Leyendas del Fútbol

OLEG BLOKHIN: "La Flecha Ucraniana"

Oleg Blokhin ha sido uno de los máximos exponentes del fútbol soviético tras el mítico meta Lev Yashin. Ambos consiguieron un Balón de Oro, demostrando el potencial de un fútbol que por circunstancias políticas mantuvo a sus estrellas alejadas de las grandes ligas europeas. Cohetáneo de Cruyff y Bekenbauer, su enorme calidad y su velocidad llamó la atención de los más grandes clubes aunque su carrera discurrió durante 19 años en el club de su vida, el Dinamo de Kiev. Como técnico dirigió con relativo éxito a su Ucrania, para involucrarse en la política de su país.

  13/06/2016

Oleg Blokhin es, junto con al guardameta ruso, Lev Yashin, el mayor mito del fútbol soviético, ya que firmó un total de 42 goles en 112 partidos disputados con la selección de la vetusta URSS, convirtiéndose por méritos propios en el mejor jugador de la historia del Dinamo de Kiev. Blokhin nació el 3 de noviembre de 1952 en Kiev, por entonces parte de la Unión Soviética, en el seno de una familia que tenía el deporte en la sangre dado que su madre, Yekaterina Adamenko, fue una estrella de atletismo especialista en 80 metros vallas y 100 y 200 metros lisos. Finalmente, Oleg se decantó por el fútbol gracias a la influencia de su padre en lugar del atletismo. Considerado el "Zar" por excelencia del fútbol soviético, recibió el sobrenombre de "La flecha ucraniana" por su gran velocidad y su carrera profesional habría sido la de "sprinter" de no haber sido por que se le cruzó el balón de por medio. La importancia del ruso es tal que ostenta el récord de partidos disputados en la liga soviética con un total de 432 en toda su carrera, marcando, además, 211 goles. Fue el máximo goleador de la Liga Soviética en cinco ocasiones, cuatro de ellas consecutivas. Del mismo modo, el extremo puede presumir de ser el futbolista que más veces vistió la elástica de la vetusta CCCP,  llegando a enfundársela en 112 ocasiones y destacando como su máximo goleador con 41 tantos. Blokhin fue un auténtico genio, aunque tal vez el hecho de jugar al otro lado del telón de acero inmerso en la guerra fría ensombreció su descomunal figura. Contemporáneo de mitos como Johan Cruyff o Franz Beckenbauer, Oleg Blokhin arrasó en la votación del Balón de Oro de 1975 , imponiéndose con claridad al "Kaiser" y al "Flaco", que completaron el podio sin opción a discutir el maravilloso año del mayor talento del fútbol soviético.

El Futbolista

Oleg Blokhin fue un extremo zurdo que habitualmente jugaba a pierna cambiada partiendo desde la banda derecha. Si mirásemos su cuenta goleadora podríamos pensar que se trata de un delantero centro, pero nada más leos de la realidad. Era un jugadpr de banda que dotado de una gran velocidad y de un disparo potentísimo, desbordaba por velocidad en cuanto tenía espacio para llegar al área y servir o marcar. En la definición era letal, con una clarividencia para alojar el esférico en las redes rivales fuera de lo normal. Su capacidad regateadora era antológica, con un cambio de ritmo brutal dada su envergadura. Muchos le comparan sin dudarlo a Cruyff, por su similar forma de juego, por su técnica individual, por la potencia física de la que alardeaba, por la velocidad en sus acciones y por la enorme personalidad que mostraron ambos. Fue un futbolista que rompió todos los moldes del fútbol soviético.

El Dinamo de Kiev

Blokhin comenzó su carrera futbolística en el conjunto de su Ucrania natal, el Dinamo de Kiev, y al igual que el resto de los jugadores soviéticos de aquella época de los 70 permaneció en el mismo club la mayor parte de su carrera. Ingresa en el Dinamo a la temprana edad de 10 años, y allí aprendió la disciplina, la metodología, la formación, la abnegación y el sacrificio impuesto por el deporte ruso. Su entonces entrenador, Viktor Shylovsky, se percató de sus condiciones, de su explosividad y de su velocidad, por lo que con tan sólo 17 años, debuta con el primer equipo del club de su vida. A partir de ese momento comnienza la fulgurante y productiva carrera de nuestro protagonista, haciéndose con la titularidad inmediatamente y consiguiendo cuatro goles en los cuatro partidos que siguieron a su debut, que llegó por una lesión de Jmelnitski. Bolkhin jugó en su primera temporada en la élite,  27 partidos logrando firmar 14 goles, procalmándose máximo goleador del campeonato soviético, en el que sería su primer entorchado y alq que seguirían tres "`pichichis" más en las siguientes tres temporadas: 1973 con 18 goles, 1974 con 20 y 1975 con 18. A sus 23 años, ya había ganado la competición en 1974, y en 1975, su gran año, volvió a alzar el título liguero al que se sumó la Recopa de Europa imponiéndose al Ferencvaros húngaro en la final, una competición que entonces enfrentaba a los campeones de copa de cada país. Tal fue el nivel mostrado por el extremo ucraniano en aquel año 1975 que sería premiado con el Balón de Oro y convirtiéndose así en uno de los grandes símbolos del deporte soviético. Jugando en el Dinamo se coronó campeón en 8 ocasiones y ganando las Recopas europeas de 1975 y 1986 y la Supercopa de Europa de 1975, siendo así el equipo más potente de la ex-URSS y de Europa. Bolkhin se convirtió en la leyenda eterna del Dinamo de Kiev siendo el máximo goleador de su historia con 266 tantos celebrados y con 581 partidos disputando defendiendo la elástica ucraniana. Con Oleg Blokhin liderando al Dinamo y formando dupla con Vladimir Onishenko, otro zurdo exquisito, este club se convirtió en el primer equipo soviético en ganar un título europeo. 

Austria y Chipre 

Blokhin, allá por el año 1987 abandonaba el Dinamo de Kiev para jugar en el modesto club austríaco SK Vorwärts Steyr. Su carrera podría haber sido aún más gloriosa si la antigüa Unión Soviética no hubiese sido la Unión Soviética inmersa en plena guerra fría y si no se hubiese convertido en un símbolo del deporte ruso. En su plenitud como futbolista, en 1977 y con tan solo 21 años, el delantero ucraniano recibió una oferta formal del Real Madrid de la mano de Ramón Mendoza, directivo que a la postre sería uno de los futuros presidentes del club blanco. El régimen franquista de España y la negativa a que ningún deportista saliese del país hasta cumplir los 29 años, evitaron que fructificara el traspaso. Más tarde, ya en 1981, los merengues volvieron a intentar su fichaje, pero la cercanía del Mundial del 82 y la prevista larga concentración de la selección de la URSS, hicieron que las autoridades rusas se negaran a su salida de nuevo. Del mismo modo, el Bayern de Munich también intentó su fichaje, logrando el mismo resultado. Finalmente, en 1987 y con 35 años en su DNI, Blokhin, tras 19 temporadas en el Dínamo, y en la recta final de su vida deportiva, firma por el club austríaco SK Vorwärts Steyr, con el que consiguió diez goles en las dos temporadas en la liga austríaca. Se pondrá fin a su carrera como jugador en Chipre con siete goles en su única temporada con el AEL Limassol.

La Selección de la URSS

Con la URSS estuvo presente en las Olimpiadas de 1972 y 1976 consiguiendo 2 medallas olímpicas, en concreto dos bronces, liderando el ataque del equipo nacional soviético. Quizás el Mundial sea la única espina en la carrera de Blokhin, ya que disputó el de España en 1982 y el de México en 1986, pero en ambos casos, unos arbitrajes cuanto menos controvertidos impidieron a su equipo alcanzar las rondas decisivas de la competición. A su vez, formó parte de la de la URSS que se negó a jugar el encuentro clasificatorio para el Mundial de 1974 en Santiago de Chile a los pocos días del Golpe de Estado Pinochet. No tuvo suerte en sus andaduras internacionales, aunque Blokhim posee en récord de 112 encuentros vistiendo la camiseta de la URSS, firmando un total de 42 goles, hasta que se retiró en 1988. 

El Blokhin entrenador

Una vez retirado de la práctica activa del fútbol, Blokhin se dedicó a aplicar las enseñanzas de su maestro Lobanovsky como entrenador. Sus inicios en los banquillos se desarrollaron en cuatro conjuntos griegos: Olympiakos, PAOK, Ionikos, y AEK tuvieron al genio ucraniano bajo su férrea dirección técnica. El fuerte carácter del ucraniano, tal vez debido a su grado de Comandante de la Fuerza Aérea del Ejército de la URSS, no sirvió para que destacara en el campeonato heleno en las cuatro temporadas que duró la aventura, a pesar de haber alzado una Copa de Grecia con el Olympiakos. Posteriormente, se hizo cargo de la Selección Nacional de Ucrania en el período entre 2033 y 2007, para liderar la primera participación del país en una Copa del Mundo, la de 2006 en Alemania, y en la que tuvo una actuación bastante brillante, siendo eliminada por Italia en cuartos de final. Gracias a su exitoso estreno mundialista, Ucrania ascendió en la última clasificación de la FIFA 30 puestos para colocarse en la posición número 15 del ranking mundial, y su técnico, Oleg Blokhin, fue nombrado "Ciudadano Honorario de Kiev" por decisión del Ayuntamiento de la capital ucraniana en señal de reconocimiento por sus "extraordinarios méritos personales en el desarrollo de los deportes y la consolidación de la imagen de la capital de Ucrania". Tras dejar el cargo de seleccionador en 2007, entrenó al FC Moscu donde salió enemistado con la prensa y pasó a ejercer de director deportivo del Chornorets Odessa, iniciando una campaña para evitar que un extranjero, en este caso, Marcelo Lippi, se conviertiera en seleccionador ucraniano. Volvió como seleccionador para la Eurocopa jugada en su casa, para pasar a dirigir al Dinamo de Kiev. 

El Blokhin político

Su enorme popularidad le dio alas para hacer sus pinitos en la política. Oleg Blokhin fue elegido para el Parlamento ucraniano, la Rada Suprema en 1998 en la formación de la Hromada de centro-izquierda. En 2002, obtuvo un segundo mandato adjunto con el Partido Socialdemócrata proponiendo un programa de izquierda pro-ruso en su contorno y darle su apoyo al presidente Viktor Yanukovich. Así pues, un futbolista que se convirtió en el auténtico icono del fútbol soviético ganando el Balón de Oro, siendo máximo goleador de la Recopa de Europa en 1986 con cinco goles, obteniendo el pichichi del campeonato de la URSS en cinco ocasiones, mejor jugador de Ucrania en nueve veces, fue elegido como el "Jugador de Oro" de los últimos 50 años en Ucrania por la UEFA en 2003 entre otros galardones individuales.