Independiente se lleva el primer clásico en el que Racing jugó más y mejor.

INDEPENDIENTE 2-1 RACING CLUB Torneo Doctor Ramón Carrillo 2014/15 (Jornada 5)

  05/09/2014

  • Independiente gana a Racing sin un juego brillante pero eficaz, con dos zarpazos en un minuto.
  • Gran fútbol de Racing que no se vio premiado en el marcador.
  • La pérdida de Milito le restó presencia en ataque  y perdió  pegada arriba.
  • La falta de acierto en las claras ocasiones del primer tiempo, perdonan a Independiente y  le pasan factura al equipo de Diego Cocca.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • Con su formación inicial de 1-3-4-1-2 Independiente de Avellaneda unas de las ideas que pretendía llevar en su fase de ataque consistía en realizar cambios de orientación del juego sobre los carrileros con el fin de buscar las espadas al equipo rival y obligarlo a bascular todo el ancho del campo y si no de lo contrario profundizar por las bandas con Escudero o Gómez.
  • La libertad de movimientos que le daban a  Montenegro era generada por la posición de los dos puntas Penca y Lucero que con su posicionamiento en profundidad ofensiva fijaban a los centrales de Racing Cabral y Lollo, por lo que el enganche de Independiente sólo tenía que buscar la espalda de los medios para recibir con control orientado y profundizar el juego de ataque.
  • Durante la primera mitad del partido la salida de balón de Independiente tenía problemas de circulación y combinación en su juego interior por lo que su fase de iniciación era dirigida por los centrales exteriores con un juego más directo sobre el puta para que este descargara a banda.
  • No fue hasta el gol de Penco cuando despertó Independiente. Tuvieron que pasar 25 minutos de dominio de Racing, tanto en el juego como en las ocasiones  así como en el marcador para que con dos zarpazos Independiente se pusiera delante en el marcador. El primer gol tras una jugada a balón parado que a pesar de sacarla magistralemente por la zurda de Mancuello, faltó contundencia por parte de Racing. Y el segundo gol aún cuando se estaba celebrando el empate, tanto sólo un minuto después pero que aún le duraba el golpe anterior a los de Racing que estaban Nokeados en la lona cual púgil, tras un contragolpe rápido consiguen sacar un centro para ante la indecisión defensiva llevar el balón a l fondo de la portería.
  • La lesión de Escudero que fue sustituido por Vidal, llevó a  Mancuello a la banda izquierda restó iniciativa al medio centro de Independiente.

En su fase de iniciación y creación del juego, Independiente con su posicionamiento de amplitud quería hacer muy grande el campo para que Racing tuviera que ceder terreno para poder jugar entre líneas y así superar la línea de medios con pases verticales. Así es como Belloc puede recibir de su central para conectar con el demarque de apoyo de Lucero que bajaba hasta medio campo para darle él más criterio y velocidad al juego ofensivo de su equipo.

Ya con el marcador en contra y ante la dificultad que encontraba Independiente para generar situaciones de juego interior, los centrales Cuesta y Breitenburch optaban por un juego más directo y vertical sobre sus puntas Penco y Lucero pero a la vez poco preciso por ser balones aéreos y divididos lo que le otorgaba ventaja al defensor de Racing.

DESDE EL PUNTO DE VISTA TÁCTICO

  • Diego Cocca repitió la  formación 1-4-4-2 con los mismos jugadores salvo la vuelta de Hauche en la punta de ataque acompañando a Milito. Con estos dos jugadores de ataque, Racing aprovechaba los movimientos de Hauche detrás de Milito, cuando este viene a recibir las diagonales del medio hacia los laterales de Hauche.
  • La apuesta de Cocca nuevamente por Centurión eran un factor que Racing quería aprovechar, una por la punta de velocidad del extremo y la otra por  la superioridad numérica que quería crear en banda para superar el el sistema de juego de 3 centrales y 4 medios que planteaba Independiente, pues en las bandas era por donde aparecerían los espacios.
  • Tenía muy claro hacia donde debía volcar el juego de ataque Racing, hacia la zona habilitada entre el central de fuera y el extremo de Independiente. Y fue por las bandas por donde llevó el peligro Racing a través de Milito y Hauche durante los primeros minutos de partido por banda derecha y por supuesto con Centurión por la izquierda de cuyas botas salió el tanto del primer gol de Racing de Avellaneda tras buena jugada individual y asistencia a Milito.
  • Durante la segunda parte el equipo de Cocca viendo que se le iba el partido intentó jugar con un 1-3-4-3 quedando sólo con 3  defensas para poder adelantar la posición de Pillud a interior derecho con el fin de ganar más presencia arriba y esto le dio resultado con llegadas al área rival pero seguía sin acierto de cara a portería.

Una idea tenía clara el equipo de Racing, y era el aprovechamiento de espacios en banda que dejaba el equipo de Independiente de Avellaneda. Los de Diego Cocca  supieron leer perfectamente  esa jugada  y tras robo de balón Hauche y Milito realizaban sus desmarques hacia la banda en la que uno de los tres centrales dejaba libre tras participar en la fase de ataque de  su equipo.

Diego Cocca supo transmitirle a sus jugadores la idea de generar superioridades por banda para sacar partido de los espacios ya que a la defensa de Independiente no le daba tiempo a cerrar los pases interiores al tener que bascular y defender el ancho de campo con tres centrales. Esto le permitía a gente como Díaz surtir de pases interiores al punta Milito  y también a la incorporación de la gente de banda como Centurión.

No podía llegar el gol de otra manera que no fuera por una acción por banda, en la que en esta ocasión después de un contragolpe iniciado por la derecha y con un cambio de orientación sobre Centurión quien tuvo tiempo de bajar el esférico y enfrentar al defensa dejándolo atrás para a continuación aprovechar la llegada de Milito y asistirlo dentro del área siempre buscándole la espalda a la defensa de Independiente que nuevamente replegaba hacia su área siempre de cara su portería y en clara desorganización defensiva.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • La formación con la que afrontó Independiente el clásico de 1-3-4-1-2 ofrecía unas contrapartidas, estas eran que al estar el equipo en la fase ofensiva, es decir, en amplitud, lo que propiciaba la salida de balón con unos de los centrales, y esto permitía al rival ocupar durante la transición ataque defensa, ese espacio habilitado por el propio central al incorporarse este al ataque. No obstante, la defensa de Independiente tenía estructurado el plan de acción llegado el caso, en el que el central Tula salía de sus sitio para acudir en la ayuda y marcar al delantero Hauche al mismo tiempo que el central superado practicaba la permuta con el compañero que salió en su ayuda.
  • Los constantes contragolpes realizados por Racing eran un quebradero de cabeza para Independiete, en donde la figura del central Tula se erigió ejerciendo un liderazgo a la hora de reordenar a sus compañeros en el repliegue, la asignación de marcas y por supuesto la interceptación  del esférico.
  • Con el marcador a favor Independiente se sentía más cómodo buscando un posicionamiento de medio repliegue y dejaba la iniciativa del juego a Racing, que acusó el mazazo de los dos goles en un minuto.

Los defensas Cuesta, Tula y Breintenrburch tuvieron que realizar constantes repleigues intensivos tras gana r Racing la línea de fondo para centrar. Se pudo ver el liderazgo de Tula, que a pesar de llegar a defender en igualdad numérica dentro del área era capaza de dirigir a sus compañeros en funciones básicas de replegar, orientar y asignar lso marcajes y por supuesto ejecutar expeditivamente la acción de interceptación y o despeje.

Mantuvo Independiente el formato de juego con 3 centrales y los dos jugadores de banda, pero con la corrección y directriz táctica de que los dos de banda no se incorporen  en ataque y se dediquen a labores más de contención con la finalidad de defender el resultado, al igual que Belloco que mantenía y equilibraba a su equipo.

PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE AMBOS EQUIPOS

  • El equipo de La Academia proponía con su posicionamiento defensivo replegado que el rival saliese jugando el balón y no que realizara cambios de orientación que obligaran a bascular a todo el equipo. Se pudo observar que  las dos líneas de 4 hombres que conformaban la defensa y los cuatro centrocampistas repartían bien los espacios y bien el marcaje zonal, sabiendo hasta donde y hasta cuando seguir a su oponente para evitar sobre todo que independiente jugase con sus dos interiores Gómez  y Escudero y obligar a que jueguen por dentro para a partir de ahí buscar situaciones de presión en superioridad numérica, sobre todo con la ayuda de Hauche a los dos medios centros Videla y Acevedo.
  • Salió bien durante la primera mitad el planteamiento de cederle la iniciativa a Independiente para que este se autogenerase los espacios y aprovecharlos con en la  transición de defensa ataque montar un contragolpe vertical, rápido y con llegada de gente desde segunda línea. Fruto de esta propuesta llegó el gol de Racing, en donde supo exprimir al máximo un contragolpe con un  cambio de orientación sobre Centurión que en su primera intervención con peligro pudo deshacerse de su marcador para asistir a Milito dentro del área.
  • Ya con el resultado a favor y con el paso de los minutos Racing arriesgó más en defensa y a pesar de exponerse Independiente no era capaz de generarle grandes ocasiones de gol.

No tenía problemas Racing en tener que realizar un repliegue hasta el borde de su área si fuese necesario. En dicho repliegue se buscaba cerrar líneas de pase interiores y también se realizaban ayudas sobre el jugador que estaba presionando al poseedor para defender por acumulación de jugadores lo que le permitía tener más gente defendiendo en la zona activa del balón, lo que le facilitaba, como así sucedió, la recuperación de balón mucho más rápido. Se puede observar en la secuencia como baja a defender fusionándose con la línea de medios Hauche.

No quería Racing que el partido se convirtiese en ida y vuelta, por lo que en su fase de transición ataque defensa siempre se manifestaba una superioridad numérica defensiva con cuatro defensas y siempre la disponibilidad de los medios Videla y Acevedo para realizar además del repliegue las ayudas pertinentes, llegando al extremo de parar el juego con una falta táctica si fuese necesario.

LA CLAVE

  • El acierto de Diego Cocca para conducir a su equipo para aprovechar las  bandas con las caídas de Hauche y la velocidad de Centurión
  • La lesión de Milito,  que además de ser el autor del gol, con su salida del campo mermó el potencial ofensivo del equipo en ataque y también el ánimo de sus compañeros que empezaron a ceder terreno.
  • El poco acierto de cara al gol que tuvo Racing.
  • Los dos minutos que tumbaron a Racing con dos acciones aisladas cuando más tenía controlado el partido.