Hector Garca Salido

Editorial de la Edición  67

- Hector García Salido / Redactor del Diário Qué!

Se acabó el ‘pupas’…por fin.

“Minuto 90 de partido. El rival del Atlético (cualquiera) marca el gol del triunfo. La leyenda del ‘pupas’ se acrecenta”… “Ha sido un buen partido, pero la mala suerte nos persigue”. Hasta hace poco esto era el Atlético de Madrid. Un equipo acostumbrado (y muchas veces acomodado) a vivir en la desgracia y bajo su leyenda del ‘pupas’. Eso justificaba cualquier tropieza, cualquier derrota. Hasta un descenso a Segunda y un ascenso frustrado a Primera en la última jornada.

La afición rojiblanca también se acostumbró a justificar todos sus males en base a estos principios. El objetivo era ganar, pero si se sufría mejor. Incluso si se perdía con una injusticia arbitral o un error del portero también valía. Todo esto también llegó a su reciente himno. Simeone, uno de los grandes héroes del doblete, ha conseguido acabar con todo esto. También, por supuesto, los goles de Falcao han ayudado.

Pero no debemos olvidar que el delantero colombiano estuvo con Manzano. Simeone ha activado y agitado todo. Desde la oficinas (ya no se escucha tanto a los mandatarios y sí a los jugadores) hasta a la afición. Ya no se acude al Calderón esperando un final dramático. Al revés, la afición ahora espera un gol en el último minuto de su equipo. El Atlético ha enterrado toda su negra leyenda de la mano de Simeone. La receta ha sido orden y trabajo. El esfuerzo no se negocia. Así reconstruyó un equipo. Ese fue el primer paso. Luego formó un conjunto y finalmente ha logrado que varios jugadores alcancen su mejor nivel: Juanfran, Falcao, Mario Suárez, Miranda…

La duda está en saber cuánto aguantará el Atlético de Madrid. Si será capaz de meterse en la pelea entre Barcelona y Real Madrid. Desde aquí (y me lanzó), mi impresión es que este Atlético tiene pinta de que durará. Y más si tiene un delantero como Falcao, que lanza hasta las faltas por la escuadra.

Al margen del Atlético, noviembre es el mes de la recta final del Balón de Oro. No voy a volver a repetir ni opinión sobre este premio, pero sí hablaré de la fractura que está creando en ciertos vestuarios. Los rumores apuntan a que Iniesta puede ganar el premio que debió llevarse en 2010. ¿Habrá pelea con Messi entonces? El Real Madrid parece que sí la tiene. Iker Casillas votó a Ramos, mientras Cristiano Ronaldo se queda sin un voto más.

El portero del Real Madrid también ha votado a Del Bosque por delante de Mourinho. Más leña al fuego. El Balón de Oro se ha convertido en un ‘bombón’, muchas veces, envenenado. El marketing puede con todo… hasta con los vestuarios.