Jos Escrich

Editorial de la Edición  103

- José Escrich / Entrenador Nacional de Fútbol Sala Nivel 3 (RFEF). Entrenador del Levante U.D. - C.D. Dominicos.

CON EL GOL HEMOS TOPADO!

Tenemos un deporte dinámico y divertido y es de los más vistosos que podemos ver. Cada vez que llevo a algún conocido a ver un partido de futsal suele casi siempre repetir. Eso es señal de que nuestro deporte gusta.

Tenemos una liga considerada la mejor del mundo y una selección que pelea siempre por todo y con un palmarés envidiable. Los jugadores están bien formados y hay mucho jugador nacional en las primeras divisiones de nuestro deporte.

Tal y como está la economía del país hace que el producto nacional se revalorice y sea más escaso el número de jugadores extranjeros que militan en nuestras competiciones.

Todo eso es perfecto y lo que debemos hacer es tratar de seguir sumando jugadores de casa a los proyectos que hay en marcha y cuantos más mejor.

Con este objetivo pasa a tener un papel fundamental la gente en formación, es decir, la base. A partir de ahí debemos ser capaces de estructurar bien toda la escuela trabajando lo que creemos importante en cada etapa.

A partir de ahí cada club trabajará según sus ideas y propondrá el método que crea conveniente.

He comentado todo esto porque hay una situación en muchos partidos de base que últimamente me preocupa y no es otra cosa que las goleadas que se dan muchas veces en partidos de base.

Me parece una aberración, por no decir otra cosa, que en partidos de chavales hayan esas diferencias y nosotros los entrenadores no pongamos remedio.

No es el primer partido que veo que tras marcar el gol van rápido a por el balón y buscan el tratar de reanudar el juego para intentar marcar más.

No creo que seamos mejores entrenadores por ganar un partido 20-1. Creo que le estamos haciendo daño al deporte y sobre todo a esos chavales que con una gran ilusión afrontaban el partido y que hemos conseguido que odien el futsal.

Como club deberíamos tener pensado que hacer en este tipo de partidos y que sea una norma para todos los entrenadores que tengamos, Que sepan cómo actuar ante este tipo de situaciones.

No creo que sea bueno este tipo de resultados ni para el equipo que los encaja ni para el que los mete. Que lectura sacaríamos nosotros como entrenador de ese equipo que mete veinte goles?

Lo sensato sería que al estar preestablecido desde el club que el entrenador al llegar a un número alto de goles aplicara las normas que habríamos establecido. Podemos pensar en varias en varias a bote pronto como por ejemplo bajar la línea defensiva, jugar a dos toques, que tengan todos los jugadores que tocarla antes de chutar, que sea al primer toque…

En fin, un montón de posibilidades que podrían hacer que el equipo que golea no haga esa diferencia de goles tan grande y que pueda valerle de algo el partido, y sobre todo que el equipo inferior se vaya pensando que ante un equipo superior han conseguido no encajar muchos goles y que vuelvan el lunes al entrenamiento con ganas de seguir mejorando y con ilusión de que llegue el próximo sábado para volver a jugar.
Espero que muchos entrenadores de base piensen en cómo deberían actuar ante una situación así y que si no somos capaces de cambiarlo puede que a la próxima nos toque sufrirlo.
Seamos sensatos y hagámoslo por el bien de los chavales y por el bien de nuestro deporte.