balón. En las zonas cercanas a la zona de finalización la mayoría de sus defensores dominaban los duelos uno contra uno, sobre todo dentro del área. Su objetivo era evitar ocupaciones espaciales ventajosas para finalizar acciones de ataque. Los últimos minutos ante el asedio en ataque por parte del West Ham, el equipo se mostró poderoso en el juego aéreo en los centros del laterales dentro del área estando concentrados a la hora de fijar marcas o tener contacto corporal con los posibles rematadores. Tan sólo fueron sorprendidos en una de las llegadas desde segunda línea de Kouyate, que supuso el 2 a 3 en el minuto 86.

En transición defensiva evidenciaron una buena reorganización defensiva para la activación en el repliegue, no produciéndose apenas desequilibrios entre líneas. Unido a una buena presión tras pérdida, que minimizó las posibilidades de contrataque sobre todo de la tan peligrosa primera oleada del West Ham.

En fase ofensiva en el inicio de juego su primera opción era iniciar mediante ataque combinativo desde atrás con la colaboración de su portero Lloris y sus centrales Alderweireld, Davinson Sánchez y  Vertonghen. Su primera línea de construcción trataba de superar primeras líneas de presión lo más rápidamente posible, a veces era posibilitado por la facilidades de la primera línea de presión del West Ham. En zona de creación trataban de favorecer superioridades numéricas y posicionales en campo contrario. Para el éxito de este proceso en la creación fue fundamental que sus jugadores estuvieran dispuestos a diferentes alturas facilitando así la creación de líneas de pase, unido a la realización de pases seguros que favorecían la progresión. Destacar en zona de creación la actuación de su jugador Eriksen debido a su calidad para filtrar pases a su última línea atacante, buenos centros, conducción y llegada al área con intención de finalizar. En zona de finalización buscaban permanentemente los posibles pasillos interiores en la última línea defensiva rival, tienen jugadores con capacidad para interpretar y ver tanto esos desmarques como los pases. Su delantero Kane volvió a tener una gran actuación, fruto de ellos sus dos goles en el minuto 33:54 y 37:35. Kane llevó mucho peligro estando bien acompañado por jugadores como Alli o el otro goleador Eriksen en el minuto 60. Cuando fue sustituido Kane por Llorente, decir que el jugador español estuvo a buen nivel.

En transición ofensiva siempre fueron peligrosos, dada las características de sus jugadores de ataque que buscaban de manera rápida y segura a aquellos compañeros más capacitados o mejor emplazados para asegurar o dirigir el contraataque (Alli, Kane y Eriksen). Reconocían dentro del proceso del contraataque, ajustar las diferentes intervenciones a las capacidades individuales. A pesar de estar varios minutos en inferioridad numérica, tras recuperación eran una continua amenaza para el West Ham.

LAS CLAVES

  • El grave error de Carroll en un pase atrás sin mirar que supuso el 0 a 1 en el minuto 34, el tanto fue obra de Kane en un rápido contraataque.
  • En zonas de finalización fue un equipo en el que su línea defensiva sufría cuando no evitaba que le ganaran la espalda, teniendo desajustes defensivos entre intervalos. Les costaba defender los demarques que les realizaban entre intervalos, debido a los pasillos que se generaban entre sus defensores por la mucha distancia que se producía entre ellos en la basculación. Este tipo de situaciones les costaba mucho defenderlas, unido a que sus defensores sufrían al girarse cuando les filtraban esos tipos pases y una tendencia a sólo mirar balón en vez de controlar oponente directo.
  • La expulsión del jugador del Tottenham Aurier que vio la segunda amarilla tras derribar a Carroll en el minuto 69, lo que hizo creer al West Ham en poder sacar al menos un punto en el tramo final del partido, después de que Chicharito consiguiera el 1 a 3 tras cabecear en el segundo palo una bonita jugada ensayada en un córner.
  • En zona de creación los “Spurs” favorecían superioridades numéricas y posicionales en campo contrario. Para el éxito de este proceso en la creación fue fundamental que sus jugadores estuvieran dispuestos a diferentes alturas facilitando así la creación de líneas de pase, unido a la realización de pases seguros que favorecían la progresión.
  • La gran actuación por parte de Kane y Eriksen para el Tottenham. Su delantero Kane volvió a tener una gran actuación, fruto de ello sus dos goles en el minuto 33:54 y 37:35. Kane llevó mucho peligro estando bien acompañado por jugadores como Alli o el otro goleador Eriksen en el minuto 60. Destacar en zona de creación la actuación de su jugador Eriksen debido a su calidad para filtrar pases a su última línea atacante, buenos centros, conducción y llegada al área con intención de finalizar.

La intención de la primera línea de presión del West Ham era tratar de orientar la construcción de las acciones de ataque mediante conductas disuasorias. Sus jugadores realizaban en la presión desplazamientos con trayectorias disuasorias sin acoso constante al poseedor y sin ajustar la velocidad de la aproximación. Lo que les llevaba a no cerrar líneas de pase, posibilitando al rival a jugarles con cierta facilidad por fuera.

En zona de creación del Tottenham como más protegidos se sentían defensivamente era replegándose y dejando circular a la primera línea de construcción rival. Evidenciaron problemas a la espalda de sus mediocentros Noble y Kouyaté, ya que cuando utilizaban el acoso al poseedor del balón, en las basculaciones de su línea no había coberturas al oponente directo del poseedor. No interpretaban cerrar líneas de pases interiores.

En esta imagen vemos el grave error de Carroll en un pase atrás sin mirar que supuso el 0 a 1, el tanto fue obra de Kane en un rápido contraataque.

El gol de Chicharito que suponía el 1 a 3, fue en una bonita acción ensayada de córner. El lanzador Cresswell busca en zona de primer palo a Fonte, que tras prolongación de cabeza encontraría a en zona de segundo palo a Chicharito, libre de marca para rematar y conseguir el gol. 

En zona de finalización destacar las llegadas desde segunda línea de Kouyaté como la acción de su gol. 

En el inicio de juego del West Ham la primera línea de presión (Alli, Kane y Eriksen) del Tottenham orientaba mediante disuasión de líneas de pase sobre jugadores cercanos al pasillo central.

Tras la expulsión del jugador del Tottenham Aurier que vio la segunda amarilla tras derribar a Carroll en el minuto 69, su estructura de tres centrales no fue modificada, por lo que pasaron a estructurarse en un 1-5-3-1. En la que su línea de tres centrocampistas, tras las sustituciones de Pochettino, la formaban Dier posicionándose más centrado, teniendo a ambos lados a Winks y Alli.

En zona de creación trataban de favorecer superioridades numéricas y posicionales en campo contrario. Para el éxito de este proceso en la creación fue fundamental que sus jugadores estuvieran dispuestos a diferentes alturas facilitando así la creación de líneas de pase, unido a la realización de pases seguros que favorecían la progresión.

En transición ofensiva siempre fueron peligrosos, dada las características de sus jugadores de ataque que buscaban de manera rápida y segura a aquellos compañeros más capacitados o mejor emplazados para asegurar o dirigir el contraataque (Alli, Kane y Eriksen). Tras el grave error de Carroll en un pase atrás sin mirar que supuso el 0 a 1, el tanto fue obra de Kane en un rápido contraataque.

Su delantero Kane volvió a tener una gran actuación, fruto de ellos sus dos goles en el minuto 33:54 y 37:35. Kane llevó mucho peligro estando bien acompañado por jugadores como Alli o el otro goleador Eriksen.

 

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO