En breve el contenido estará disponible

No eres usuario? registrate ahora o identificate





- recordar contraseña

FÚTBOL: El Barcelona gana 5-1 al Valencia. El Barça desplegó su mejor juego. Diego Alves evitó la goleada.

20/02/2012
El Fútbol Club Barcelona es consciente de que los diez puntos que le separan del Real Madrid pueden valer una Liga, pero también tiene muy claro que va a ser fiel a su estilo pase lo que pase. Con los blancos en lo más alto de la tabla, los culés saben que la única posibilidad de remontar pasa por practicar el juego que tantas alegrías les ha dado en los últimos años y ante el Valencia, no dudaron en ejecutarlo.
No se notaron en absoluto las bajas de Alves ni de Mascherano ni tampoco la de Xavi, que salió en los últimos minutos. Con Messi, Iniesta, Alexis y Fàbregas a pleno rendimiento, el equipo fue un vendaval.
Y para hacerlo todo aún más épico, el partido empezó de cara para los de Emery, que a la postre volvieron a chocar ante la roca del Camp Nou. Piatti adelantó al equipo visitante, que fiel a su argumento de todo el año, volvió a flaquear en los primeros minutos. Un malentendido entre Valdés y Montoya puso a los valencianistas en ventaja. Le tocaba al Barça remar contra corriente y al Valencia saber si, de una vez por todas, era capaz de gestionar su ventaja.
Y no es que el Barcelona remara contra corriente. Es que Messi puso un motor fuera borda y el equipo se enganchó a su popa para desarbolar a un Valencia que quedó a merced del equipo local. Los valencianistas vivían de los paradones de Diego Alves, que una vez y otra y otra frustraba las acometidas de los barcelonistas.
Pero Alves es bueno. Incluso muy bueno, pero no hace milagros y cuando Rami -que estuvo espantoso- dejó una bola muerta en el área y Messi marcó el empate a los 22 minutos. Unai Emery ya vio claro que el partido empezaba a irse por el sumidero. Lo confirmó Messi antes de la media parte al recoger una pelota que Alves no pudo retener para marcar el 2-1. Pero para resarcirse de su semifallo, el portero che aún salvó tres tantos más antes del descanso y el larguero evitó uno de Fàbregas que hubiera hundido el estadio.
En la reanudación, siguió el acoso culé y la defensa numantina de Alves. En la otra área, Valdés se sumó la fiesta ante Feghouli y tras la entrada de Tello, la resistencia del Valencia se vino definitivamente abajo tras dos goles más de Messi (el cuarto, una obra de arte) y uno de Xavi que salió para participar de la fiesta.
Fuente:www.as.com
Volver a listado de noticias      

Tienda


COPYRIGHT © 2012 FUTBOL-TACTICO.COM  |  TERMINOS DE USO  |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD  |  CONTACTO