Jos Escrich.

Editorial de la Edición  68

- José Escrich. / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF). Entrenador del Levante U.D. - C.D. Dominicos.

De Vuelta a la Normalidad.

A un paso de Navidad hemos retomado la normalidad de cada sábado y ya hemos dejado atrás el mundial en el que teníamos puestas todas nuestras miradas. En la editorial anterior analizábamos el día a día de ese mundial y lo dejábamos con una España clasificada para cuartos y con un partido complicadísimo contra Rusia y con alguna duda respecto al rendimiento que estaba ofreciendo nuestra selección. También sabíamos que los nuestros en los momentos importantes siempre dan la cara y son capaces de vencer a cualquiera y así fue. España fue la que todos esperábamos y venció a Rusia para plantarse en semifinales.

Ahora era Italia la que nos esperaba y ya sabemos que es una selección de las complicadas de verdad y de las que siempre compite al máximo pero también dimos buena cuenta de los italianos y conseguimos llegar a la ansiada final. Brasil, como no podía ser de otra forma, era la que nos esperaba. Tenían un camino mucho más cómodo y llegaron a esa final sin mucho problema. Estábamos ante la final que todo el mundo quería ver y los dos mejores equipos del mundo frente a frente. La primera parte terminó sin goles y todo por decidir. En la segunda Brasil se adelanta por mediación de Neto. Todo se ponía en nuestra contra pero por delante aún muchos minutos por disputar. España tira de casta y empata el partido por mediación de Torras y acto seguido en cuestión de un minuto Aicardo nos pone por delante. Nueve minutos para terminar y toda la ilusión del mundo para sumar una estrella más.

Brasil arriesga con portero jugador y finalmente Falcao a falta de tres minutos empata el partido con un zurdazo impresionante. El partido se va a la prórroga y cuando el partido estaba prácticamente visto para sentencia y los penaltis en el pensamiento de todos Neto en jugada personal hace el gol definitivo y el título se va para los cariocas. Una pena que se nos escapase de esa forma el mundial y habrá que esperar al próximo para poder intentar ser los mejores del mundo. Hay que estar contento con el papel de nuestra selección y hemos llegado a esa final que era el objetivo fundamental de los nuestros. Hemos ido de menos a más y conseguimos eliminar a selecciones muy complicadas a las que en un día poco afortunado te tiran para casa.

También vemos que la mayoría de selecciones van aumentando su nivel y cada vez es más complicado ganar. El nivel es cada vez mayor y hay que dar a nuestra selección la importancia que tiene ya que estar tantos años en la cima de este deporte no es nada fácil. Ahora hay que pensar en el próximo europeo y empezar a trabajar con ese pensamiento. A buen seguro que muchos jugadores van a dejar la selección y habrá que ir trabajando para conseguir un equipo sólido y de garantías para afrontar lo que nos viene por delante.

En lo que respecta a la competición doméstica llevamos ya varias jornadas después del parón del mundial y en lo más alto tenemos al FC Barcelona Alusport. Lo importante ahora será ver como se ha programado ese parón y ver el rendimiento que nos ofrecen en estas pocas jornadas que hay antes de la pequeña parada que tendrán los equipos por las fiestas de Navidad. Lo que está claro es que el Barcelona sigue fuerte y conserva su pegada como bien pudimos ver en Puertollano. La prueba de fuego la tendrá este fin de semana que recibe al Pozo Múrcia.

Por detrás Pozo Múrcia e Inter Movistar se igualan más entre ellos al llevarse Inter el partido jugado entre ambos, cosa que le beneficia al primer clasificado. Vamos a ver la reacción de los murcianos después de la dura derrota en Alcalá y ahora en Barcelona. No podemos olvidar a Triman Navarra y Santiago futsal que están muy cerca de los primeros clasificados y están haciendo una liga excelente. Veremos cuando empiece la segunda vuelta donde se encuentran estos equipos y a qué distancia se encuentran de sus objetivos.