Tareas para la mejora de la eficacia en la transición de ataque a defensa.

La Táctica del Fútbol

VIDEO En fútbol, como en todos los deportes colectivos y de oposición directa que se juega en un espacio común y con participación simultánea de los jugadores, se producen de forma continuada y alternada dos instantes del juego totalmente diferenciados, aunque a la vez muy interrelacionados, fase ofensiva y defensiva, con sus respectivas transiciones. Los equipos en función de la posesión del balón o no, asumirán funciones ofensivas (en posesión del balón) o funciones defensivas (sin posesión del balón), pero en ambas fases del juego deberán cumplir con sus funciones e intentar obtener la máxima eficacia posible. La transición de ataque a defensa podemos conceptuarla cómo el paso de una fase de juego ofensiva a una fase de juego defensiva; todo ello, desarrollado en el menor espacio de tiempo y con la mayor eficacia posible, con el objetivo de poder posicionarse, organizarse defensivamente y llegar a recuperar el balón. Los equipos, según sus propias características, suelen buscar el mayor aprovechamiento de las mismas para ser superior a los adversarios. Pero, no cabe duda, que todos los equipos deben intentar ser muy equilibrados, dominando ambas fases del juego: defender y atacar con eficacia.

por Miro Alonso, Entrenador Nacional de FútbolLa Táctica del Fútbol
Edición nº 35


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme