Jos Carlos Martn Rodriguez (Chipi)

Editorial de la Edición  38

- José Carlos Martín Rodriguez (Chipi) / Entrenador del Troula F.S., Primera Nacional B

La Final de la Liga: La crisis económica o las reglas de juego

Ha sido una final preciosa, no hay duda: intensidad, emoción, igualdad y espectáculo.

¿¡ ESPECTACULO ¡? ¿Dónde estaba el espectáculo?

Vayamos por partes: La crisis económica nos ha hecho mirar hacia la base. Han aparecido jugadores que no hubiesen tenido oportunidades, los cromos están cambiando.

La crisis de las reglas ha empobrecido el juego, ha aparecido la especulación, la misma que acabo con la construcción: ¡SI!, la que provoco la crisis económica. Esta claro, el círculo se ha cerrado.

La final fue igualada, MRA se presento en su mejor momento de la temporada, planto cara: sufrió, lucho, compitió y defendió, vaya si defendió. Presento un repliegue intensivo cerca de su portería, cedió todo el protagonismo del balón a su rival creyendo firmemente en que cada salida hacia la portería de su rival seria suficiente si estaba acertado: Y vaya si lo hizo, le valió para llegar al final igualado de los dos primeros partidos y para llevarse el tercero, pero el argumento y el físico no dio para el cuarto.

Imanol lo ha vuelto a conseguir: el grupo por encima de las individualidades, cohesión, entrega, lucha y sacrificio.

EL POZO a lo suyo: Asumió el papel de favorito, le tocaba. Manejo el balón con paciencia y criterio ( KIKE y ALVARO) , buscando eficacia en la finalización, queriendo tirar de pegada en cuanto aparecieran las ocasiones pero se encontró con un gran JUANITO y en los momentos en que no funcionaba el argumento o se equivocaba tiraba de JUANJO. La verdad es que fue una final de los porteros, los dos mostraron un gran nivel.

Pero: ¿si los protagonistas eran los adecuados y si esto era fútbol sala donde estaba el espectáculo? Estaba en la grada, ambos pabellones llenos. En los comentaristas, como lo disfrutaron.
Pero el juego se ha empobrecido. No se corren riesgos. Jugamos a no fallar sabiendo que a falta de cuatro o cinco minutos con un gol abajo el portero-jugador nos dará la excusa o la ocasión de haber cambiado el signo del marcador.

El juego ha cambiado, las reglas han cambiado y mi reflexión es:
Se ha acercado MRA a POZO por los nuevos jugadores que han aparecido o han sido las reglas las que los han igualado.
Permiten las nuevas reglas oportunidades a jugadores que en un juego mas complejo no las hubiesen tenido o es la crisis la que hace que recordemos la cantera.
La selección española dominaba a nivel internacional por como era nuestro juego.

Y por que le seguimos llamando fútbol sala, para mí ya no es el mismo juego.

Aunque ha sido una gran final yo sigo prefiriendo la del POZO-POLARIS de hace unos años, ese era mi juego: EL FUTBOL SALA.