Leyendas del Fútbol

MARIO ALBERTO KEMPES: “No diga Kempes, diga gol”.

Antes de la irrupción como figura del fútbol mundial de Leo Messi, y antes aún de Diego Armando Maradona, el genio argentino que alcanzó las máximas cotas del éxito siendo el futbolista más importante de un país, de una generación, de un club, fue nuestro protagonista de hoy: Mario Alberto Kempes. La historia del fútbol argentino tiene un antes y un después de la aparición de Kempes. Gran parte del primer entorchado mundial que luce en las vitrinas de los albicelestes se debe a los goles de este potente delantero que hizo grande tanto a su Selección Nacional, como a uno de los principales clubes españoles, el Valencia C.F..

  22/10/2015

Mario Alberto Kempes, nacido en Bell Ville en la Córdoba argentina el 15 de julio de 1954, fue apodado "El Matador" por su facilidad para perforar las redes de la portería rival. Su posición en el terreno de juego sería, lo que hoy en día es, un enganche o un punta que parte desde banda izquierda.  Fue el auténtico artifice del triunfo en la Copa del Mundo de 1978 disputado en su argentina natal, siendo además, el máximo artillero del torneo. Ese mismo año sería premiado con el Once de Oro al mejor jugador de Europa. Kempes es considerado como uno de los grandes jugadores argentinos de la historia, y fue elegido por la IFFHS como el 6º mejor jugador argentino del siglo XX. Como futbolista fue un 9 de área que se destacaba por su zurda potente, facilidad para el gol, velocidad, coraje y destreza. Siempre estaba un segundo más adelantado en el tiempo que el resto de los jugadores, su capacidad de reacción era increíble, la cual, acompañada de unas condiciones físicas excelentes, y un disparo envidiable, lo hacían un delantero muy completo. También era poseedor de un cabezazo letal. Su imagen va unida al vendaje que sujetaba su rodilla. Se comentaba que podía deberse a una manía, pero Mario Alberto explicaba que "No. Dos semanas antes del Mundial 78 choqué con un jugador del Gijón. Trabé mal y tenía un dolor terrible. En el club me dijeron que la única solución era la operación y los médicos ya estaban afilando el cuchillo... Entonces fui a ver a un curandero, un viejito. Me hizo unos masajes, me dio esa venda para que aguante el músculo y no me dolió más".

Instituto

"Se llama Mario Kempes y si no hace un gol antes de los 15 minutos, devolvémelo". La célebre frase pertenece a Eduardo Tossolini, presidente del club de Bell Ville, y su destinatario era Atilio Pedraglio, un directivo de Instituto que buscaba al sucesor del goleador Hugo Curioni, transferido a Boca en 1970. Pedraglio tomó nota del jugador y de la cifra que pedía Bell por su pase, unos tres mil dólares de la época, una cifra muy alta para un jugador desconocido. Así, fue convocado para un amistoso de Instituto frente a Argentino Central, que había sido subcampeón en la Primera B cordobesa. "Marito", que por entonces contaba con 17 años, se reunió junto con otros futbolistas que también esperaban ser evaluados. El técnico albirrojo era Armando Rodríguez, quien reunió al grupo y pidió a cada uno que se identificara con nombre y procedencia. "Carlos Aguilera, de Bell Ville", mintió "el Matador" cuando llegó su turno. Mario prefirió mentir para ganarse una oportunidad, sin que Rodríguez se viera mediatizado por las informaciones que de él había recibido. El partido fue seguido apenas por un puñado de espectadores que, sin saberlo, estaban asistiendo al debut de quien seis años más tarde se consagraría campeón y goleador del Mundial '78. Ese tal "Aguilera" fue la figura más destacada para los pocos medios de prensa presentes en la cancha: le cometieron un penal y marcó un gol a los 27 minutos, un poco más tarde de lo prometido por Tossolini. Pese a la "demora", la incorporación de Kempes a Instituto se concretó en una breve negociación aunque se llegó a un acuerdo con su padre para que continuara sus estudios. "Mario jugará en Instituto, pero se quedará a vivir en Bell Ville. Tiene que estudiar y viajará el día de los partidos", fue la condición impuesta por su progenitor. Kempes disputó tres partidos bajo el nombre de Aguilera, destacando para la prensa local, lo que propició el "debut" ya con su nombre real ante Belgrano en la Copa Neder Nicola. Según comentó el protagonista, su pase a Instituto no dejó un dolar en las arcas del Bell Ville, tan sólo "le dieron un juego nuevo de camisetas, arreglaron la iluminación y algunas otras cositas para el estadio"Con su llegada, Instituto volvió a ser campeón de la Liga Cordobesa después de seis años de sequía. Allí, Kempes integró una de las mejores delanteras de la historia del fútbol cordobés junto a José Luis Saldaño, Osvaldo Ardiles, Alberto Beltrán y José Luis Ceballos o Ricardo Cherini. Su debut en Primera División fue en un encuentro ante Newell´Old Boys el 5 de octubre de 1973. Cuatro días más tarde logró su primer gol en la máxima categoría, se lo anotó a River Plate en un partido televisado, lo que permitió a Kempes cobrar trascendencia a nivel nacional. Finalizó la competición en el tercer puesto de la tabla de goleadores, fue llamado a disputar un torneo juvenil en Cannes con Argentina, e hizo 4 goles en tres partidos. Ese mismo año debuta con la absoluta. 

