Dos diferentes tipos de centrocampistas

La Táctica del Fútbol

Una de las tendencias que caracterizan las últimas temporadas, a nivel europeo, fue el regreso de la figura del creador de juego detrás de los delanteros. Y uno de los sistemas que se usan para el regreso de este jugador es el 1-4-3-1-2.

Creador de juego, enganche, mediapunta ... como se llame, este jugador, que en el fútbol se caracteriza por llevar en la camiseta el número 10, es el jugador que generalmente da el último pase, el que aporta imaginación, la capacidad de proporcionar asistencias para el compañero y que tiene la capacidad para ser decisivo en la tres cuartas del campo adversario. Juan Riquelme y Zinedine Zidane, por citar dos de los más eficaces en este papel, fueron los prototipos de este tipo de jugador. Sin embargo, recientemente, algunos equipos han utilizado un tipo diferente de No. 10 detrás de los delanteros. Un jugador diferente, más físico, más inclinado a dar ese último pase ... equipos como el Nacional de Estados Unidos con Michael Bradley o Juventus con Roberto Pereyra, de hecho, han utilizado un jugador más físico que técnico. Esto es por dos razones: primero, porque este jugador ofrece más ayuda al centro del campo bajo presión y en fase defensiva; y, a además porque con este tipo de jugador se ataca el área de forma diferente. Veamos cómo utilizar estos dos centrocampistas diferentes en el sistema 1-4-3-1-2.

por Michele TossaniLa Táctica del Fútbol
Edición nº 92


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme