Entrevista a David Palmas Mata, jugador de Ríos Renovables de Navarra

Fútbol Sala

Algo especial tiene que tener un chico de 18 años para que José Venancio le ponga a entrenar con el primer equipo de Lobelle.

Eso fue lo que le sucedió en 2003 a David Palmas Mato (Santiago de Compostela, 08/03/1986), uno de los abanderados de la mejor hornada de jugadores que hasta ahora ha sacado la cuidada cantera del club gallego. Despuntó en los equipos de base y en el filial, superó el examen que supuso la cesión por dos temporadas en Bilbao, y tras curtirse en la División de Plata, volvió a casa para participar activamente en los éxitos cosechados entre 2008 y 2012. Una Copa de España, una Supercopa y varios entorchados autonómicos son el saldo material de una etapa inolvidable en cuanto a emociones.

Cerca de alcanzar los 27, Palmas se aproxima a su madurez como jugador, el momento en que mejor rinden los cierres como él. Quizá eso influyó de algún modo en la compleja decisión que tuvo que tomar el pasado verano: dejar nuevamente su ciudad, en esta ocasión sin billete de vuelta. Otros dos ex de Santiago, Charlie y Rubi, le acompañaron en su aventura en Ríos Renovables de Navarra. Allí está descubriendo otro fútbol sala, alejado de las prioridades defensivas que le inculcaron en Compostela. A las órdenes de Pato, Palmas experimenta un juego más orientado al ataque, un nuevo desafío de los muchos que aún espera encarar.

por Tomás MagañaFútbol Sala
Edición nº 69


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme