Juanjo Vila

Editorial de la Edición  121

- Juanjo Vila / Director de FÚTBOL TÁCTICO Group

Un verano loco

El verano de la temporada 2017-2018 apunta a operaciones históricas en concepto de traspasos y pago de cláusulas millonarias, con jugadores como Mbappé, Verratti, Morata y Neymar, compitiendo entre otros como principales animadores del mercado futbolístico.

Si el 2016 había sido un año de record, el actual pretende batir todos los registros. La posible marcha de Neymar al PSG sería sin duda la venta más cara de la historia del fútbol. Esos 222 millones de euros, el récord lo tiene el Manchester United que pagó el verano pasado a la Juventus 120 por Paul Pogba, establecería una cifra difícil de igualar. Cualquier cifra comparada con el posible traspaso del brasileño suena ya casi como irrisoria, los 80 millones que el Chelsea de Antonio Conte ha pagado por Álvaro Morata quedan muy lejos de las cifras que se empiezan a manejar de una manera desorbitada y hasta parecen ridículas.

De producirse el fichaje de Neymar en favor de los franceses de Unai Emery, se prepara un nuevo efecto rebote. ¿Cuál será el club escogido por los azulgranas para quitarle un jugador que supla al brasileño? Lo que sí es evidente es que de querer cubrir esta baja, será pagado a precio de oro, es decir sobrevalorando otra vez el mercado.

El nuevo club vendedor sabedor de la entrada de dinero en las arcas azulgranas, evidentemente aprovechará la ocasión para sacar una buena y sustanciosa tajada. Al egoísmo de futbolistas y representantes se suma ahora el interés de los padres de los jugadores. Flaco favor ha hecho Neymar y su padre al club azulgrana, desde que se publicó su súper contrato por el encarcelado expresidente Sandro Rosell, el desfile de jugadores ha sido continuo por las oficinas del club para sucesivas renovaciones al alza, incluida lógicamente la de Leo Messi, que viendo lo que el brasileño puede llegar a cobrar no se antoja ya tan desorbitada.

Con todo lo que está pasando me viene a la memoria la frase del mítico Johan Cruyff cuando pedía fichajes a la directiva del FC Barcelona cuando decía que el dinero tiene que estar en el campo y no en el banco. La frase evidentemente está bien, pero, ¿no nos estaremos pasando? Por cierto, que el holandés fue el iniciador de los traspasos súper millonarios en el mundo del fútbol moderno, 100 millones de las antiguas pesetas pagó el Barça al Ajax en 1973, y no deja de ser curioso que cuando era entrenador no pensaba lo mismo en lo referente al pago de fichas millonarias a sus jugadores. Os dejo una pregunta para reflexionar, ¿cuánto valdría entonces ahora el mismo Cruyff, Pelé o Maradona?