Rosario Central

En 1974 Rosario Central lo compró por 160 mil dolares. Recién llegado, marcó un total de 4 goles en 9 partidos en el torneo local donde fueron subcampeones, y también marcó 3 goles en la Copa Libertadores donde Central fue eliminado en primera ronda. Mario no disputó todos los partidos ya que fue convocado para jugar en el Mundial de fútbol de ese año. Durante el Torneo Nacional de 1974, Kempes marcó un total de 25 goles en 25 partidos y se convirtió en el máximo goleador del campeonato, clasificando a Central para jugar la Copa Libertadores de 1975. Ese mismo año, en el Torneo Metropolitano, se convertiría en el goleador de su equipo con 25 tantos en 28 encuentros. Durante el campeonato marcó 4 veces 4 goles en un mismo partido: ante Banfield en la victoria por 5 a 0, ante Ferro en la victoria por 5 a 1, ante Temperley en la victoria por 5 a 1 y ante Estudiantes en la victoria por 4 a 2. Central alcanzó las semifinales en la Copa Libertadores donde Kempes hizo 5 goles. En la segunda mitad del año Rosario Central disputó el Torneo Nacional finalizando quinto con 13 goles del matador. Al año siguiente volvió a ser goleador del torneo,convirtiendo 21 goles en 22 partidos Su último partido oficial con Rosario Central fue ante Newells. Disputó un total de 123 partidos y convirtió 97 goles en su paso por el "canalla", lo que lo convierte en el mayor goleador de la historia del club. A la postre, Kempes fue el máximo goleador de la primera división del fútbol argentino las temporadas de 1974 y 1976.

Valencia C.F.

Fichado por Pasieguito, que lo descubre por la prensa argentina, "Cuando a un jugador del interior lo destacan tanto en 'El Gráfico' será por algo",  y tras pagar un traspaso de 30 millones de las antigüas pesetas, debuta con el Valencia CF en el trofeo Naranja de 1976, en el que no tuvo un inicio demasiado brillante, ya que falló incluso un penalti, lo que provocó las primeras inquietudes en la siempre exigente afición valencianista. Y aun arreciaron más las críticas tras las dos primeras jornadas de liga, en las que Kempes no conseguía marcar. "¡Qué gol nos ha colao, Pasiego!", recriminó el presidente che al técnico en la noche del debut del supuesto crack. Ese argentino que salió abucheado los dos primeros partidos, se convirtió en apenas unos partidos en el ídolo de Mestalla, en el jugador más importante de la historia del Valencia, en el futbolista que paseó con honor y gloria la camiseta de la "senyera", y porque colocó al Valencia CF en el mapa futbolístico y proyectó al club a nivel internacional. Mario Alberto siempre ha repetido que necesitó un par de meses para adaptarse al cambio de vida.  Pero aquello quedaría como una anécdota con el paso de los años, ya que fue Pichichi de la Liga Española en las temporadas 1976-77 (24 goles) y 1977-78 (28 goles). Respecto a la consecución de estos dos pichichis, Kempes, con humor, comentó que "Sentí orgullo. Me dijeron que iba a tener que cambiar las puertas de casa, porque el trofeo era grandísimo. Era una broma, me dieron los dos juntos y eran dos cositas chiquititas. Un juguete, una vergüenza". Se proclamó con el Valencia campeón de la Copa del Rey de 1979 al vencer en la final al Real Madrid por 2-0 consiguiendo él los dos goles, y un año después logró la Recopa de Europa el 14 de mayo de 1980 ante el Arsenal en la tanda de penaltis, en la que falló el suyo, pero sin que esto empañara su gran actuación a lo largo de toda la competición, ya que fue su máximo goleador con 9 tantos. También lideró al equipo que consiguió la Supercopa europea en esa misma temporada ante el Nottingham Forest, el considerado mejor equipo de Europa en aquellos momentos. 

 

Argentina´78

Entretanto, el potente goleador del club che, fue convocado de cara al Mundial que se iba a disputar en el país que le vió nacer. Durante la primera fase de la competición, ante equipos como Francia, Hungría e Italia, Kempes no consiguió marcar. César Luis Menotti, seleccionador nacional dijo sobre el "Matador" que  "Tiene potencia, buen toque, despliegue y pegada. Es un jugador desequilibrante que puede jugar como delantero por el centro". Menotti, buscando soluciones para recuperar a su delantero más eficaz y que esa misma temporada había sido el máximo goleador de la Liga española por segundo año consecutivo, se olvidó de argumentos futbolísticos y apostó por lo psicológico. Ese jugador importante tenía que aparecer y cuenta el "flaco" que “Le sugerí que se afeitara el bigote a modo de cábala, lo hizo y parece que funcionó. Metió 6 goles, quedó como goleador y fue elegido la figura del torneo”. Le hizo dos goles a Polonia, otros dos a Perú y dos más en la final contra Holanda. "Luque me entregó la pelota. Piqué, entré al área, me salió el arquero y comencé a caer. En el último esfuerzo alcancé a tocarla. Fue gol. Nunca en mi vida escuché un estruendo como ése. El césped temblaba" , recordaba Mario Alberto convirtiéndose en la figura del Mundial. Aquel fue un torneo en el que no participaron ni la futura estrella argentina Diego Armando Maradona, ni la estrella holandesa Johan Cruyff, pero sí lo hicieron consagrados futbolistas internacionales de la época como Johan Neeskens, Teófilo Cubillas, Zico, Dino Zoff y Mario Kempes, además de Michel Platini, Karl-Heinz Rummenigge y Paolo Rossi, entre otros jóvenes valores destacados, siendo Kempes el auténtico protagonista por delante de todos ellos. Según cuenta el que fuera protagonista máximo de la final de 1978,  nunca llegó a "acariciar" el trofeo conseguido: "No, no la toqué, ni esa noche ni nunca. Porque al día siguiente se la llevaron y no la vimos más. Era imposible llegar a la copa, estaban todos desesperados. La única copa que pude tocar fue una de chocolate que me mandaron de una confitería de Bell Ville, una réplica de la del Mundial". Lo único que conserva de ese histórico encuentro, fue la camiseta vestida en la primera mitad, que guarda como el tesoro que és. Así, Mario Alberto Kempes volvió a Valencia como campeón del Mundo. 

River Plate y su regreso a España

Mario Alberto Kempes fichó por River Plate en 1981, por un importe de 300 millones de pesetas (diez veces más de lo que le costó al Valencia), ganando el Campeonato Nacional con Alfredo Di Stéfano de entrenador y marcando un gol en la final ante Ferro Carril Oeste. Sin embargo, en la temporada siguiente, volvió al Valencia al abonar el club argentino menos de la mitad del importe, sólo 130 millones de pesetas que adeudaba al club blanquinegro. Su última temporada como valencianista fue la disputada en 1984/85, jugando su último partido oficial con la camiseta che ante el Real Murcia partido en el que fue titular y donde marcó un gol en el minuto 37. El Valencia CF le homenajeó con un partido en 1993 ante el PSV de Romario donde "el Matador" dijo adiós a lo grande: marcó tres goles y ofreció una lección de ese fútbol mágico que le caracterizó durante su estancia en España. El público agradeció el generoso esfuerzo a sus 38 años y las muestras de exquista calidad que surgieron de sus botas y, puesto en pie, le despidió con una atronadora ovación cuando abandonó el campo mediada la segunda parte.

A partir de entonces, Mario probó suerte en un equipo de futbol sala, el Autocares Luz, aunque la experiencia no fue ni fructífera ni duradera. A los pocos meses acabó recalando en el Hércules C.F. de Alicante, logrando con sus goles que el equipo siguiera en primera durante las dos temporadas siguienes. A partir de ahí, Kempes jugó en diferentes ligas menores y clubes como el First Vienna, el Sankt Polten, el Krems y el Arturo Fernández Vidal de la segunda chilena. En este último se convirtió en figura a pesar de su avanzada edad para el fútbol, marcando cinco goles en 11 partidos en el año 1995. Acabó su carrera en el Pelita Jaya de Indonesia la temporada de 1996/97 marcando 10 goles en 15 partidos,con 41 años. Actualmente, es el embajador de la imagen del Valencia C.F. a lo largo y ancho del mundo.

 

Ficha Técnica

Nombre: Mario Alberto Kempes Chiodi (Belleville, Argentina, 1954) 
Equipos: Instituto, Talleres Córdoba, Rosario Central, Valencia, River Plate, Valencia, Hércules, First Viena, St. Polten. 
Partidos jugados/goles en Liga 1ª División: 185 partidos / 116 goles 

Temporada     Nºpartidos     Nºgoles

1976-1977              34                24

1977-1978              34                28

1978-1979              31                12

1979-1980              32                22

1980-1981              12                 9

1982-1983              27                13

1983-1984              15                 8

 

Partidos jugados/goles

Liga: 185 partidos, 116 goles

Copa: 30 partidos , 17 goles

Copa de la Liga: 4 partidos

Europa: 28 partidos, 13 goles

Total: 247 partidos, 146 goles

Títulos

1 Copa, 1 Recopa, 1 Supercopa de Europa

Clubes

Instituto — Argentina — 1973
Rosario Central — Argentina — 1974 - 1976
Valencia — España — 1976 - 1981
River Plate — Argentina — 1981 - 1982
Valencia — España — 1982 - 1984
Hércules CF — España — 1984 - 1986
Vienna — Austria — 1986 - 1987
Sankt Pölten — Austria — 1987 - 1990
Kremse — Austria — 1990 - 1992
Fernández Vial — Chile — 1995
Pelita Jaya — Indonesia — 1996
Seleccion — Argentina — 1973 - 1982 

Palmarés

Campeonatos nacionales
Liga Cordobesa de Fútbol — Instituto — Argentina — 1972
Copa del Rey — Valencia CF — España — 1978/79
Torneo Nacional — River Plate — Argentina — 1981

Copas internacionales
Copa Mundial de Fútbol — Selección Argentina — Argentina — 1978
Recopa de Europa — Valencia CF — España — 1980
Supercopa de Europa — Valencia CF — España — 1980