Jos Escrich.

Editorial de la Edición  79

- José Escrich. / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF). Entrenador del Levante U.D. - C.D. Dominicos.

Con las sorpresas de todos los años.

Un año más llega la eliminatoria de copa del rey y siempre estamos a la expectativa de saber quién puede caer.

Está claro que todo el mundo sueña con una final entre equipos grandes o incluso que llegue algún equipo revelación y veamos un espectáculo digno de nuestro deporte, pero hasta llegar a eso hay que ir sorteando las dificultades que los equipos se van encontrando y nadie está exento de tropezar donde menos te lo esperas. Está claro que hoy nadie gana jugando a medio gas y que cualquier equipo es capaz de poner en apuros a equipos de mayor categoría.

Hace unos años creo que era más improbable que equipos de dos categorías menos eliminaran a equipos de primera división. Las plantillas eran más poderosas y se contaba con mucho fondo de armario para que aunque se quiera descargar de minutos a los jugadores importantes o se cuente con lesiones en los principales jugadores, estas tenían suficientes recursos para competir y eliminar a estos otros equipos que su principal punto de apoyo es la ilusión por competir contra jugadores y equipos del más alto nivel. La consecuencia de los recortes en la confección de las plantillas ha hecho posible que las diferencias se acorten y que jugar a un solo partido con el añadido de que sea en campo del peor clasificado sea la manifestación de esa igualdad.

En esta eliminatoria hemos podido comprobar esas muestras de igualdad y equipos de segunda B han sido capaces de eliminar a equipos de primera división. Estos casos han sido los de Noia que ha sido capaz de doblegar a Marfil Santa Coloma. Un equipo que marcha en la liga con paso firme y con unos muy buenos números y que no fue capaz de sacar el partido adelante ante un Noia que peleó hasta el último segundo por conseguir ese gran triunfo. Otro equipo que pudo conseguir esa hazaña fue el Ziérbena que supo mantenerse firme todo el partido y cuando peor tenía las cosas sacó el orgullo y fue capaz de llevar el partido hasta los penaltis. Ahí la fortuna les sonrió y se llevaron el ansiado triunfo.

El último equipo que tenemos que destacar fue el Maxon Montcada que consiguió un triunfo aparentemente cómodo visto el resultado (3-1) y que fue capaz de eliminar a todo un Magna Navarra. Un equipo de los que lleva siendo sólido muchas temporadas cumpliendo con creces los objetivos perseguidos y que el otro día en la pista del Maxon no pudo sobreponerse a las bajas importantes que llevaba y fruto de eso el partido tuvo más igualdad de la que podríamos esperar y ahí aprovechó muy bien el equipo local para hacer un gran partido y llevarse el gato al agua. Vemos que son tres los equipos que estando dos categorías menos han sido capaces de eliminar a equipos de primera división y que por tanto las cosas para los equipos de más arriba y que no son de los tres grandes tienen que competir al máximo para poder vencer. No es casualidad que pase tantas veces y que tienen que estar pendientes para las siguientes eliminatorias si no quieren verse algunos en otro lío. También podemos destacar las eliminaciones de equipos de primera a manos de equipos de segunda división. Si los casos de antes ya da muestras de la igualdad que puede haber con una categoría menos incluso aumenta y hace que el partido esté abierto de principio a fin.

Un caso reseñable puede ser la eliminación de Santiago Futsal a manos de un Segovia que no sabía lo que era ganar en casa y que en esta eliminatoria dio muestras de que tiene potencial y que los jugadores jóvenes con los que cuenta son capaces de competir al máximo y para muestra un botón. Otro capaz de hacerlo fue Plásticos Romero que ganó de forma autoritaria a Jaén. Un resultado que no deja la menor duda de lo que se puede conseguir cuando le pones todo el entusiasmo del mundo y el contrario no está metido de lleno en el fregado. Conclusión 4-1 y victoria local para seguir soñando y disfrutando de esta copa. El último el Hércules San Vicente que venció a Galdar. Dos equipos que no habían ganado ningún partido en sus competiciones y que al final el empuje local fue determinante. El Hércules consiguió salir airoso y seguirá disputando otra eliminatoria de copa y esperando que este triunfo le haga remontar sus números en la liga.

También tenemos equipos como brihuega que consiguió llevar a la prórroga a Jumilla y a Hospitalet que consiguió estirar la eliminatoria con Umacon Zaragoza hasta los penaltis y la fortuna no estuvo de su parte para seguir avanzando en la competición. Vamos a ver cómo quedan los siguientes emparejamientos de copa y las intenciones con las que afrontan los equipos las eliminatorias pero a buen seguro que alguna sorpresa más habrá y la gente seguirá disfrutando del espectáculo de nuestro deporte.

¡Suerte a todos en esta nueva ronda y que gane el mejor!