En breve el contenido estará disponible

No eres usuario? registrate ahora o identificate





- recordar contraseña
José Escrich Editorial de la Edición  114
Por José Escrich
Entrenador Nacional FS Nivel III R.F.E.F.


Recordando al Chapecoense

De todos es sabido el terrible accidente que sufrió este equipo de fútbol. Una tragedia enorme de las que no olvidaremos fácilmente.
Casi la totalidad de la plantilla ha fallecido y por mala fortuna los tres que se han salvado difícilmente podrán volver a jugar al fútbol.
A nivel emocional ya va a ser complicado que retomen el día a día y a nivel físico va a ser más complicado todavía. Un esfuerzo tremendo el que van a tener que someterse estos tres jugadores.
Todo el mundo del deporte se ha volcado con este equipo y ha dado muestras de que estamos más unidos de lo que parece. Muchas disputas en el día a día con rivales, compañeros, etc pero a la hora de la verdad la gente del deporte muestra ese lado especial y se une y apoya en casos de esta relevancia.
Somos un ejemplo de solidaridad y parece que nos perdemos en disputas innecesarias pero a la hora de la verdad somos una verdadera piña.
Hace unos días estuve viendo una entrevista a Ferrao, pívot del FC Barcelona Lassa y me quedé helado cuando comentaba que él es de esa zona. Al final todos estamos conectados y por muy lejos que parezca que pasan las cosas, siempre tenemos conexiones más cercanas y por eso debemos estar todos a una.
Recuerdo que hace unos años un equipo de segunda B de Zaragoza, sufrió la muerte de algunos de sus jugadores en el traslado hacia su casa después de haber jugado un partido.
Una tragedia la que pasó y de la que los familiares seguro que nunca olvidarán. No recuerdo bien los fallecidos que hubieron pero me pareció algo brutal.
Contaba esto porque ya me pareció algo terrible, pues ahora en el equipo brasileño del que hablamos la cantidad de fallecidos ha sido aún mayor por lo que es algo difícil de asimilar.
Este deporte nuestro, al igual que muchos otros, depende de que para la disputa de los partidos los fines de semana hayan muchos desplazamientos y estamos siempre en el riesgo de que pase algo desagradable.
Muchos equipos viajan de forma arriesgada y deberíamos tener una especial precaución a la hora de desplazarnos.
Desde los mismos clubs deberían tomarse muy en serio este tipo de desplazamientos y dar la mayor seguridad a todos los jugadores y hacer que se desplacen en las mejores condiciones posibles.
No queramos ahorrarnos unos euros y por ello dejemos al equipo en unas condiciones que no son las idóneas. No esperemos a que pase otra desgracia, aunque no sea de tanta magnitud, pero no podemos consentir el perder ninguna vida más.
Se supone que el trasporte aéreo es el más seguro pero cuando algo falla la catástrofe es enorme. Por ellos pongamos sentido común que no queremos perder a ningún deportista más.
Para terminar quería volver a reiterarme en lo orgulloso que me siento al pertenecer a este colectivo del deporte y ver cómo somos una piña a la hora de la verdad.
Es una pena que esto aflore en circunstancias tan desagradables pero sabemos que estamos ahí para apoyarnos cuando nos necesitamos.
A todos los familiares y amigos del Chapecoense: mi más sincero pésame y esperemos que esto no vuelva a suceder



Volver arriba
Portada Nº 114