Análisis táctico Final Mundial Femenino 2019

Análisis

La seleccionadora estadounidense Jill Ellis partió con su sistema habitual 1-4- 3-3 tanto en ataque como en defensa. Las laterales Dunn y O’Hara en fase ofensiva se ubicaban sobre los pasillos interiores, intentando generar superioridades numéricas sobre la zona central, las cuales no aprovecharon para dominar en esta fase.

En el inicio de juego, la primera línea de construcción llegaba cómodamente a las inmediaciones del circulo central. Justo ahí, evitaban conectar con sus medios centros, y realizaban cambios de orientación buscando situaciones de 1x1 de Rapinoe o Heath respectivamente con su par, sumando a la situación a Lavelle o Mewis para ganar la posible segunda jugada.

por Carlos LuengoAnálisis
Edición nº 136


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme