Jos Escrich

Editorial de la Edición  98

- José Escrich / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF). Entrenador del Levante U.D. - C.D. Dominicos.

Ya estamos de vacaciones

Todo tiene un principio y un final y desde hace unos días se nos ha terminado el curso 2014/15.
Parece el otro día cuando empezábamos la temporada y poco a poco se nos ha ido consumiendo. No hace mucho estábamos pensando en ver quienes son los finalistas. Estábamos pensando si F.C. Barcelona o Pozo Murcia.
Por el contrario todos dábamos a Inter como seguro finalista, y así ha sido. Era el equipo favorito para llegar a esa gran final y bien es cierto que también su camino, al haber quedado primero de la liga regular, le hacía tener un camino más cómodo que sus rivales.
Como bien es sabido esa finalísima la disputó contra el Pozo Murcia que fue el que pudo colarse por méritos propios y eliminando a todo un F.C. Barcelona que a priori era el favorito para llevarse esa eliminatoria.
El claro derrotado de este curso no es otro que el F.C. Barcelona y el que tendrá que pensar en que se ha equivocado y si tiene que retocar la plantilla y pensar cómo puede volver a la senda de los títulos.
Un equipo hecho para ganar y que este curso se va sin ningún título importante. Después de hacer el gran fichaje de Bateria, que es un jugador distinto y capaz de ganarte un partido en un abrir y cerrar de ojos, y además debilitar a su rival más directo que no es otro que Inter, y que con todo esto no ha podido ni disputar la gran final.
Y para colmo, ese rival en teoría más debilitado ha sido capaz de conseguir el título y reponerse a esa gran baja que sufrió para este curso.
Volviendo a la final, creo que el Pozo ha peleado y ha hecho competir a Inter a su más alto nivel, ya que si no hubieran respondido así, los murcianos habrían sido un más que posible ganador.
Consiguió ganar en Alcalá y empatar la eliminatoria a uno y tener el factor cancha a su favor, ya que después de estos primeros dos partidos, la final llegaba a Murcia y con un Pozo que si hubiese sido capaz de ganar ese primer partido en casa, hubiésemos visto que reacción habría tenido un Inter contra las cuerdas.
El Pozo hizo lo que nadie había conseguido hasta ahora y no es otra cosa que ganar en Alcalá y con un resultado más que contundente.
Un equipo que defendió a la perfección y supo aguantar las embestidas de los locales y a base de paciencia y trabajo consiguieron ese 1-5 final
El primer partido de Murcia era la clave para el desenlace de esta final y los dos salieron a conseguir el punto que lo pondría todo de cara. Al final fue Inter el que se llevó el gato al agua y sumó ese segundo punto vital y casi decisivo. Un duro golpe para los locales y con match ball para los azules.
Los de Alcalá, llenos de moral, consiguieron rematar la faena y en el cuarto partido volvieron a vencer y de esta forma poner punto y final a esta temporada. Un triunfo a mi parecer justo, ya que Inter ha ido de menos a más y ha terminado a un gran nivel.
Otro factor decisivo en esta gran final ha sido el gran nivel mostrado por Ricardinho. Ha sabido entender que el equipo necesitaba de su calidad y ha sido el jugador más determinante de todos. Ha hecho goles, ha dado asistencias, regates espectaculares y un largo etcétera.
Un verdadero lujo el poder ver a un jugador de este nivel en nuestra liga y un verdadero problema cuando te enfrentas a él. Nunca sabes por donde te va a sorprender pero con su magia el espectáculo está garantizado.
No me queda otra que felicitar a Inter, que me ha parecido un justísimo campeón y vamos a ver que plantillas hacen los equipos grandes de nuestra liga porque el espectáculo debe continuar.
FELIZ VERANO!