Icardi con dos goles termina con el buen juego de la Roma

AS ROMA 1-3 INTER MILÁN. Serie A 2017/18 (Jornada 2)

  04/09/2017

 

ANÁLISIS TÁCTICO

Inter conquistó tres puntos muy importantes al final de un partido sufrido.

Spalletti comenzó con un sistema 1-4-2-3-1 con Gagliardini al lado de Vecino, en el medio Borja Valero adelantado como mediocampista. El técnico de Certaldo estuvo acertado luego en cambiar su posición al ver las dificultades de este mediocampo, pero la elección inicial tenía su lógica: la inserción del ex atalantino probablemente tenía el propósito de sitiar el área con un jugador más defensivo frente a la defensa, capaz de cubrir los pases de los de los extremos de la Roma y las avanzadas de Nainggolan.
Borja Valero  mediocampista no es un novato ya que el español ya ha jugado en esa posición en la Fiorentina. En esa posición el ex púrpura puede explotar su capacidad para crear superioridad posicional que se mueve más allá de la línea de mediocampistas adversarios. Sin embargo, en los primeros 45 minutos de juego esta solución no funcionó. La Roma se colocó corta y estrecha, cubriendo los espacios  cerrando casi siempre las líneas de pase y profundidad a los tres mediocampistas Nerazzurri.

La Roma se colocó con un 1-4-3-3. En comparación con la primera liga contra Atalanta, el entrenador giallorosso invierte la posición de los mediocampista interiores, colocándolo en su pie fuerte con Strootman a la izquierda y Nainggolan a la derecha. El plan táctico es siempre el mismo: salir jugando desde la defensa; insistir en la verticalización; Dzeko con la tarea de alargar la defensa del adversario; el mediocampista para asegurar amplitud pero también listo para atacar el área ante la defensa rival; equipo corto y la línea defensiva alta.
Por su parte, Spalletti estableció un equipo que atacaba posicionalmente mediante la búsqueda de Borja Valero a la espalda o al lado de De Rossi, con los extremos ofensivos preparados para crear superioridad numérica por el centro y dejar el carril de avanzada a los defensas. De esta manera, el Inter estaba a menudo en superioridad posicional y en superioridad numérica sobre la banda. Sin embargo el Inter no pudo crear mucho desde el punto de vista de ataque, debido a la defensa posicional de la Roma que cierra muy bien los espacios(los giallorossi permanecieron con las líneas cortas durante aproximadamente 70 minutos del partido) y líneas de pase de los nerazzurri. Icardi estaba casi siempre solo delante.

La Roma defendió bien pero creó poco. Sin embargo, cuando los anfitriones lograban atacar el área frente a la defensa con los interiores del centro del campo aquí se volvían peligrosos como en el gol de Dzeko que también surge gracias a la incapacidad del Inter para cubrir el balón en posesión de Nainggolan y por un error de D'Ambrosio y Skriniar, que dejan libre al nº 9 bosnio.

En la segunda mitad Spalletti cambia, colocando a Joao Mario en la posición de Borja Valero y retrasando al centrocampista español en el medio, para emparejarse con Vecino. Vuelve a verse la pareja de centrales que utilizó en el primer partido de liga contra la Fiorentina con los dos ex púrpura en la tarea de jugar el balón desde la defensa y dar fluidez a la maniobra de iniciación.
La Roma alarga perdiendo las distancias y esto favorece el trabajo de Joao Mario (quien, con sus aceleraciones, puede encontrar esa profundidad perdida en la primera mitad). El Inter comienza a controlar la zona central del campo de donde provendrá el 48% (15) de las acciones ofensivas del equipo. En espacios largos, la contribución de Perisic también aumenta. El croata se está convirtiendo lentamente en un factor clave (3 asistencias).
En este contexto es más fácil para los Nerazzurri encontrar a Icardi. El argentino no es un nº9 que juega con el equipo sino un finalizador que necesita que el equipo juegue para él. Al final, Icardi toca 21 balones pero sólo 8 en zonas peligrosas. A pesar de esto, gracias a sus cualidades, logra sacar dos goles,7 pases positivos.
Al final, el Inter consiguió tres puntos que, a la vista de lo acontecido en los primeros 70 minutos , parecían poco claros. Quedan tareas y trabajo para Spalletti. Toda la fase defensiva deberá ser estudiada, como por ejemplo la actuación de Skriniar que ha desmerecido mucho sobre la actuación realizada en la primera jornada.
Los Giallorossi deben repasar las oportunidades, pero todas vinieron desde fuera del área demostrando que el equipo local tenía problemas para entrar en el área de penalti y apoyar a Dzeko, a menudo solo en el ataque de la Roma.

LAS CLAVES

  • La capacidad del Inter para revertir el juego.
  • La caída de la Roma después de 70 minutos dio lugar a que el equipo de Di Francesco ganase en profundidad.
  • La entrada de Joao Mario y retrasar la posición de Borja en la segunda mitad.

 

La fase de construcción del Inter, con los extremos defensivos que suben y centrocampistas listos para recibir balón de los defensores.

La fase ofensiva del Inter con los extremos defensivos que se adelantan y los ofensivos que entran dentro del campo.

La elección de Borja Valero como nº10 se debe a la habilidad del español para crear una superioridad posicional por detrás de la línea de centrocampistas adversarios.

La Roma trata de tener la línea defensiva alta.

La Roma defiende con la línea de mediocampo y defensa muy estrechas.

En la acción del gol de la Roma vemos cómo los jugadores del Inter no presionan el balón dejando a Nainggolan libre para ponerlo en el centro. En la imagen pequeña vemos cómo Dzeko se mueve entre Skriniar y D'Ambrosio.

La fase de construcción del Inter en la segunda mitad con los extremos defensivos adelantados y con Borja Valero a la zaga de Vecino.

El Inter aumenta la línea delantera en la segunda mitad con la inserción de Joao Mario como nº 10 y el medio izquierdo ofensivo Dalbert en lugar de Nagatomo.

Uno de los movimientos ofensivos de la Roma con el mediocampista interior que se alarga y el extremo ofensivo que corta hacia el centro. De esta acción nace el tiro al palo de Perotti.

De un pase errado de Juan Jesús parte un contraataque corto del Inter, con la defensa de la Roma retrasando posiciones y dejando solo a  De Rossi. Fazio baja y deja su zona liberando espacio para Icardi que recibe y, bruscamente, tira y marca el gol del empate.

 

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO