Hctor Garca Salido

Editorial de la Edición  35

- Héctor García Salido / Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Curso Deporte y Comunicación. Facultad Ciencias de la Información, Universidad Complutense, Madrid. Redactor de Deportes en el Diario Qué!

Una buena gestión de los recursos no ....

250 millones después, el Madrid está a estas alturas de temporada en el mismo lugar de los últimos seis años: eliminado de la Champions en octavos y fuera de la Copa del Rey. Los fastuosos fichajes de Cristiano Ronaldo, Benzema y Kaka’, y la motivación, que no la “obligación”, como dijo el propio Kaka’, de jugar la final en casa tampoco han servido para que el Madrid eliminara al Lyon. El fracaso puede que tenga varios nombres y apellidos, pero, sobre todo, tiene una clave: la mala administración de los recursos del equipo por parte del entrenador.

Pellegrini, casi nueve meses después de su llegada al Madrid, sigue sin capaz de gestionar una plantilla que fue bautizada por algunos el pasado verano como “la mejor de Europa”. Pero no todo es culpa del chileno. Si miramos los once jugadores que acabaron el partido de vuelta ante el Lyon nos encontramos con más luces que sombras en la planificación deportiva. A pesar de gastar 250 millones en fichajes, ante los galos el Madrid acabó con un once muy parecido al de los últimos fiascos europeos. Casillas, Ramos, Guti, Van der Vaart, Lass, Higuaín y Raúl ya protagonizar algunos capítulos de la maldición blanca en octavos.

Con el dinero gastado el verano pasado, se intentaba todo lo contrario. El objetivo era dar un salto de calidad en una plantilla de medianías, tal y como mascullaba el entorno de Florentino Pérez. Sin embargo, sólo Ronaldo ha conseguido imprimir algo más de calidad al equipo. Kaka’, que llegó como el ‘salvador’ del Madrid, y Benzema siguen sin aparecer.

Del resto, Arbeloa, que venía para suplente, Garay, que no contaba para Pellegrini en el mes de agosto, Granero, que no termina de ser el del Getafe, y Albiol, la revelación de la temporada, tampoco parecen suficientes recursos como para que el Madrid levante la ‘Décima’.

No obstante, y a pesar de no haber confeccionado la plantilla al cien por cien (Benzema, Ronaldo y Kaka’ son fichajes de Florentino), el error de Pellegrini es no haber podido sacar el máximo rendimiento a los recursos con los que cuenta. El duelo ante el Lyon fue un reflejo de la temporada del chileno. Mal en el planteamiento inicial y peor en los cambios, el chileno fue incapaz de encontrar un sustituto de garantías a Xabi Alonso. Sin el ex del Liverpool, que era baja por sanción, el Madrid se quedó sin rumbo ante el Lyon. Lass, que ya estaba el año pasado en la dolorosa derrota por 4-0 en Anfield, demostró que es incapaz de sostener y crear a la vez. Guti tampoco parece destinado para esa función. En el banquillo, Pellegrini, al igual que ante el Alcorcón o en la derrota en el Camp Nou ante el Barcelona, no encontró la solución al partido. Mientras, Puel, el técnico del Lyon dio muestras de todo lo contrario. Sin jugadores de relumbrón y tras una primera parte sin medio del campo, el técnico galo cambió la dinámica del partido con la entrada de Källström y Gonalons al descanso. Esto, como ya sucediera en la ida, ahogó al Madrid y sentenció la eliminatoria.

Al mismo tiempo que el Madrid se despedía de Europa, el Manchester del ‘zorro’ Ferguson le metía cuatro al Milán. ¿Se imaginan que Madrid o Barcelona venden a su gran estrella y no ficha a nadie? Pues bien, eso es lo que le pasó al United este verano y sin embargo ‘Sir’ Alex sigue manteniendo a los ‘diablos rojos’ en lo más alto. ¿El secreto? Una buena gestión de los recursos. Sin Ronaldo y Tévez en el equipo, Ferguson dio los galones a Rooney. El inglés, como era de esperar, ha respondido y este año peleará por el Balón de Oro a base de goles. Asimismo, Fletcher sigue creciendo y Park, el coreano, salvando las distancias, hace de ‘Apache’ en un equipo donde prima, por encima de todo, el orden en el medio del campo. Pero volvamos a la Liga, en donde no sólo Pellegrini está administrando mal los recursos de la plantilla. Guardiola, que el año basó gran parte de su éxito en esta cuestión, está haciendo esta temporada todo lo contrario. Si en la anterior campaña contó con todos para ganar el ‘sextete’, ésta ha optado por jugárselo todo con once jugadores.

Es cierto que las lesiones tampoco han ayudado, pero también es cierto que jugadores como Bojan y Touré han desaparecido del once. Ambos, sin ir más lejos, fueron los grandes protagonistas de la final de la Copa del Rey del año pasado en el triunfo ante el Athletic con un gol cada. En una plantilla que se veía que se iba a quedar cortar desde el mes de agosto, Guardiola optó por reforzarla con Chygrynskiy, pero el ucraniano sigue perdido por Cam Barça . De este modo, Pep corre el mismo riesgo de Pellegrini: acabar ahogado y sin ideas. Y todo a pesar de gastar una millonada en Ibrahimovic y en el propio Chygrynskiy. Y es que, como se ha demostrado en el Madrid en estos últimos seis años, una buena gestión de los recursos no tiene precio.