En breve el contenido estará disponible

No eres usuario? registrate ahora o identificate





- recordar contraseña

Actualidad FIFA y UEFA

Piqué, cuando lo que menos importa es el fútbol.

El jugador del FC Barcelona anunció que dejará la selección tras el Mundial de Rusia 2018. Un adiós en diferido que llega tras el corte de mangas de la camiseta de la selección española.

Redacción: Héctor García/ Piqué se va de la selección española. Lo anunció el domingo después de la victoria (importante) de España ante Albania. Aunque lo hace en diferido, para dos años vista, tras el Mundial de Rusia 2018. Una nueva modalidad de despedirse. Messi lo de Argentina hizo después de un enorme calentón todavía con el amargo sabor de la derrota en la final de la Copa América en la boca. Recapacitó y volvió. Con Piqué no parece que sea así. No es un calentón, sino una decisión meditada. Después del Mundial de 2018 tendrá 31 años. Es decir, el siguiente Mundial, el de Qatar, llegaría con 35. La siguiente Eurocopa con 33. Muchos, o al menos bastante, para intentarlo. Parece que quiere dedicar sus ultimos años al FC Barcelona en plenitud, sin las molestas fechas FIFA que parten la temporada de clubes.

Solo ruido

Aunque meditada, Piqué lo anunció el domingo a consecuencia de lo ocurrido con el corte de mangas de la camiseta de la selección española. Una polémica sin razón, pero con un transfondo que Piqué ha alimentado. El jugador del Barcelona ha sembrado tormentas con ciertas salidas de tono y polémicos mensajes en las redes sociales y en celebraciones y ahora cosecha tempestades. Siempre señalado, siempre observado por cada uno de sus movimientos y actos. Un papel en el que parecía sentirse a gusto. "Yo soy así y no cambiaré", dijo hace un año en rueda de prensa, donde también sentenció que nunca dejaría la selección a pesar de estar siempre en el foco de la polémica.

Ahora ya no se encuentra cómodo en ese papel. Ha rebajado su presencia en Twitter, pasando a un perfil más bajo y centrándose solo en el fútbol. Pero muchos no le perdonan los errores que pudo cometer antes. Por eso mientras España se jugaba la vida en Albania en redes sociales se jugaba el partido de Piqué. Es el otro partido, que se repite una y otra vez cuando está en la selección. Nadie habló de futbol, ni del partido imperial de Piqué, jefe de la zaga de tres que planteó Lopetegui. Cuando Piqué juega lo menos importante es el fútbol. Manda el ruido. Malo para el jugador y para España, una selección que ha dejado buenas sensaciones ante Italia y Albania. Lopetegui y su evolución. Defensa de cuatro o de tres, el dibujo importa, pero no es lo definitivo. Todo pasa por tener el balón y mandar desde la posesión. En ese engranaje es fundamental Piqué, uno de los centrales con la salida de balón desde atrás más limpias. Va ser difícil que España pueda encontrar un sustituto a Piqué. Quedan dos años para que se vaya, pero también para convencerle de que no lo haga.

¿Por qué juega siempre con manga larga?

Por otro lado, y al margen de la polémica, ha salido a la luz la razón de Piqué de jugar siempre con mangas largas. No importa que haga 30 grados y más del 70% de humedad, como ocurrió en el Mundial de Brasil. No deja nunca su camiseta de mangas largas. También con el FC Barcelona. El jugador azulgrana lo hace para evitar un capítulo que vivió cuando apenas era un niño. Una caída le provocó un tremendo raspón en uno de sus codos. A partir de ahí, y a modo de protección, siempre empezó a utilizar la manga larga. ¿Y por qué se la cortó en el partido ante Albania? Como ha publicado hoy el Diario Marca, Piqué pidió al utillero una tijeras para cortarla, ya que no se encontraba cómodo con la manga larga, algo más entallada en los puños y el antebrazo que otras versiones de la marca Adidas. Lo hizo segundos antes de empezar el partido, sin ser consciente de que esa decisión iba a traer cola.

 



COPYRIGHT © 2012 FUTBOL-TACTICO.COM  |  TERMINOS DE USO  |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD  |  CONTACTO