Jos Escrich.

Editorial de la Edición  82

- José Escrich. / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF). Entrenador del Levante U.D. - C.D. Dominicos.

Se nos escapó...

Ha terminado el europeo y nos vamos con una sensación agridulce. España nos tiene acostumbrados a pelear por el título y con esa ilusión seguimos el torneo. Cuando empieza la final y no están los nuestros la verdad se te hace raro pero es cierto que las demás selecciones van mejorando y cada vez se hace más complicado ganar los partidos. Estábamos encuadrados en un grupo donde debíamos pasar como primeros. Nuestros rivales eran Croacia y la República Checa. Como alguna que otra vez nos cuesta empezar el campeonato con buen pie y el primer rival nos puso en alerta complicándonos el campeonato desde el primer momento. Empatamos un partido donde no pudimos mostrar nuestro nivel y Croacia supo jugarnos y aprovechar su momento. Lo peor de este resultado es la incertidumbre con la que tiene que convivir nuestra selección los días que esperas volver a competir. Entre medio de esa espera los dos rivales de España se enfrentaron y volvieron a empatar entre ellos cosa que nos ponía en una situación inmejorable para pasar primeros ya que con una victoria nos valía para ser primeros.

Esto me imagino que tranquilizaría a los nuestros y jugamos el partido mucho más convencidos de lo que teníamos que hacer y ya sin esos nervios del debut conseguimos una victoria contundente ( 8-1 ) que deja muy a las claras la superioridad española. Fin a la primera fase y pasamos como primeros. En cuartos de final nos cruzamos con Eslovenia. Una selección que ha ido claramente a más y que venía dispuesta a buscar la sorpresa. Nada más lejos de la realidad y España se puso el traje de faena y solventó el partido con un claro 4-0. Este resultado nos mete en semifinales y llegamos con buenas sensaciones y con la portería a cero que da muestras de nuestra solidez y compromiso en la pista. Ya estamos en semifinales y el rival es el peor que nos podía tocar, Rusia. Creo que esto es una final anticipada y que son los dos equipos más fuertes del campeonato. Nos ha tocado cruzarnos aquí y una pena que no haya sido en la final.

El partido fue intenso y para ver quien se lo llevaba se tuvo que llegar hasta la prórroga. La primera parte España fue mucho mejor que su rival pero no tuvimos suerte en el marcador ya que teníamos que habernos ido al descanso con un buen resultado. Rusia apretó la segunda parte y dio muestras del nivel que tiene. España aguantó la embestida pero no fue suficiente el esfuerzo para llevarse el partido. Nos fuimos a la prórroga y creo que España fue mejor. No tuvimos la fortuna del campeón y cuando Rusia estaba pidiendo la hora y jugársela en los penaltis llegó esa ocasión que supieron transformar y por lo tanto apearnos del camino de la final.

Una verdadera pena ya que hicimos méritos para lograr ese billete para la lucha por el oro y que finalmente lo disputarán rusos e italianos. Los italianos que vencieron a Portugal en la otra semifinal pelearán por el oro cuando empezaron con muchas dudas y peor de lo esperado. En su primer partido perdieron con Eslovenia pero aun así consiguieron pasar como primeros de grupo y llegar hasta esa final. Los italianos son siempre un equipo incómodo y muy competitivo y dio muestras de ello alzándose con el título y ganando a Rusia. No sé si los rusos pagaron el esfuerzo del partido contra España o si verdaderamente tienen más potencial que los rusos pero saben competir y cuando llega la hora de la verdad es un equipo con el que hay que contar. Una pena que no fuésemos nosotros los vencedores. Seguro que el próximo torneo europeo volveremos con muchas opciones de ganar. Muchos de los jugadores que han participado en este europeo volverán a defender la camiseta española y con la savia nueva que llegue seremos una selección diseñada para estar en lo más alto.

Al final de este campeonato fuimos terceros ya que derrotamos a Portugal de forma contundente y terminamos de la mejor forma posible que es ganando. Tenemos que agradecer a todos los jugadores, cuerpo técnico y demás integrantes de esta selección las ganas y dedicación que le han puesto y decirles que nos han hecho disfrutar de este nuestro deporte y que seguro que volveremos a ocupar el puesto que nos corresponde.

Ahora a seguir trabajando que sin esfuerzo no habrá recompensa.