Entrenamiento de la “Acción Táctica” en el fútbol sala.

Fútbol Sala

El Fútbol Sala se caracteriza por la imprevisibilidad de las relaciones de la cooperación y la oposición entre los jugadores, en un contexto determinado (por ejemplo, el juego oficial de una liga en particular) para alcanzar un objetivo específico (por ejemplo, marcar un gol). Esta relación entre los jugadores y los equipos permite la aparición de constantes cambios en las condiciones de juego. Esto significa que los comportamientos colectivos e individuales no pueden ser pre-programados a priori pero resultan de la constante exploración de posibilidades de acción por los jugadores y por el equipo (Araújo, Davids, y Hristovski, 2006). En esta perspectiva son conductas esenciales para el diálogo con el fin de desarrollar la dinámica entre los jugadores de un mismo equipo, bajo el marco de la oposición del adversario. Por lo tanto, se trata de un equilibrio fundamental entre el cumplimiento de los principios del juego (Ofensivos y defensivos) que rigen el comportamiento colectivo del equipo, y la capacidad individual para explorar las posibilidades de acción (Garganta, 2009).

por Bruno TravassosFútbol Sala
Edición nº 48


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme