Jos Escrich Arminana Valencia

Editorial de la Edición  58

- José Escrich Arminana Valencia / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF).Entrenador del Levante UD-CD Dominicos.

El Parón

La Eurocopa nos ha dejado sin la máxima competición durante un mes. Mucho tiempo sin poder disfrutar de la mejor liga del mundo. El aficionado que puede disfrutar del espectáculo en directo lleva demasiado tiempo sin poder hacerlo. Llega el fin de semana y la rutina adquirida cada 15 días de reunirse con amigos, familia e incluso uno sólo de acercarse al pabellón y respirar el ambiente de este nuestro deporte no puede llevarse a cabo.

Desde el pasado 14 de enero estamos sin competición y hay que esperar hasta el próximo 18 de febrero. Esperemos que esa falta de rutina no se convierta en falta de ganas de volver al pabellón y que la victoria de España en el europeo sea un revulsivo para retomar la competición con más ganas.

Pienso que las fechas para el europeo no son las idóneas y tener que parar la competición doméstica tanto tiempo es un trastorno. Seguro que hay alguna solución para ello pero como no depende de nosotros no podemos perder mucho tiempo quejándonos.

Lo que está claro es que poniéndose en la piel de los entrenadores entenderíamos el trastorno de programación que esto les causa. La mayoría de equipos ha aprovechado para dar algún día de vacaciones y luego trabajar como si de una pretemporada se tratara. Para hacer más llevadero el parón se buscan partidos amistosos contra rivales de menor categoría o jugar algún amistoso contra los mismos equipos con los que vas a jugar luego, aunque esto a muchos entrenadores no les gusta.

Me imagino que para este tipo de situaciones podría estudiarse el poder jugar algún tipo de evento donde los equipos tuvieran la competición presente. Por ejemplo en un fin de semana con un formato tipo copa del Rey y aprovechar para acercar el fútbol sala a alguna localidad donde no pueden disfrutar de ningún equipo en las máximas categorías. Se podría hacer en dos o tres días para intentar minimizar los gastos.

También se me ocurre el poder jugar una competición algo diferente en cuanto al reglamento se trata. Se podría hacer una competición tipo fútbol sala total donde se puede jugar con las paredes y donde nunca hay saques de banda. Darle un toque de imaginación y de novedad para ser atrayentes. En un mismo día y un único pabellón y disfrutar de los buenos jugadores que tenemos.

Otra posibilidad es agrupar a los equipos por zonas geográficas y jugar un clasificatorio para así ir avanzando en eliminatorias hasta llegar a una final que podría jugarse en campo neutral.

Hay un sinfín de posibilidades que podrían llevarse a cabo y no dejar a los equipos con tanto tiempo sin competir. Que llegue el fin de semana y podamos acudir al pabellón o encender la televisión para disfrutar de este tan bello deporte.

Por otra parte también me parece muy triste que un europeo de un deporte donde somos una potencia y es de los más practicados no sea televisado en su totalidad y no tenga una cobertura mucho más amplia. Nos tenemos que conformar con ver los partidos de nuestra selección y poco más. Algo no estamos haciendo bien cuando otros deportes sí que gozan de ese seguimiento que quisiéramos para nosotros.

Por lo menos vamos a intentar ser los mejores en la pista y que nuestra selección sea capaz de alcanzar la cima.