Gianvito opina...El fin del Tiquitaca

Reportajes

Este viaje hacia el funeral del tiquitaca podría comenzar por el principio, es decir, por las dos finales de la Copa Mundial de Fútbol que perdiera la Holanda de Cruyff en 1974 y 1978, donde este modo de jugar vio su primera derrota, aún antes de su crecimiento y maduración.

En aquel período, como ahora, se encontraban a menudo titulares de periódicos y revistas que hablaban de la muerte del fútbol total, de la victoria del pragmatismo alemán de Gerd Müller y del talento argentino Mario Kempes en la organización universal de los tulipanes de Rinus Michels.

por Gianvito PiglionicaReportajes
Edición nº 109


Regresar al listado

Para leer este artículo debes suscribirte.

Miles de contenidos exclusivos y además 3 artículos GRATIS cada mes.
Registrarme ahora
Ya soy usuario, 

Quizas también te interese:

Añadir a mis artículos favoritos

Debe ser un usuario registrado y entrar en su cuenta para utilizar ésta opción.

Qué desea hacer?
Entrar en mi cuenta | Registrarme