Jess Suarez Lourido

Editorial de la Edición  26

- Jesús Suarez Lourido / Licenciado en Periodismo y Ciencias de la Información. Master en Comunicación Empresarial. Corresponsal en España de la revista World Soccer Digest (Japón)

Resultado Valida Método.

Es un axioma. Axioma, en epistemología, es una "verdad evidente" que no requiere demostración, pues se justifica a sí misma, y sobre la cual se construye el resto de conocimientos por medio de la deducción.
Si hace dos meses titulé que Guardiola se equivoca, porque decía que tenían que ganar un titulo para que todo sirviese de algo, ahora, que el Barça ha ganado los tres nadie podrá negar que todo tiene sentido. Que todo es válido. Y que no se puede discutir su hegemonía. Un axioma que no que requiere demostración. Es evidente.

Particularmente, sigo creyendo más en lo que yo escribo que en lo que dice Guardiola. Pero no me engaño, no me chupo el dedo. Sé que los tres títulos son incontestables y no solo validan el método, sino que cierran muchas bocas y sobre todo, sobre todo… bueno por esta vez creo que todos saben lo que significan los puntos suspensivos y por eso no hace falta que lo escriba.

Solo quiero escribir dos palabras que definen y encierran el secreto de este juego.

Estilo y valentía. El estilo del Barça los bajitos: Xavi, Iniesta, Messi. Las bandas, un solo medio defensivo. Los centrales que la juegan desde atrás. La posesión del balón como mejor método de defensa y ataque. Y lo que quieran añadir que me he dejado en el tintero a próposito.

Valentía para jugar de esa manera que provoca hasta la admiración de los rivales y que, por enésima vez lo repetiré, jugando bonito y dando espectáculo se gana, casi siempre. ¿Por qué no lo copian?. Si se atreven. Copienlo.

El gran Manchester United, el campeon de la Premier y de la Champions, en Roma, sufrió un calvario, no solo por la derrota –que es más que suficiente- sino por esos quince primeros minutos al comienzo del segundo tiempo. Por el estilo del Barça. Es siempre el como lo que marca la diferencia. No los goles, como piensan muchos.

Los goles son la consecuencia del como juegas y no al revés. Pero esto es otro debate. Sean valientes. Copien a los grandes. No a los mediocres.

Ahora viene otro grandes. Tan grande que parece un King Kong, subido al Empire State con la preciosa mujer entre sus manos. Se llama Real Madrid.

Kaká, Cristiano Ronaldo, parece que también Villa y todos dirigidos por un entrenador sudamericano que –no me negaran- que tiene estilo. Sobre todo ese estilo estético y plástico para este juego que defiendo y reclamo.

Y ojo, no nos engañemos, lo ha conseguido antes en Argentina con River Plate y también en Castellón con Villarreal. No juguemos con la demagogia de que solo es posible con esos jugadores. Kaká el primero y más importante. Sin duda. En esto al menos, coincidiremos.
Por favor, no caigamos en la demagogia de decir que son caros los fichajes, que lo son y que en tiempos de crisis y que con esa cantidad de millones se solucionaba casi el paro de España. Todos sabemos que eso no va ocurrir jamás. Y sino con no pisar el campo, ni comprar una camiseta cuando jueguen –fuera de casa- ni Madrid ni el Barça ya tendríamos el principio de la solución para estos asuntos del precio de los jugadores y de todo lo que mueve y rodea al fútbol profesional.
Pero volvamos al inicio. A esa parte en la que escribo que sigo creyendo en mi mismo que en lo que diga el mismo Guardiola.

El año próximo solo habrá un campeón de Liga, de Copa y de Champions. Y hasta puede que, como este año, los tres títulos los gane el mismo equipo.
Pregunto. Le toca al Madrid. Y si no lo consigue será un fracaso. Otra pregunta. Si el Barça no logra ningún título, habrá fracasado. Y otra más. Ahora mismo, antes de que empiece el balón a rodar, algún equipo le puede hacer tan solo sombra al Barça y al Madrid.
Sevilla, Valencia, Atlético de Madrid son candidatos a algo. Pregunto.

Por cierto, el Betis se ha ido a segunda con 42 puntos. Y por los pies de Oliveira, Sergio García, Memhet Aurelio, Emana, Edu. Por un gol de diferencia –tres remates al palo- con el Valladolid. Por otro con el Getafe y el Sporting de Gijón. Ha sido un fracaso, pregunto.

La próxima temporada se juega el mundial en Sudáfrica. Se acorta el campeonato, mejor dicho se comprime. Casi 70 partidos se jugaran en 42 semanas es de locos.

Esa es la mejor prueba de lo que menos importa es el espectáculo y lo que más la recaudación.