Arrollador inicio del Manchester United, firme candidato a ganar la Premier

MANCHESTER U. 4-0 WEST HAM Premier League 2017/18(Jornada 1)

  01/09/2017

 

ANÁLISIS TÁCTICO

El esperado primer once de José Mourinho en la Premier 2017-2018 fue: De Gea en portería, línea de defensiva formada por Valencia, Bailly, Jone, Blind, dos medios centros, Matic como medio centro posicional y Pogba como medio centro ofensivo, línea de tres medias puntas, Mata, Mkhitaryan y Rashford y en punta Lukaku. Un claro 1-4-2-3-1 tanto en ataque como en defensa, con un objetivo claro desde los primeros minutos en ataque, tener un ritmo alto de juego, con circulaciones rápidas, triangulaciones en campo contrario por medio de Mata, Mkhitaryan, Pogba y Matic, desequilibrio con Rashford, amplitud con la incorporación de los laterales, más Blind que Valencia, por sus características ofensivas, para los desmarques de ruptura y remates de Lukaku. Los Reds iniciaban en corto con centrales amplios y profundos, para aclarar su relación directa con Matic, si la presión era nula o poco acosadora de los Irons, si por el contrario se percibía un mínimo acoso a los centrales, su juego era directo desde portería buscando las prolongaciones de Lukaku en campo contrario, mayoritariamente el carril lateral izquierdo rival, agrupando jugadores sobre el punta Red, para ser ganadores en el posible segundo balón y a partir de ahí, seguir manteniendo un ritmo alto de juego, mediante su relaciones potenciales en campo contrario. En creación los jugadores con mayor participación potencial inmediata fueron Mata y Mkhitaryan, que poseen la pausa para temporizar y así conceder el tiempo justo a Blind para su incorporación por carril izquierdo y liberar a Rashford en sus movimientos disuasorios en campo rival, o poder filtrar pases entre líneas con movimientos previos para atraer rivales y así generar desequilibrios defensivos a los mediocampistas lrons. En fase de finalización, los 4 goles fueron conseguidos desde acciones previas iniciadas desde el carril izquierdo rival, mostrando así que Mourinho y su equipo de trabajo tenían al rival minuciosamente estudiado. Su transición defensiva fue letal, acoso rápido al poseedor del balón, cierre de líneas a posibles receptores potenciales rivales y cercado al jugador poseedor ante una posible conducción, Matic en esta fase fue el jugador más brillante, con sus movimientos de avance acosadores a posible receptor del balón en carriles centrales. En acciones a balón parado ofensivas, los Red mostraron su potencial físico con sus jugadores de más de 1’90 de estatura (Lukaku, Pogba, Matic o Fellaini), rematando la gran mayoría de ellas, un gran potencial que se ve reflejado en goles, el 2-0.

 

En fase defensiva José Mourinho formó una estructura sólida en 1-4-2-3-1, con la variante 1-4-4-2 en bloque medio para el inicio de juego rival, dificultando la conexión de los centrales del West Han con sus medios centros y así darles facilidades para salir por carriles exteriores donde creaban superioridades numéricas y posicionales muy fuertes o jugar un balón directo poco claro sobre Chicharito, que en ningún momento del partido estuvo cómodo entre los seguros centrales Red que dominaron posible balón. La Transición ofensiva fue vertiginosa y eficaz por parte de los de Manchester, demostrando la velocidad que poseen para atacar espacios libres, cruzar líneas de presión y finalizar de manera clara en las proximidades del área rival. El carril lateral derecho rival fue la zona prioritaria para su primera oleada tras robo, por medio de Rashford, Blind y desmarques de Lukaku sobre dicha zona, consiguiendo superioridades numéricas y socio afectivas entre los jugadores de se sumaban a estas acciones.

El equipo que formó el croata Saven Bilic en un 1-4-2-3-1 fue: Hart en portería, línea de cuatro Masuaku, Ogbonna, Reid y Zabaleta, dos medios centros fuertes defensivamente como Obiang y Noble, línea de tres medias puntas con Arnautovic, Fernandes y Ayew, dejando en punta a Chicharito con libertad de movimientos. En fase ofensiva, su juego fue directo desde su inicio de juego, mediante relaciones directas con Chicharito o buscando las prolongaciones o temporizaciones de Arnautovic, con nula efectividad, ya que la microestructura formada por Valencia, Bailly y Jone dominaron este tipo de balones con anticipaciones espacio temporales ante los posibles receptores potenciales cercanos, Matic y Pobga ganaban sus duelos de los posibles segundos balones frontales y así continuaban dominando el juego. Bilic quería que el balón se saltara la zona de creación como primera propuesta, para intentar ser ganador en el posible segundo balón ya en campo contrario con sus 3 medias puntas, y sus 2 medios centros que avanzaban a campo rival para generar superioridades numéricas, y seguidamente, buscar la profundidad de un lateral en amplitud, para la incorporación de 3 posibles receptores de un centro lateral zona de finalización, Chicharito, Arnautovic y Ayew que tuvieron alguna oportunidad finalizando la primera mitad con un tiro frontal tras llegada de Noble y en la segunda mitad un remate de Arnautovic al larguero tras centro lateral de Masuaku. En numerosas ocasiones Chicharito o incluso Arnautovic se incorporaban a zona de creación para intentar participar con balón y dar auxilio a las numerosas situaciones de pases entre Ogbonna y Reid, los dos centrales, que no lograban efectividad en su juego directo y no lograban la conexión clara con Ogbian y Noble. Ya solo le quedaba las acciones a balón parado en campo contrario para intentar generar algo de peligro a De Gea, pero son fueron certeros en las mínimas acciones a balón parado que concedió el equipo de José Mourinho. Su transición defensiva pasó desapercibida, debido a su numeroso tiempo en fase defensiva en campo propio y en su juego directo sin opciones, no les daba tiempo a acosar en campo rival por las amplias distancias entre jugadores de la misma línea o de las demás, quedándose cortados en numerosas ocasiones, dando facilidades a los de Manchester para sus transiciones ofensivas vertiginosas, viéndose claramente superados numérica y posicionalmente en todas ellas, como se ve en el 1-0. En la segunda mitad después del 2-0, Bilic incorporó a Rice y Sakho por Fernandes y Noble, dándoles situaciones avanzadas, para libertar de movimientos ofensivos a Chicharito y Arnautovic’.

En fase defensiva, Bilic se vio obligado a hacer un repliegue intensivo, de inicio su idea era un 1-4-2-3-1, pero la superioridad en zona de creación cercana a la su área de los de Manchester, le obligaba a la variante defensiva de un 1-4-5-1, dejando demasiado solo y lejano del campo rival a Chicharito. Daba la sensación de que según transcurría el partido que no se sentían nada cómodos defendiendo, cometían desajustes constantes en su línea defensiva y las coberturas defensivas llegaban tarde y mal, concediendo numerosas ocasiones claras a los de Manchester. Llamó la atención como el carril de Zabaleta era conquistado por Rashford o con las superioridades posicionales y numéricas que generaban en su carril con Blind, la movilidad de Mata y Mkhitaryan o en la segunda mitad incluso Pogba o Martial con más espacios al intentar avanzar sus líneas defensivas para intentar frenarles más cerca de campo rival, pero no fueron afortunados, tras los cambios realizados, Bilic descolgaba hasta 3 jugadores y eso generaba más espacios intermedios que eran conquistados fácilmente por los de Manchester. Su transición ofensiva fue directa, la mayoría de las acciones dándoselo gratamente a los defensas “rojos” con balones largos o en los intentos de contactar con el apoyo de algún jugador avanzado como posible alternativa, eran perdedores al estar acosados tras recibir de espaldas o mal perfilados. En acciones a balón parado defensivas, su defensa individual a los posibles receptores potenciales fue débil, cometiendo fallo en perfiles defensivos o perdida de marcas.

LAS CLAVES

  • Acoso tras pérdida en campo del West Han por parte de los jugadores del Manchester United al poseedor del balón y posibles receptores potenciales.
  • Transición ofensiva del Manchester United por medio de Rashford, Lukaku y Pogba.
  • Triángulo ofensivo formado por Mata, Mkhitaryan y Matic, generando ventajas numéricas, posicionales, socio-afectivas con un tempo de juego correcto.
  • Desajustes defensivos constantes del West Han en zonas cercanas a su área y largas distancias entre línea defensiva y línea de medio con posiciones avanzadas dándoles facilidades a los jugadores del Manchester para poder ejecutar una de sus armas más eficaces.
  • Poca propuesta ofensiva por parte de un West Han con un juego directo nada sólido.

La estructura defensiva utilizada fue 1-4-2-3-1, en bloque medio, dejando libre la zona no activa, generando superioridades numéricas defensiva con jugadores de distintas líneas. Y su variante en 1-4-4-2 con Lukaku y Mkhitaryan cuando la defensa era en bloque medio y campo propio.

Cierre de espacios y posibles líneas de pase, con superioridades defensivas en carril derecho rival de campo propio con una microestructura formada por los 3 medios y la fijación de marca del lateral de dicho carril.

Tras perdida de balón, cierre de líneas sobre los posibles receptores potenciales cercanos, acoso al poseedor del balón, ser ganador en los duelos, para una vez que es conquistada la pelota, pase de seguridad, normalmente hacia atrás, Matic, para separar el balón de las posibilidades inminentes de acoso adversaria, y formar estructuras posteriores extendidas sobre el terreno de juego.

Transición ofensiva del Manchester en 3 contra 4, formada por una microestructuda ofensiva detrás de su línea de medios avanzada en campo rival, iniciada por Rashford por carril derecho del West Han. Vemos la amplitud de Mkhitaryan en todo momento, Matic incorporándose con un desmarque de ruptura en amplitud, Lukaku entre lateral y central contrario al poseedor del balón, que realiza conducción veloz para atraer a rivales, habilitando tras desmarque de ruptura a espalda del jugador dividido y disparo seco a palo del portero.

Acción a balón parado, libre indirecto escorado, que golpea Mkhitaryan al espacio entre portero y línea defensiva, para que Lukaku se imponga en el duelo defensivo a su marcador, mal orientado defensivamente y nada contundente, dejándole a un rematador eficaz una posición franca sin que el portero pueda reaccionar.

Sistema defensivo del West Han en 1-4-2-3-1 inicial, que por acoso y dominio del Manchester United, formaron un 1-4-5-1. Con una línea defensiva de 4, dos pivotes defensivos , 3 medias puntas y un punta intercambiaba posiciones con facilidad y asiduidad.

Juego directo  de centrales avanzados, tras acción a balón parado en corto, jugando sobre Arnautovic que posee un gran juego de espaldas, por su gran manejo de su cuerpo entre contrario y balón, para dejar de cara al desmarque de apoyo de Noble que llega de segunda línea, finalizando rápidamente la acción en zona de finalización.

La ocasión más clara de toda y única de toda la primera parte por parte del West Han, balón recogido por Ayew en campo rival y cerca del área, conducción para fijar a su par, desmarque de ruptura por detrás de Blind para la creación de espacio central, llegada de Noble a dicho espacio, que deja de cara, con calidad al liberado en la frontal, Obiang que dispara seco y potente pero centrado, despeja De Gea.

Inicio de juego del West Han, directo desde el portero, buscando las prolongaciones de Arnauovic o Ayew, además de sumar efectivos  cerca de la posible segunda jugada de cara. En la gran mayoría de estas situaciones eran perdedores, por las micro estructuras formadas por el Manchester United, compuestas de elementos con gran corpulencia y dominio de juego aéreo defensivo.

Estructura defensiva poco solida del West Han, con superioridad numérica en zona de finalización rival, es abatida mediante un pase entre línea de Pogba, ocupación de espacios interiores, entre líneas, por un gran Mkhitaryan, que mediante un pase mecánico inter-lineal ante romper la micro-estructura defensiva entre central y lateral Del West Han al no estar compactada, habilitando a Martial para el 3-0.

 

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO