En breve el contenido estará disponible

No eres usuario? registrate ahora o identificate





- recordar contraseña

Actualidad FIFA y UEFA

Marcello Lippi, ¿último intento para China?

El italiano es el nuevo seleccionador de China. Una apuesta cara, con 20 milones de euros de ficha por temporada, lo que le convierte en uno de los entrenadores mejor pagados del mundo. Clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 es casi un milagro.

Marcello Lippi vuelve a la acción. Desde finales de octubre es el nuevo seleccionador de China. Lo hace, por supuesto, con un sueldo estratosférico, 20 millones de euros, cifras cercanas a los mejor pagados del mundo: Carlo Ancelotti, Pep Guardiola y José Mourinho. Su reto es casi tan grande como sueldo: clasificar a China para el Mundial de Rusia. Y es que las esperanzas de conseguirlo están muy limitadas después de perder ante Uzbekistán por 2-0, derrota que le costó al anterior seleccionador, Gao Hongbo, el puesto. China necesitaría sumar un mínimo de 15 puntos para colarse en ese el trío de cabeza de su grupo y, cuando menos, jugar el play-off con el tercer clasificado del grupo B y optar así a la repesca con el cuarto de la CONCACAF

Ya conoce el país

No obstante, parece que salvo milagro en esta fase de clasificación la apuesta por Lippi es más de futuro que de presente. Siempre se ha hablado que en los planes del fútbol chino estaba poder tener una selección competitiva para el Mundial de 2022, el de Qatar. El técnico italiano llega para eso. No será una experiencia nueva para él en el gigante asiático. Después de ganar el Mundial de 2006 con Italia, Lippi aterrizó en el Guangzhou Evergrande, club que en este momento también buscaba convertirse en uno de los grandes. Lo consiguió con el azurro en el banquillo, ganando tres títulos de Liga y el más importante de todos, la Champions League de Asia en 2013.

Solo un futbolista en Europa

A sus 68 años, Lippi intentará impregnar, por encima de todo, de un estilo a la selección. Algo que hasta ahora no había conseguido la Federación, con un desfile de entrenadores sin éxito en los últimos años.  Desde Bora Milutinovic, el entrenador que llevó a China a su jugar su primer Mundial en 2002, ningún otro ha podido consolidarse en un país que busca el éxito inmediato. Eso ha provocado, entro otros problemas, una falta de estructura en todas las líneas del fútbol del país. Año a año la Superliga se completa con futbolistas y entrenadores extranjeros de renombre (André Villas-Boas ha fichado por el Shanghai SIPG sustituyendo a Sven Goran Erickson), pero no funciona el fútbol base del país. De los futbolistas que habitualmente acuden a las convocatorias del equipo nacional, sólo uno milita fuera del país: Yuning Zhang, en el Vittese holandés. Esa también será la tarea de Marcello Lippi, construir un proyecto para que el país pueda sacar grandes jugadores nativos.



COPYRIGHT © 2012 FUTBOL-TACTICO.COM  |  TERMINOS DE USO  |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD  |  CONTACTO